martes, 25 de agosto de 2009

CONTRIBUTION A LA UNIVERSALIDAD DEL RITO FRANCÉS.

DESNUDARLO DE SUS REFERENCIAS JUDEO CRISTIANAS, Y DARLE UN ENFOQUE CIUDADANO

Toda una utopía masónica.

Llama la atención la gran presencia de leyendas judeos-cristianas en los rituales masónicos, y pese a que algunas Obediencias luchan por una laicidad fuerte en el seno de la sociedad y de la propia Obediencia, luego hay como una contradicción ya que no parece estorbar la gran presencia bíblica en nuestras herramientas de trabajo como son los Rituales, que si bien en los grados azules, en el caso del GODF, estos en parte fueron limpiados por el positivismo de autores como Amiable, o Groussier , hasta presentar el aspecto que hoy tienen, aunque ello a veces creo que se ha llevado por delante determinadas cuestiones, que se echan de menos.

Pero ahí están, sin embargo cuando uno echa mano de los Rituales de los Altos Grados, toda su estructura complementaria es bíblica, de ahí se explica en parte la gran posición de la Iglesia, que en parte ha visto en ellos como la columna vertebral de la religión sustituida, término con el cual ha sido calificada la masonería.

clip_image002

Pese a ello, personalmente siempre me ha llamado en todos los casos, logias azules y en los Altos Grados, esa presencia y también ese silencio a la hora de convivir con la contradicción que expongo, cierto es que la historia que se escribe de la masonería es bastante lineal, pues en ella no aparecen los movimientos más heterodoxos y las posibles herejías que impulsaban a Hermano a plantearse cuestiones como esta. Hay pequeños destellos, que nos dicen que habrá que volver a rastrear archivos y bibliotecas en pos de esas posturas que se plantean que debe de haber un cambio, ya vimos, y este blog se hizo eco, que no hace muchos años, unos Hermanos de Blois, se planteaban este mismo, actualizar los Rituales a los valores de hoy.

De aquella atrevida proposición nunca más se ha vuelto a saber, y se sigue pues trabajando como hace 250 años, sin que haya el menos atisbo de plantearse la cuestión de base, en todo caso si se plantea, es para retrotraer a la masonería de la Luces, a la masonería de las Hermandades, para pasar de la masonería del trilema republicano a la masonería medieval del “pater famuli”..

Hoy Christian SC PHILOPOLIS, nos vuelve a plantear de nuevo la cuestión, que expongo no tanto para lanzarnos a limpiar nuestros diversos rituales, pero sí como un reto que nos debiera llevar a la reflexión sobre la esencia y esencialidades de nuestros rituales y resolver en un futuro la contradicción, ya que no sé hasta que punto se puede pedir una Constitución Laica para La Europa Comunitaria, y luego presentarnos con este tipo de herramientas basadas en la biblia.

VG.

Les dejo con la reflexión de Philopolis :

El Rito Francés debería permitirnos trabajar con un contenido más en sintonía con nuestros valores universales y adogmaticos, basados en un corpus de referencias instigado por el principio de la laicidad. Porque nos encontramos con todo el estropicio jude cristiano sobre manera en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado,(aunque ello también está en el RF en los Altos Grados) y por ello nos parece urgente que la Francmasonería se debe liberar de esa tutela bíblica hebraizante, cristiana, protestante, o católica .

El 29 de septiembre de 1721 en su reunión la Gran Logia de Inglaterra, bajo la dirección del Gran Maestre, el Duque de Montagu, aprobó la necesidad de revisar las Antiguas Constitucione, y esa considerable tarea se confió a James Anderson, un Pastor protestante. El libro de “Las obligaciones de un Francmasón” se publicó en prensa en 1723.

En esta primera edición, la organización masónica se desarrolla en base a 2 grados, los Aprendices y los Compañeros, y solo hay un Maestro que dirige la logia. En la segunda edición de 1738 aparece el grado de Maestro y la leyenda de Hiram.

No hay que olvidar que estas Constituciones de Anderson, son la base del desarrollo de nuestra Francmasonería moderna, cuyo objetivo era y es “de poner en relación los unos con los otros, que hasta entonces se ignorarían », con el fin de trabajar en la mejora del hombre y la humanidad.

Pero hacia 1740 aparece la locura de los Altos Grados, llegando a contarse hasta 1.400, lo cual viene muy a propósito de lo que exponía el historiador Henri Marey : “es la feria de las vanidades, de las cintas y collares ricamente bordados, a los títulos pomposos a menudo hasta un tanto ridículos, y eso no impide qu haya un fondo de misticismo en los grados superiores, en los que se encuentran perfectamente los “negociantes del templo” y también como no, los pavos reales felices de hacer todos la rueda, esta mayoría está formada por gentes que han venido a buscar una verdad que les ha rehuido ”.

En su creación en 1773 sobre las ruinas de la Gran Logia de Francia, que no resistió a los conflictos y la repetición de los Altos Grados, el Gran Oriente de Francia, aprendió la lección y sólo reconocerá los 3º grados simbólicos ; pero el objetivo de la obediencia de reunir las distintas corrientes de pensamiento de la masonería, es a partir de 1776, cuando integra los principales sistemas del momento de RER y los Ritos Egipcios.

Para que esta diversidad puede vivir en armonía, los Talleres de Perfeccionamientos, debián funcionar según los principios del GODF, que establecen en 1773: la igualdad de los ritos, y la representación de todos, elección, separación del poder y rotación de las responsabilidades, estos principios estaban orientados a garantizar el respeto de la identidad de cada uno. Para eso el GODF crea una comisión de los grados que dará nacimiento al Gran Capítulo General de Francia, que se concita en 1786. En paralelo el GODF emprende la la realización e un ritual en 7 grados, los rituales de los 3 grados de las logias azules, adoptados en 1786, se publicarán en1801 bajo el título de “Regulateur del Maçon »”.

Recuerdo el artículo 3 del Reglamento General del GODF sobre los Ritos: “El Gran Oriente de Francia incluye en su obediencia las Logias que trabajan en el cualquier de los ritos reconocidos por él, sin que hay un predominio el uno sobre el otro. Sin embargo todas las reuniones reglamentarias se celebrarán en el Rito Francés”.

Desgraciadamente el GODF sólo presentó a las logias sus estrategias para los Altos Grados en febrero de 1789, algunos meses antes de la revolución. Los 4 grados restantes, llamados de Sabiduría del Rito Francés, no tuvieron tiempo de arraigarse, y desaparecieron rápidamente en favor del deísmo que presenta el Rito Escocés Antiguo y Aceptado más reciente (1804) que respondía mejor al apetito del conformismo y distinciones que apareció con el Imperio. Ello trajo consigo que durante 200 años los Hermanos que practican al Rito Francés del GODF hayan tenido que trabajar en su rito en los 3 primeros grados y en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado a partir del 4º grado bajo los auspicios del Gran Colegio de Ritos.

Volver de nuevo a una Francmasonería adogmatica y universal, reunir lo que está disperso, fue el sueño durante el período pre-revolucionario de nuestros antecesores del siglo de las Luces, ; promover los valores de un humanismo laico y republicano, este sueño para tenerlo entre nuestras manos tuvimos que esperar poder hacerlo realidad a la crisis de 1994 -1995 cuando el nuevo Gran Maestro Philippe Guglielmi emprende la tarea de volver a poner en orden la obediencia con la vuelta de la transparencia administrativa y financiera, retornando a un reequilibrio en la influencia de los ritos en el seno de ésta ; suprimiendo el Gran Colegio de Ritos, estructura anticuada y feudal, y promoviendo los valores de un humanismo laico y republicano, este sueño se va consiguiendo en base a ir introduciendo la democracia en el Supremo Consejo.

El 17 de mayo de 1999, el Consejo del Orden bajo la Presidencia del Gran Maestre Philippe Guglielmi toma la Resolución de refundar de los Altos Grados de Rito Francés. Rito Francés heredero de las Constituciones de Anderson, pero sobre todo, de nuestros precursores de las Luces y de su gran proyecto de sociedad, que negaba la posibilidad de llegar a la mediocridad por medio del pensamiento único para inscribirse en la modernidad.

Esta visión del Rito Francés debería permitirnos trabajar en un contenido más de acorde con nuestros valores universales, y adogmaticos basado en un corpus de referencias basadas en el principio de laicidad.

Pero se constata que encontramos todo un fárrago judío cristiano bíblico del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, de por medio , y nos parece urgente que la Francmasonería se libere de la tutela bíblica de hondas raíces hebraizantes, cristianas protestantes o católicas y que las estructuras institucionales del ritual, se abrieran de forma natural hacia todas las fuentes de tradición, todas las formas, y todos los medios del conocimiento para explorar las correlaciones, las contribuciones y las gestiones y acercar de sus secretos.

Nos parece urgente liberar los símbolos de su personalización judaica (Hiram, Salomón, Zorobabel, Templo de Jerusalén…) reduciéndolos de forma estricta a una localización geográfica, hebraico occidental: ésta pudo tener una justificación histórica o política, que hoya parece unas cuestión reductora.

Por otra parte nos parece útil de liberar al ritual del peso de sus ambiciones caballerescas que están incluidas en la tradición perfectamente datada histórica, sociológica y políticamente, y por tanto podemos considera como obviamente como formas anticuadas. Y si fuera necesario habría que proponer modelos, portadores de fuertes valores que sirvan de parangón movilizador, abiertos al futuro, por ello sugeriríamos ascender al caballero en Ciudadano. De hecho el ciudadano se beneficia de dos siglos de promoción en nuestra República laica, legítima de todos los poderes y no niego sino que porta valores tan “nobles” como los de la caballería. Ya que tiene en su haber cuantiosas ocasiones en las que ha demostrado su combatividad, su dedicación en la defensa de la nación, su sentido del honor, el valor y la fidelidad y el del sacrificio revolucionario y a vocación democrática. Constituyendo el pueblo como fuente soberana.

Finalmente nos parece urgente - eliminar el arma blanca (espada, puñal….) del arsenal de nuestra sociedad de pensamiento iniciática, que pretende utilizarlo como apoyo, símbolo y medio de nuestra investigación filosófica y espiritual. La erección de este instrumento en herramienta simbólica de nuestro planteamiento sobre los caminos del conocimiento está incluida por supuesto en el señuelo: él portador de la espada puede presentarse como un símbolo de la Igualdad que data de un tiempo aristocrático en que la nobleza estaba en la cumbre del estamento y por tanto tenía el privilegio de llevar las armas para defender la sociedad. En el siglo XVIII la aristocracia habría concedido este privilegio al frecuentar las logias que rompen la tradición segregacionista, fundamento de la sociedad feudal aristocrática.

Se observa también que la idea “de desarmar” en las logias, pasa a los ojos de algunos de nuestros Hermanos como una manifestación de ingenuidad reprensible de cara a los peligros que amenazan a la sociedad.y es curioso que nunca se hayan creado como tales símbolos la pluma o el lápiz. Sin embargo éstos han sido los instrumentos del pensamiento liberador y de la reflexión que avanza sobre el camino lleno de verdades.

Es más Moisés eliminó el arma blanca, entre tres mil de los suyo porque éstos no practicaban de buena manera la religión verdadera . El control de las armas apenas sirvió en la historia nada más que para garantizar la soberanía de los que los tienen como única justificación se sus poseedores. Ya que el pueblo es siempre sometido por estas armas, y no hay medio de liberarlo mientras se le prohíba que lea y escriba para de este modo mantenerlo en el sometimiento. Es convienen para nuestros usos, la norma, la escuadra y el mazo se revelen como sustitutos diferentes, eficaces en favor de nuestro enfoque de la verdad y el centro de la idea.

Estas ideas desarrolladas por Jean-Marc Richez, en una plancha titulada: ¿Un ritual Liberado? Que surgió cuando redactaban el ritual del Soberano Capítulo “Je doute » del valle de Blois, respetando al mismo tiempo el fundamentales del Rito francés en el G OD F. Pero recortando todos los vínculos que hacían imperativa o insidiosamente el eterno retorno sobre los libros de la biblia (Antiguo y Nuevo Testamento) lo cual basta para evidenciar la riqueza fundamental de un Rito Abierto ya que su estructura está abierta a la totalidad de los hombres.

Aquí están las modificaciones aportadas a los rituales de referencia del Gran Capítulo General:

1 - Se borra el nombre de Hiram: Pero sigue estando presente el concepto del Arquitecto que construye, concibe, y dirige la obra. Es decir es el Maestro por definición. No es ya el constructor únicamente del Templo de Jerusalén o Salomón. Es quizá Dédalo, o constructor anónimo de las pirámides, de los zigurat o de las catedrales. Es libremente que cada Hermano que reanuda y toma la antorcha y construye su templo interior.

2 - Se borra el nombre de Salomón: No sigue siendo el Soberano, es decir, la fuente fundamental de los poderes. El soberano es reducido a una encarnación histórica y bíblica. Se personificará según los tiempo, s en tal tipo de monarca, de rey… u hoy en el “Pueblo” fuente de toda legitimidad que no se somete a nadie, a ninguna autoridad superior y genera la ley humana, social, política…

3 - Zorobabel es eliminado: No sigue siendo el francmasón perseguido. La historia del Siglo XX siglo es suficientemente trágica para el francmasón (Alemania, España, Francia.) para encontrar a alimentar este aspecto del mito.

4 - Joaben, El Maestro Elegido , se convierte en el Obrero que trabaja sobre el edificio de la justicia para superar la venganza.

5 - Alibalq se reduce al Fatal. (Fatal del padre)

6 - Se asciende al caballero expulsado a Ciudadano. La realidad concreta del papel del caballero en la historia de la sociedad occidental no permite justificar su presencia en la mitología masónica como parangón de valores morales ejemplares al mismo tiempo y plano que el pueblo ciudadano que conquistó su libertad y su dignidad y puede trabajar en conciencia para promover él mismo sus propios valores.

7 – El arma blanca (espada o puñal) se guarda al armario de los museos para ser sustituido ventajosamente por la Constitución, la Escuadra o el Mazo.

8 - Circunstancialmente también eliminamos el aspecto macabro de las cabezas cortadas fijadas sobre una pila y manchadas de sangre. Se preserva la propia simbólica exponiendo simplemente las herramientas de los tres malos compañeros asociados a su divisa.

De este modo todo el sistema legendario de altos grados sigue estando intacto. Pero de esta manera es reducida la gran cubierta de plomo bíblica y hebraizante pudiendo revelar toda una infinita riqueza. Así liberado el ritual, amplía su campo de interpretación y permite alimentar en otras las direcciones la investigación sin tener que trabajar sobre una única fuente obligada, enquistando de esta manera la estructura ritual.

Desde su creación hace 6 años, el capítulo “ Je Doute” parece mostrarme exigente en cuanto al respeto del ritual, creando un lugar y un espacio-tiempo riguroso en el seno de cuyos trabajos la reflexión se libera de sus yugos, y se abre a todos los campos de tradición y se examina todo el trabajo en su propia génesis. El fondo legendario está íntegramente presente. Sirve de apoyo y catalizador en busca de los hermanos que basan su desarrollo en la contribución de nuestros ancestros para entrar libremente en un presente abierto sobre el futuro. Como es debido la simbólica se somete al libre examen de cada uno sin obligarse a subrepticias devoluciones institucionales y dogmáticas hacia las libros bíblicos.

Esta postura dentro del citado Capítulo de Blois “Je Doute ”implicó que cada uno de sus miembros prosiguiera como Hermano Elegid,o su planteamiento y cada uno a su paso, y en la dirección que el mismo se hubiera abierto ya que no hay "no hay guía intelectual. Ni Gurú, ni Sacerdote, ni Pastor, ni Rabino., tampoco Ningún Imán. Ninguna autoridad de referencia. Ningún poder el sobre otro. Ningún sometimiento. Ni deber de obediencia y fidelidad. Cada uno encuentra en sí mismo sus propias exigencias sin encontrarse nunca justificado de imponer a quienquiera los rigores fantasmales."

¡Solamente masones , Maestros Soberanos , ciudadanos libres sobre el camino del futuro.

Christian SC PHILOPOLIS

,,