jueves, 6 de agosto de 2009

La “Querella de “Los Antiguos y los Modernos” (II)

 

Publicaba en el post anterior el tema de la "Querella de los Antiguos y los Modernos” , tomando como punto de reflexión un trabajo de  Roger Dachez, que luego ha recogido el blog ARS MEMORIAE,  el cual ha publicado a continuación un trabajo muy interesante sobre los Rituales ingleses tras el Acta de Unión de 1813.

Aportación que debiera ser complementada, y para lo cual le remitiría a los trabajos del Hermano Joaquín Villalta, cuando habla de La universalidad de las Constituciones de la Gran Logia de Londres, siguiendo los pasos de alguien tan poco sospechoso de heterodoxia masónica, como Patrick Negrier.

Vuelvo a traer a colación la dichosa “Querella” , [aunque a mí me gusta más cuando  pasa a Francia,  y se plantea el desarrollo de la masonería como una pasión francesa, parodiando un titulo de un trabajo de Dachez ], y el volver al tema es porque en el texto del Blog Ars Memoriae, parece que el autor del post en parte justificar la Unión de las dos Grandes Logias en 1813, en base a estos términos:

En 1799, la masonería inglesa estuvo a punto de desaparecer bruscamente. Temiendo que los efectos de la Revolución francesa alcanzaran Gran Bretaña, el gobierno intentó establecer una ley que prohibiese "las sociedades sediciosas e ilegales" (empezando por las sociedades secretas). La Francmasonería sólo pudo escapar de esta prohibición poniendo por delante su lealtad (testimoniada por la presencia de grandes del reino a su cabeza, como era el caso de los duques de Sussex en la Gran Logia de los Modernos y el duque de Kent al frente de los Antiguos) y aceptando un proyecto de unificación y de reorganización.”

Es cierto que detrás de todo ello estaba la Revolución de 1688, que trae consigo la culpabilización del movimiento revolucionario a los Jacobinos, y cuya critica masónica viene de la mano de Edmund Burke en su libro Reflecttions on the Revolution in France 1790. Y no debe de ignorarse de que tanto Antiguos como Modernos a partir de 1793 condenan la Revolución Francesa, flotando en el ambiente cierto miedo o amenaza de una posible invasión por parte de los franceses y de las ideas revolucionarias,   como en parte  nos muestra la cita de Ars Memoriae,  lo que hace que pornto desde las bancadas masónicas inglesas  hubiese prisa por desmarcarse de la revolución y llamasen al unísono “modernos y antiguos”  al gobierno inglés  para establecer  una  cierta vigilancia…… Estas  cuestiones parecen por otro lado,  estar sujetos al cierre categorial de  no ser tratadas en logia, aunque  a renglón seguido tal  masonería se explayase   a sus anchas a través de la prensa masónica como  el  Freemasons Magazine.

Además todo el antimasonismo que se estaba dando de forma paralela en base a los escritos de Tissot y Barruel, con la de las amenazantes palabras de los Iluminados de Baviera y de Weishaupt, el cual escribía aquello de: Seréis iguales y libres , y vosotros seréis cosmopolitas y ciudadanos del mundo.., Sabréis apreciar la legalidad, la libertad , y vosotros no temeréis ver quemar Roma, Viena, París , Londres , Constantinopla…”,

Con todo esto, si bien la querella pasa a un segundo término, no por ello dejará el tema del antimasonismo de ser un fuerte reproche entre las Grandes Logias, tanto la inglesa, como la escocesa o la irlandesa.

Prosiguiendo con la vista puesta en ambas facciones “Antiguos y Modernos” , vemos que pese a las prohibiciones, cuando de una Gran Logia o cuando de la otra , de visitarse y de estar al cabo de la calle, se observa que ese forzamiento del pacto denominado de la “Unión” viene reforzado por la crisis económica que sufren los “Modernos” lo cual situará en una posición de fuerza y poder a los “Antiguos”, puesto que la construcción de la Freemasons Hall , estaba constando su buen pico de libras, y estaba desestabilizando a la poderosa Gran Logia.

Pero de por medio se estaba lidiando otra guerra, interna y en la cual se ve implicada la masonería inglesa, a través de la compleja situación político dinástica, ya que en 1812 el Príncipe de Gales deviene en Príncipe regente y dimite de la Gran Maestría de los “Modernos” , lo que supondrá colocar a su vez a un príncipe real como es el Duque de Sussex, aunque los “Antiguos” rogaban a Duque de Kent que aceptará la Gran Maestría. Hasta hubo episodios, llámense bastardos, en ese carrera hacia la Unión o los intentos de desestabilizarla, como fue el caso de Thomas Harper masón “Antiguo” que deja de serlo para pasarse a los “Modernos” y realizar todo un complot, debido en parte a que su negocio de joyas y decoraciones masónicas se vendría abajo con la uniformación de los rituales y otras cuestiones lo cual según su pensamiento conllevaría una pérdida de negocio importante

La Unión de 1813, que fue ratificada por la dos grandes Logias, representas por los duques de Susse y Kent el 25 de noviembre de 1813 en el palacio de Kensington, fijará en unos 25 artículos las reglas de funcionamiento de la nueva Gran Logia que adelante sería la Gran Logia Unida de Inglaterra, lo cual conllevará la aparente victoria y auge de los “Antiguos”; puesto que los Modernos renunciarían a todas las modificaciones que habían tratado de introducir entre los años 1740-1750. Las ceremonias de instalación del Venerable; la partes del ritual como la Apertura y Cierre de los Trabajos, que eran prácticas de los “Antiguos” formaran parte de la nueva norma ritualizada de la GLUI, incluyendo el tan traído y llevado del 4º grado de Arco Real.

Esta situación presenta toda una reorganización que afectará por ejemplo al Tronco de Beneficencia, o a que cuestiones no menos nimias como que el día de San Juan se pudiera dedicar a Saint George, lo cual demuestra la confusión que había entre protocole y simbolismo, aunque todo apuntaba a un objetivo como era el verse integrados en el “stablisment” del poder estatal y eclesial, puesto que a partir del momento de la unificación de los ceremoniales, con el proceso de la Unión, la biblia estará presente como una parte solemne, consolidando de este modo las razones y pretensiones eclesiales anglicanas en la masonería; lo que llevará a la modificación de las Constituciones de Anderson en 1815, adoptando la referencia a Dios y al Gran Arquitecto del Universos (GADU), que nos estaban en las Constituciones de 1723 y 1738.

Por tanto quienes ahora invoquen el GADU como una esencia masónica, lo que estará llamando es a considerarse herederos de la “esencia de los Antiguos” con todo el reaparejo ritual que ello conllevó, pues no solo era la aparición del GADU en los Rituales y las practicas masónicas, sino que ello le daba carta de naturaleza a la religión en el seno de la masonería.

De por medio está claro que también mediaban las grandes Logias de Escocia e Irlanda, que por cierto ese es un papel que muy pocos han explicado, ¿Qué papel jugaron una y otra Gran Logia en esta fuerte querella, y en la solución final?, Tal vez un papel un tanto subyugante, ya que se suponía que podía mediar o planear una amenazante revolución nacionalista que parecía no convenir a algunas de las partes citadas.

Está claro a estas alturas. que las razones no eran tan simples como nos expone nuestro el blog amigo Ars Memoriae “ que En 1799, la masonería inglesa estuviera a punto de desaparecer bruscamente. Temiendo que los efectos de la Revolución francesa alcanzaran Gran Bretaña,, sino que puede considerarse que la famosa Unión de 1813 fue un matrimonio de conveniencia , por la cual la masonería inglesa se convertía en una institución respetable, que respetaba y asumía, tanto a la Corona como a la propia Iglesia , importando poco las divisas masónicas, ya que además ese mismo debate, político eclesial, va a estar presente en la Cámara de los Comunes a propósito del Libro de los Rezos de la Iglesia de Inglaterra.

Tampoco es bueno perder de vista que ambas dos Grandes Logias tenían sistemas distintos de gobierno, los “Antiguos” tenían un sistema más participativo, quedando el poder supremo del Gran Maestre para la vida cotidiana, y el desarrollo general en manos de las asambleas de la Gran Logia, o sea que se puede considerar a esta Gran Logia como más democrática, a diferencia de los “Mordernos” en cuyo seno el poder era contenido dentro del mandato del Gran Maestre , presidido por Moira en el último tirón, de ahí que para la negociación final se solicite que los contendientes pudieran estar en igualdad de condiciones, y por tanto sean el Duque de Kent y el de Sussex, quienes cierren la negociación en presencia de un extraño testigo un Gran Oficial sueco..? Mediaba como digo el proyecto de una paz política para toda Europa, el cambio radical que se daba en la sociedad inglesa con la Reform Bill de 1832 y sus consecuencias, como son los grandes cambios sociales que experimentará Inglaterra con la industrialización , lo que hace evolucionar a las clases sociales, lo cual afecta , como no, a las Grandes Logias, en ese sentido más a los “Antiguos”, ya que estos estaban más emplazados en las zonas industriales, y sus logias estaban nutridas de artesanos y obreros textiles.

En parte todo ello lo recoge bien uno de los “modernosWillian Hogart quien mostraba su parecer y critica como Gran Intendente de Los Modernos, en sus grabados intituladosMarriage a la Mode” . La hija del burgués aporta a la aristocracia degenerada su fortuna a cambio de los títulos de nobleza. Se interpreta que los “Antiguos” habían aportado, en esta Unión de Conveniencia de 1813, a sus artesanos y comerciantes, mientras los otros, los “Modernos” seguían atesorando coleccionando sus títulos de nobleza, Los grabados se exponen y se interpretan en esa clave de  critica a la Unión de 1813

Aquí les dejo con los grabados de Hogart que a buen seguro podrán ilustrarnos más sobre este matrimonio de conveniencia, que fue la Unión, y que veremos  mejor  si atendemos a los números de logias y miembros de unos y otros. que hay en el otro pots , y empezaremos a a ver que de verdad  pesaban muchas más cuestiones .

 

William Hogarth, Marriage A-la Mode: 1. The Marriage Settlement, Oil on canvas © The National Gallery, London William Hogarth, Marriage a la Mode: The Tete a Tete 1745. The National Gallery, London

William Hogarth Marriage A-la Mode 2: The Tete a Tete 1745
William Hogarth , Marriage A-la Mode: 3. The Inspection 1745. Oil on canvas. © The National Gallery, London William Hogarth, Marriage A-la Mode: 4. The Toilette 1745, Oil on canvas © The National Gallery, London

William Hogarth Marriage A-la Mode: 4. The Toilette 1745
William Hogarth, Marriage A-la Mode: 5. The Bagnio 1745, Oil on canvas © The National Gallery, London William Hogarth, Marriage A-la Mode: 6. The Lady's Death, Oil on canvas © The National Gallery, London

William Hogarth Marriage A-la Mode: 6. The Lady's Death 1745

Víctor Guerra. MM.:. del GODF

No hay comentarios: