sábado, 20 de noviembre de 2010

REFLEXIONES ANTE LA LOGIA GUERNICA

El 18 de Noviembre , una persona cercana  a un  amigo Ch. P.  se iniciaba en la Logia Guernica, al Oriente de Burdeos y fundada en  1983 , la cual trabaja en Rito Francés;  y éste amigo  mandaba esta misiva a la logia:

Es una alegría acompañarles Queridos Hermanos desde la distancia por la elección que ha hecho la Respetable Logia Guernica de iniciar una profana a pesar de la oposición activa de algunos indígenas que olvidan que su primer deber es aplicar las decisiones de Convento que se pronunció de manera muy clara sobre el tema, en septiembre de 2010 - el incumplimiento del Reglamento general que era motivo de exclusión.

Es necesario reconocer que la cuestión de la iniciación de las mujeres es tan antigua que la propia Masonería. Las Constituciones de Anderson descartan a la mujer de la Fraternidad bajo el pretexto que no es libre; y, en efecto, en el siglo XVIII la mujer no era libre económicamente. Pero si bien no se destacó suficientemente dicho tema, paralelamente se ponía en marcha una Masonería de Adopción, que se dirá femenina, ciertamente bajo el control de los Hermanos, pero que abre al sexo, como se decía entonces, a los misterios del Arte Real.

No será inútil observar una Logia de Adopción “raíz” como la Anglaise 204, tal y como los trabajos de Margaret Jacob acaban de establecer, y sin volver de nuevo sobre esta Masonería femenina, de esencia aristocrática, después del gran coloquio que Cécile Révauger acaba de dedicar en la Universidad Michel Montaigne de Burdeos III, si tener en cuenta que constituyó un primer paso hacia la emancipación de la mujer. Ciertamente, la primera Gran Logia, y luego el Gran Oriente después de 1772, rechazarán a las mujeres en sus columnas, pero la idea de la iniciación femenina tomaba forma, y la mujer tenía ahora su lugar designado en el cosmopolitismo masónico.

Sin desarrollar la inquietante proximidad que se establece entonces, constato que el nacimiento de una obediencia mixta al final del decimonoveno siglo, y de una obediencia femenina después de la segunda Guerra Mundial, y de varias obediencias mixtas de un tiempo a esta parte permitieron a la Grande Logiaa Simbólico Escocesa y al Gran Oriente, deshacerse con pocos gastos, de la contradicción que les golpeaban ligeramente desde su origen: ¿Cómo conceder los declarados principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, y la permanencia en la exclusión de la mitad del género humano? Me parece que si los masones del Gran Oriente de Francia hubieran sido consecuentes tendrían que considerar que el nacimiento de estas obediencias mixtas y femeninas, representaba una mirada insuficiente de un carácter universal de boca, y sexista de corazón.

No se podría reprochar a los masones de las Luces el haber descartado a las mujeres, después de Condorcet y Georges Sand, después de la Declaración Universal de los derechos de la mujer y la ciudadana de Olympe de Gubias, después de 89, no ya nada era como antes, y el Gran Oriente tuvo de acusar recepción de las nuevas mentalidades y transformaciones económicas que de manera contradictoria ciertamente, pero irreprensiblemente más pronto que tarde, conducirían la mujer a la vía de la emancipación.

Nuevas auroras anunciaban la posibilidad ofrecida a las Logias de elegir su curso: masculino, femenino o mixto, lo cual pasó a ser ahora una posibilidad constitucional. El Gran Oriente no impone nada a nadie, sino cada que cada Logia de la Federación tiene la posibilidad de definir su perfil. ¡Eso es inaudito!

El Gran Oriente está en su cita con la Historia; la Logia Guernica hace hoy la historia, en el estricto cumplimiento de los principios que la inspiran. Cierto es no todos los Hermanos acogen aún la buena noticia ¡Vendrán el arrepentimiento cuando tomado el impulso, se conducirán en el “adyton” del Templo de un Gran Oriente que habrá cesado de claudicar!

¡Buen viento! mis Hermanos y mi Hermana. ¡En el trabajo! ya que en Masonería nadie aspira al descanso.
Ch. P.

Victor Guerra. MM..:. Rito Francés. Logia Rosario de Acuña. GODF