jueves, 23 de septiembre de 2010

LOS ALTOS GRADOS UNA HERRAMIENTA SUPLEMENTARIA EN EL SENO DEL GRAN ORIENTE DE FRANCIA


Una entrevista de René Le Moal a Philippe Guglielmi*


image
Alain Bauer y Philipe Gigilemi

Rene Le Moal: “¿Cuál era el estado y el lugar en la época del Renacimiento de los Capítulos de Rito Francés…?

Philippe Guglielmi: Tengo que declarar un poco así  de golpe, que no tengo ningún mérito con respecto a este asunto.. Mi intervención se remonta a 1997 y no a 1990: antes yo no había ejercido responsabilidades obedienciales. Otros Hermanos antes que yo habían desplegado una gran energía para hacer renacer  los Altos Grados del Rito Francés. Entre ellos, resaltan las fuertes personalidades de dos antiguos Grandes Maestros: Christian Pozzo di Borgo y Paul Gourdot, aunque podría citar otros promotores con relación a es ese “Resurgimiento masónico”.

En 1997  fui elegido Gran Maestro y mis funciones me llevaron a ocuparme de otros problemas más  importantes. La política del Consejo de la Orden que yo presidía era un equipo que estaba decidido a trabajar por la reapropiciación del patrimonio simbólico del Gran Oriente de Francia, a través de la reactivación de las patentes de las cuales es propietario el GODF.

R.le M.: Que acción o puesta en escena supuso esa filosofía..?

P.G: La puesta en escena consistía en tener en cuenta una realidad un tanto chocante: la aspiración filosófica de varios Hermanos del GODF formados en el Rito Francés deseosos de vivir la masonería de los Altos Grados,los cuales lo hacían pero al margen de la Obediencia,  pero sin valor para romper con esta, aunque podrían haberse juntado con otros Hermanos de otras Obediencias, pero no lo hicieron, y fueron honestos con el Gran Oriente de Francia.
Era por tanto necesario estudiar sus demandas, ya que trabajaban en Capítulos “Salvajes”; y por tanto sus talleres, en un primer momento, fueron integrados en el Gran Colegio de Ritos de entonces. Era la forma de proceder más normal y lógica.

No obstante, eran una estructura que evolucionaba fuera de aquella que oficialmente les reconocía. Esta diversidad era en realidad la representación de las múltiples aspiraciones de los Hermanos del Gran Oriente de Francia. Es cierto que algunos eran partidarios de una masonería de Altos Grados más tradicional, y otros querían una masonería con menos demostración simbólica. El debate sobre la laicidad y los valores republicanos entraban de lleno dentro de la reflexión de los talleres de Altos Grados renacientes.

La filosofía que se hacía en el seno del Gran Oriente de Francia era esta: “Nosotros somos una sociedad iniciática por esencia que defiende los valores laicos y republicanos”. Mi discurso de instalación en el Convento de 1997, oficialicé el concepto en sí, y la palabra “adogmática” en contraposición a “dogmática";  lo cual expresaba muy bien el fondo de nuestro compromiso masónico como GODF, que consiste en no dejar lugar a la duda del dogma. .
Yo defendí esta idea ante las logias del GODF, pero no demandé nada de ello ante los Altos Grados.

Se presentaba de esta manera todo el desarrollo de los Altos Grados y no era una cuestión que me desagradará.

R. le M.: Cuál fue su rol y el del Consejo de la Orden.?

P.G.: Mi rol personal es indisociable del que pudiera desempeñar el Consejo de la Orden, ya que nuestro quehacer es colegial. Personalmente, por mi carrera masónica, tengo una experiencia en los Altos Grados del tipo escocés, pero me fue necesario instruirme en el desarrollo de otros ritos de perfeccionamiento, con el RER ha sido fácil mantener una gran cortesía. Con el Rito Francés, fue un poco más difícil ya que estábamos en periodo post conflictivo, tanto en el seno del GODF de aquellos días del Convento de 1995 en que el Supremo Consejo del REAA (GODF) acaba de salir de un conflicto interno.

Pero hay que decir que de una parte y de otra había buena voluntad. El Consejo de la Orden, y yo mismo nos beneficiamos de un fuerte capital de confianza depositado tanto por parte del Gran Colegio de las dos estructuras del Rito Francés. Sin embargo era preciso atenuar ciertos conservadurismos y no fue tan fácil. Por mi parte tal proceso debiera haber ido más rápido pues los mandatos son cortos, y era necesario presentar una situación “aliviada” en el Convento a fin de que la Obediencia pudiera hacer frente a lo que estaba en juego de cara a los años 2000.

Debo asumir el hecho de haber molestado a algunos de mis HH.:. sin quererlo.
El desarrollo fue llevado de forma colectiva de la mano del Consejo de la Orden, solo las imperfecciones me pueden ser atribuidas. La urgencia no permite siempre tener en cuenta a las individualidades que lo merecían.
No obstante al cabo de un año de negociaciones, habíamos logrado cierta mesura a la hora de someter al Convento ciertos convenios que a su vez daban cierta autonomía a los Ritos de Los Altos Grados.

Estos permanecían claramente bajo la autoridad del GODF, siempre propietario de las patentes de los Altos Grados, la autonomía no es independencia. Después de muchas negociaciones, tanto los miembros del Supremo Consejo como los del Gran Capitulo General firmaban su compromiso con el Gran Oriente de Francia. Todos aceptaban que el Gran Maestro en ejercicio figurase en los convenios como el garante del Rito y de los acuerdos pasados entre las partes.


R.le M.: Quince años después. ¿Cómo califica el camino recorrido el progreso realizado?

P. G.: En el plano personal la confianza que había  beneficiaba para hacer un coloquio importante pese a la acrimonia de algunos que aceptaban de mal agrado la política que yo impulsaba en ese momento. En el plano Obediencial los pasados protocolos con algunos Ritos de los Altos Grados habían sido un éxito. Las principales patentes fueron reactivadas no por el autoritarismo del Consejo de la Orden de la época por responder a la demanda de Hermanos del Gran Oriente de Francia, sino por la autoridad del Convento que sería  el que aprobase  finalmente los protocolos.

Los grandes Maestros y los Consejeros de la Orden que nos han precedido, notablemente el equipo de Alain Bauer, han estado ciertamente persuadidos de esta política constantemente aprobada por los Conventos de sacar adelante los relativo a otros ritos, como el Rito Egipciaco (1999) o el Rito de la Marca.

Hoy los Hermanos que van entrando en los talleres de Perfeccionamiento son cada vez más numerosos, particularmente dentro de los talleres del REAA, aunque el Rito Francés ha multiplicado por diez la presencia de sus Capítulos en estos diez últimos años, y por tanto no es fácil regular punto por punto toda esta actividad que debe permanecer como la síntesis en la logias azules.
El crisol de conceptos se da en la logia, y no hay ninguna razón para privar a los Talleres de la Maestría, que aporta la posibilidad de un profundización en  la búsqueda filosófica y personal.

Las cosas han de ser vistas desde de un cierto ángulo de progreso en el cual los Capítulos de Altos Grados devienen  más bien en una  herramienta mas  para el GODF.

R le M.: La situación hoy parece satisfactoria…? Hay un equilibrio armonioso y fraternal entre las otras estructuras de Altos Grados del GODF?

P.G.: La situación hoy es satisfactoria y las condiciones se deben  recordar y respetar. Ellas son el resultado de la buena voluntad. lo cual no es nada desdeñable. Aunque la estructuración ha de concluir y la democracia debe armonizar el ensamble donde los dirigentes,  o los mandatos de larga duración de deban inscribir  dentro de los textos reglamentarios. Esto es el resultado de un gran esfuerzo por aliviar los conflictos entre Ritos, ya que ello es una  situación que debe ser resulta,  uno de estos años… Puedo decir que la cortesía masónica es hoy una buen cosa para el GODF y para sus diferentes estructuras de perfeccionamiento.

Entrevista publicada por la Revista La Chaine d´Unión n 37 Julio del 2006


NOTA: Valga pues esta vieja entrevista  para tener un marco referencial acerca de la situación del Altos Grados en el GODF y su relación con el resto de estructuras rituales de Perfeccionamiento del propio GODF , con los cuales había habido algún que otro encontronazo

Publicado por:
Victor GUERRA. MM.:. del GODF y miembro de las Ordenes de Sabiduría del GODF