viernes, 22 de julio de 2011

NECESIDAD INICIATICA, RESPUESTAS MASONICAS. (II)

Fotos: Sebastián Utreras (www.sebastianutreras.com)
Proseguimos con el Texto de Nehr:
 
Indudablemente, la consecuencia inmediata de esta aproximación compleja y sinuosa era la de proteger, a través del secreto, tanto el resultado como las investigaciones y el recorrido utilizado. En este sistema esotérico, encontramos todos los ingredientes de la iniciación masónica. Es en esta forma que el esoterismo ha podido entrar en la masonería y la masonería entrar en el esoterismo, y así se comprende la ósmosis resultante.
 
La francmasonería porque es misteriosa y posee símbolos se convierte en taller privilegiado para realizar la búsqueda esotérica. En cambio el esoterismo constituye para algunos masones un campo privilegiado de investigaciones, porque suministra un mina de símbolos útiles para estructurar la masonería naciente.
 
La necesidad iniciática daba así su primera respuesta masónica pero le faltaba una doctrina coherente adaptada al universo masónico. La leyenda de Hiram vendría a consolidar su formulación y su éxito. Esta leyenda modificó totalmente el carácter de la masonería, ya que historia del arquitecto asesinado, el Templo de Salomón, todo ello serviría para conformar la materia prima de la doctrina iniciática de la masonería, porque ella arrastraba consecuencias: había que vengar a Hiram, o mejor aún, rendir justicia, luego reemplazarlo y reanudar la construcción del Templo…
 
Por tanto habría que crear nuevos grados, y cada grado trae consigo nuevos “secretos” ello exige una nueva enseñanza y esta última conduce necesariamente a un nuevo grado “iniciático”. De este modo se puede decir que la bomba de los grados capitulares estaba activada, se multiplicaron secretos y la necesidad iniciática se convirtió en materia de satisfacción.
 
Sí quisiéramos sintetizar, afinaríamos que la necesidad iniciática se traduce por el deseo de acceder a lo “desconocido” polimorfo y que la respuesta masónica sería: “Dicho acceso se logra mediante una serie de ceremonias iniciáticas que propician la revelación de ese “desconocido” mediante “iluminaciones”.
 
Mucho más tarde Paul Naudon resumió todo ello en una fórmula clara y concisa: “L objetivo de la iniciación es el de guiar el individuo hacia el Conocimiento gracias a la iluminación interior, proyección y aprehensión de la luz trascendente del centro del Yo Humano”
 
Al principio esta concepción esotérico-iniciática tuvo un éxito fulminante y condujo a la proliferación de los grados capitulares pero rápidamente la efervescencia mermó. El aspecto mercantil del asunto y la derrota de los impostores indudablemente contribuyeron a ello, pero más que todo, la búsqueda del acceso a los “desconocido mediante la vía iniciática se percibió como estéril y por ende incapaz de satisfacer la necesidad que había propiciado su creación. A pesar de la reactivación del interés que despertó la creación de los ritos egipcios, esta tendencia se fue debilitando hasta tal punto de desaparecer.
 
El fracaso total de la concepción esotérico-iniciática se dio durante el Convento de 1964, que adoptó las siguientes conclusiones: “La iniciación masónica no es el acceso a un conjunto definido de conocimientos escondidos referentes a la Naturaleza o a una realidad sobrenatural; tampoco es la disponibilidad de medios de acción sobre la Naturaleza basándose en dicha realidad sobrenatural. En consecuencia toda la asimilación inconsciente o voluntaria con el ocultismo constituye una grave desfiguración de la iniciación masónica”.
 
Cabe anotar que este mismo Convento por una parte “suprime” la iniciación esotérica y por otra afirma lo siguiente: “Considerando que la francmasonería es y continuará siendo una sociedad iniciática de carácter tradicional…” 
 
En la medida en que vamos abandonando lo que hasta hace poco era vigente , esta definición equivale a una redefinición de la iniciación masónica. Ahora veamos en que forma respondió el Convento: incluyendo una nueva forma de iniciación masónica que paradójicamente, fue clasificada de tradicional, aunque se creó durante ese Convento¡ Es pues esta concepción la que nos proponemos abordar, ella constituye una respuesta “introspectiva”
 
Francmasonería introspectiva: Retorno a la necesidad iniciática.
 
El Convento de 1964, propuso una definición totalmente renovada de la iniciación masónica. Posteriormente esta definición se modificó y se precisó en el Convento de 1986 ya que el tema para debatir en ese año era ¿Podemos hoy tratar de redefinir la iniciación masónica, su contenido y su objetivo..? ¿Cuáles serán las respuestas…?
 
Los lineamientos directivos que observamos en los trabajos conventuales, adicionando los acotaciones encontradas en la prolífera literatura publicada sobre este tema desde 1980 se reseume así:
 
· La iniciación se convierte en un proceso de toma de conciencia de si mismo, es un método, y se habla de “recorrido iniciático”. Este método permite acercarse a la plenitud de la vida.
· La iniciación conlleva el cuestionamiento del sentido de la vida y el logro de una verdadera fuerza espiritual y moral. Ella toca el campo de la Espiritualidad e inclusive en cierta forma de lo Sagrado.
· La iniciación masónica atañe lo que no es “comunicable” más allá de nuestro fuero interior. Incomunicable, también es lo imposible de “expresar” es los “inefable”.
· En un método intuitivo, basado en el uso de símbolos, Estos símbolos son como la invitación a abrir una ventana hacia la eternidad.
 A partir de 1980 se hizo perceptible la emergencia de esta corriente en las logias del GODF. Ciertamente, como lo habíamos visto, el terreno estaba preparado, pero lo que resulta importante es constatar que esta corriente corresponde a la expresión de una necesidad concreta y perceptible en el conjunto de la sociedad actual. No vamos pues a analizar las causas de este fenómeno, nos contentaremos con despejar el carácter fundamental de la iniciación masónica.

Definitivamente son dos corrientes divergentes: ¿Qué podemos despejar de todo lo esbozado anteriormente?
 
Despejamos cuatro puntos importantes. Ello concierne al campo en el cual se detecta la necesidad, el método, el resultado y el objetivo
 
· El campo de la investigación toma tres direcciones a saber: El interior profundo del ser humano, la espiritualidad, lo inefable.
· El Método: Es un largo recorrido interior.
· El resultado: es posible aproximarse a él, pero jamás se logra alcanzarlo.
· El objetivo es la búsqueda de los desconocido “lo imposible de conocer”
 
Se impone entonces un acercamiento, una aproximación a la primera teoría de la iniciación masónica antes expuesta. No podemos pasar por alto que lo nos asombra es el hecho de las teorías son a la vez insólitamente parecidas y diferentes. Claro que ello despierta inesperados problemas.
 
Ahora examinemos lo que sucede a nivel de comparación de las características de estos dos tipos de respuesta a la necesidad iniciática

INICIACION ESOTERICA INICIACION INTROSPECTIVA
Campo: divino, cosmos, misterio Campo: Espiritualidad, sagrado, interior del ser.
Método: Iluminación (Ceremonia=Iniciación real) Método: Recorrido largo
Ceremonia: iniciación virtual
Resultado: Adquisición real del conocimiento (algunos iniciados) Resultado: Aproximación a un “algo” impreciso (no iniciados)
Objetivo propuesto: Lo desconocido conocible. Objetivo propuesto: lo inconocible, lo inexplicable.

Se evidencia así cuánto se separan estas dos respuestas y en consecuencia estos dos tipo de necesidades. Antes de pretendía la búsqueda abierta al mundo, dirigida por una actividad desbordante de la inteligencia humana, en la que el resultado era alcanzar al meollo de la esperanza del investigador, en donde la dicha del descubrimiento sería aquella de la iluminación. Ahora hemos encontrado sustitutos fatuos y desencantadores. ¿Qué nos proponen en realidad?
 
Remplazar lo divino por una espiritualidad difusa y confusa. En lugar de mirar las estrellas asomarnos a los insondables avisos de nuestro yo profundo. Partir de la búsqueda del misterio desconocido, pero que juzgamos posible conocer, sustituimos la aberración de lo incógnito-inexplicable que un buen día resultará necesario definir y precisar .
 
Pero por encima de todo, y esto es lo más grave, se nos pide reemplazar la inteligencia por lo vivido, la razón por la emoción en virtud de un silogismo paralógico asombroso: “Yo viví la prueba, por consiguiente yo sé, conozco y estoy iniciado, lo curial equivale a decir “yo viví la prueba, por consiguiente estoy iniciado”.
 
La iniciación es una ceremonia, un objetivo y un método.
La Iniciación masónica, si ella existe, bien parece ser otra cosa.
La iniciación masónica, es ante todo una ceremonia de admisión, de proposición de un objetivo y definición de un método de trabajo.
El objetivo propuesto es aquél que todos los hombres valientes y de buena voluntad, y fue alguien no masón, quien concibió la mejor definición. Jaures en su discurso dirigido a la juventud evocó el coraje en los siguientes términos: “ser iniciado, o ser simplemente francmasón, es comprender su propia vida, definirla, profundizar en ella, e integrarla en armonía con la vida en general.. 

Es mantener los hábitos de trabajo a pesar del inevitable cansancio de la vida. Es ser alguien práctico y filósofo a la vez, es superar sus errores, asumirlos, sin decaer, perseverar y continuar su camino.- Ser iniciado o simplemente ser un fracmasón es amar la vida y ver la muerte cin angustia, es buscar el ideal y comprender lo real; es actuar y entregarse a grandes causas, y todo ello sin saber que recompensa otorgará el universo profundo a nuestro esfuerzo, y sin saber ni siquiera si habrá alguna recompensa”
 
En cuanto al método, afirmamos que es el libre examen, la libre discusión, ya sea en el intercambio y en el compartir fraternal, ya sea en la simbólica que ayuda a estructurar el espacio y el tiempo de nuestros trabajos y nos recuerda que somos francmasones- es decir hombres libres- constructores y que en nuestra construcción solo podrá darse en el seno de la unión.
 
Jean Charles Nehr. LA CADENA DE UNION  (Numero especial)
 
Víctor Guerra.MM.:. Rito Moderno
 
This work is licensed under a Creative Commons license.

No hay comentarios: