viernes, 18 de noviembre de 2011

BREVE HISTORIA DE LOS RITOS MASONICOS (1ª parte)

Evolución conceptual de la Biblia en el Ritual Masónico
Esquema de H.:. Juan José Hauva (Chle)

La masonería especulativa aparece en Gran Bretaña. Las fuentes de los rituales se deben buscar en la transformación de las organizaciones de la construcción dentro del país, y especialmente en Escocia. Pero la constitución de Obediencias en todo el mundo y dentro de ellas los Altos Grados va a conducir a la multiplicación de Ritos alimentado de valores muy diferentes. Por tanto hoy traemos hasta estas paginas uno de sus divulgadores Pierre Mollier, vinculado al GODF, y aunque el artículo ya es un poco viejo ya que data de 1998, no por ello pierde frescura, en la aportación de datos y análisis. El artículo estará compuesto por dos entregas y cerrará la edición por este año un trabajo de otro de los divulgadores más interesantes del Rito Francés:  Hervé Vigier
VG

La historia de los Ritos Masónicos, está naturalmente ligada a la aparición en los primeros decenios a la francmasonería especulativa. Y las fuentes se encuentran solamente en la Gran Bretaña del siglo XVII.

Es Inglaterra entre 1717 y 1751 cuando el viejo patrimonio ritual de la masonería operativa escocesa es reorganizado por al uso por parte de los “especulativos”. Esta reorganización conducirá a la fijación de dos grandes familias ritualísticas masónicas en los grados simbólicos: “Modernos y Antiguos”.

Todos los ritos masónicos practicados en le mundo provienen de uno u otro modo de estas dos familias, cuya apelación también es muy engañosa. La génesis ritual de los grados simbólicos practicados en Francia no se pueden comprender sin utilizar una cierta red analítica. Los meandros de la historia ritual pueden parecer hasta remotos o alejados de las actuales preocupaciones de los masones de hoy en día. Ellos son por tanto, portadores de la llave que permite explicar ciertos aspectos del paisaje masónico.

1º.- La Prehistoria.
Como atestiguan los registros de municipalidades de Edad Media muchas sociedades profesionales de comerciantes y artesanos se reunión en el seno de las cofradías de otras corporaciones responsables de la gestión de los intereses del oficio: formación, contratación, atribución de responsabilidades… Asimismo todas estas organizaciones tenían tratados comunes que aparecen bajo formas distintas según los oficios y las formas geográficas.

Como la mayoría de las organizaciones medievales, hay razones para pensar que ellas estaban ritualizadas. Pero no se dispone de ningún documento sobre los eventuales ritos practicados para la entrada en el seno de las organizaciones, o la validación de una cualificación o el acceso a ciertas funciones. No se sabe rigurosamente nada acerca del ritual practicado por los famosos “canteros de las catedrales”.

El primer documento ritual relevante sobre una sociedad del oficio del cual disponen los historiadores es muy tardío y data de 1666, y es referente a una organización profesional particular: El Compañerismo. En Europa occidental, desde Renacimiento al siglo XIX , estas sociedades del oficio desaparecen, y mediante el hecho de la evolución económica se pueden mantener como organizaciones profesionales, como pueden ser la Canteros de Estrasburgo, o los diferentes Compañerismos franceses.

La masonería especulativa es producto de la trasformación de une de estas organizaciones profesionales de Gran Bretaña en el siglo XVII o de principios del siglo XVIII. Tal y como exponen los historiadores a la luz de los documentos, la francmasonería especulativa es un fenómeno exclusivamente británico. Las primeras logias especulativas aparecen en Francia alrededor de 1725 nacidas en el seno de las comunidades de emigrantes británicos.

Ello por lo tanto no tienen ninguna filiación con las organizaciones profesionales francesas como el Compañerismo, donde la similitudes proceden esencialmente de préstamos  a la masonería y no a la inversa. Las fuentes rituales masónicas deben ser buscadas en las transformaciones de las organizaciones profesionales de los masones operativos británicos, aunque también entre los ingleses, irlandeses, y también, y principalmente entre los escoceses.

En el siglo XVII las logias de masones operativos escoceses tenían  voluntad de recibir a miembros fuera del oficio, y tales recipiendarios eran principalmente notables clientes o bienhechores. Esta práctica de la “Aceptación” no es probablemente específica de los masones escoceses, ya que dicha práctica va conducir a una verdadera trasformación de la institución.

Se trataría en todo caso de una trasformación progresiva. Está es una cuestión sobre la que se interrogan hoy día los historiadores. En efecto, el perfil de estos masones “aceptados” está relativamente descrito. Se trata generalmente de intelectuales humanistas, y de ellos se conoce su fuerte interés por la antigüedad, el hermetismo, las nacientes ciencias experimentales. Sobre esta importante entrada de “aceptados” quedan unos cuantos años para saber de este subyacente proyecto y ello a pesar de las hipótesis, pero es mucho aun lo que se ignora.

Aunque en revancha se puede decir que se dispone de una serie de documentos sobre las practicas rituales de esta masonería escocesa que es la fuente de la masonería especulativa. La ceremonia parece una suerte de “bautismo” por el cual se instruye al recipiendario por medio de signos y de una misteriosa “Mot du Maçon”  lo cual permite al nuevo miembro hacerse reconocer.

Esta trasmisión de la “Mot du Maon” es el corazón de la ceremonia; en 1691 el pastor Robert Kik explicaba:
“La “Mot du Maçon” es en cierta manera son un misterio, no voy a ocultar lo poco que sabemos. Es una especie de tradición rabínica en el sentido de comentario sobre Jakin y Boaz, las dos columnas erigidas en el Templo de Salomón, con una cierta adicción de un cierto signo secreto trasmitido de mano en mano mediante el cual se reconocían familiarmente entre ellos”.

Los documentos hacen alusión a los usos rituales de la masonería escocesa los cuales se multiplican a partir de 1630. Pero no fue hasta 1696, por medio del manuscrito ¡archivos de Edimburgo” el más antiguo y completo ritual masónico. La instrucción , consiste en varias preguntas y respuestas sobre el templo de Salomón y las herramientas de la logia.

A finales del siglo XVIII y principios del siglo XVIII, las logias no operativas van siendo en Escocia cada vez más numerosas, así como en Inglaterra y Irlanda.

2.- Después de 1717
Son cuatro las logias las logias no operativas que se van a unir para fundar en 1717 la Gran Logia de Londres y de Westminster, y colocar de este modo la primera piedra de la francmasonería especulativa contemporánea Y es por medio de esta primera Gran Logia cuando se fija entre 1720 y 1730 un sistema de tres grados. El fondo de estos tres grados se encuentra el viejo patrimonio ritual escocés que hemos evocado, pero enriquecidamente desarrollado.

Se conocen los rituales de esta primera Gran Logia por una obra de 1730 que escandalizó a los Hermanos por su revelación al gran público. Esta divulgación intitulada “Masonry Dissected”. Si hablamos de la “primera” Gran Logia se trata de una masonería inglesa que parece tan monolítica por lo cual se va a erigir una “segunda” Gran Logia en 1751.

Las rivalidades y las querellas y las excomuniones entre las dos grandes logias son toda una historia de la masonería de la masonería inglesa hasta 1813, justo en ese año se fusionan ambas dos grandes logias se la presión de poder político que terminará en la articulación de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Los enfrentamientos entre las dos grandes Logias, y subyacen por debajo de esos enfrentamientos; las cuestiones religiosas, políticas y sociales que se van a concentrar sobre las cuestiones rituales.

La Gran Logia aparecida en 1751 se presenta como la reunión de Masones fieles a los Antiguos Usos de la Orden. Y acusan a la primera Gran Logia de haber aportado innovaciones y cambios en los rituales (después de que los profanos hubieran leído La “Maçonnerie disséquée”.

Después de que la Gran Logia de los Antiguos Masones se constituya se muestra la diferencia del ritual practicado con relación a la primera Gran Logia, la tradición masónica original y auténtica según los “Antiguos” consistirá en:
  • · Atribuir la palabra “B” a la columna del Norte y asignarla a los Aprendices
  • · Situar al Primer Vigilante al Occidente cara al Venerable y al Segundo Vigilante en medio de la columna del Mediodía de cara a la columna de los Aprendices
  • · Asociar el tercero grado a la palabra M. B.


La Gran Logia de los Antiguos Masones, animada por el Hermano Lawrence Dermott, organizador muy capaz e interesante comunicador. El convencerá a los Hermanos de la Primera Gran Logia, a los mismos que habían adoptado los nuevos usos. El sobrenombre de “modernos” es atribuido tras las diversas polémicas y que hemos convenido en llamar la primera Gran Logia por tanto anterior a la Gran Logia de los “Modernos”.

Los historiadores desde hace mucho tiempo han creído el discurso oficial de la nueva Gran Logia. Los “Antiguos” fueron los secesionistas ansiosos por volver a los usos tradicionales. Los “Antiguos” fueron en gran parte componentes de la inmigración irlandesa en Londres, y por cuyo motivo eran considerados como hostiles en las logias inglesas. Por lo cual optaran por reunirse entre ellos. Las diferencias de los rituales no vinieron de las “innovaciones” de la Gran Logia de Londres, sino por el hecho de las prácticas en Irlanda y también al parecer en Escocia. Que van reorganizar el patrimonio ritual de la vieja masonería operativa de manera un poco diferente.

Así que en que el siglo XVI la “Mot du Maçon” el primer grado será a la vez J y B a la pregunta “J”? se respondía “B”. Lo cual nos remite a las formas rituales de los años 1720-1730 y que estallará dividiéndose en dos grados con los “secretos” del viejo grado operativo de Aprendiz Entrado, los ingleses en conjunto dotaran a “J” al primer grado, y “B” al segundo grado, los irlandeses y los escoceses lo harán a la inversa. El ritual de los “Antiguos” no es menos simbólico que el de los “Modernos”. Y la jerarquía de los símbolos se presenta de una manera diferente y con ciertas variantes en las ceremonias.

Si nosotros somos un poco entendidos estas controversias nos pueden parecer un poco tontas, pero son indispensables para comprender la génesis de los de los ritos masónicos. Todos los rituales derivan de una u otra familia, ellos pueden ser del tipo “Moderno” y por tanto ligados a los usos a la primera Gran Logia, o del tipo “Antiguo” y por tanto se inscriben en el seno de la nueva Gran Logia de 1751, y de las fuentes irlandesas y quizás escocesas.

Pierre Mollier .  Bibliotecario del Gran Oriente de Francia

Nota: Artículo publicado en la Revista La Chaine d´Unión nº 6/7 Julio/diciembre 1988
la 2ª parte continuará dentro de 14 días
Traducción libre de Víctor Guerra   MM.:. del Rito Moderno y Vº Orden, 9º Grado
Presidente del Círculo de Estudios de Rito Francés Roettiers de Montaleau
Director Academia Internacional del Vº Orden de Rito Moderno/UMURM