lunes, 26 de noviembre de 2012

ESTUDIO DEL RITUAL INEDITO EN LENGUA FRANCESA 1758 (2ª part)

DSCN3891
Tras la entrega del Ritual por parte del Hermano Jean van Win , y traducir los textos al castellanos, el autor emprende la introducción al ritual , situándonos en sus diversos contextos, es un trabajo también largo que intentaré aportar ya los materiales finales en una o dos  entregas.

Estamos ante un trabajo largo y prolijo alejado de lo clásico puesto que es  un trabajo intenso en muchos aspectos, y que solo en apto para iniciados, no por sus secretos sino por su densidad y profundidad. Es un documento que al final como todos los que he publicado se maquetará en una sola pieza en PDF y formará parte de la Biblioteca del Blog Rito Francés



Víctor Guerra

3. ANÁLISIS POR ORDENADOR DE LA LEYENDA HIRÁMICA
Se ha hecho una tentativa de enfoque puramente estadístico de los elementos que aparecen en la leyenda de Hiram del tercer grado de EM 1758 .

La investigación efectuada por ordenador, se ha hecho sobre 50 extractos de textos diferentes, 13 anteriores y 37 posteriores a la fecha de 1758. Los textos, provienen de rituales fechados (o estimados) y de divulgaciones también fechadas, van desde Masonry Dissectes ( Londres 1730)  a la Guía de los Masones Escoces de 1814-1821. El objetivo era el de verificar si 1758 era o no una fecha admisible, en razón de la presencia de tal o tal “ fase” que no hubiera sido posible, ya que solo aparece mucho mas tarde, con el desarrollo ulterior de la leyenda.

Trescientos noventa y seis frases distintas habían sido previamente introducidas en el ordenador. Por ejemplo:
  • -David decidió elevar un templo al Señor;
  • - Salomón envía una embajada a Hiram de Tiro;
  • -Salomón escribió a Hiram de Tiro;
  • -Hiram era el hijo de un Tirio y de una mujer/ viuda de la tribu de Neptalí.
  • -Hiram era hijo de un judío de la tribu de Neftali y de una mujer/viuda tiria.
  • - Tres hermanos llamados Giblim, Giblas y Giblos;
  • - Hiram encuentra a los 3 hermanos G, G y G incapaces, etc.
La comparación automatizada de la leyenda de Hiram relatada en EM 1758 con las diversas frases debidamente fechas no se libra de resultados irrecusables (38)

35 A. Bernheim 1974 : 101.
36 J. Snoek 1994 :37.
37 Ms « Maçonnerie française » conteniendo los tres grados simbolicos, la ’instalación esotérica francesa del Maestro de Logia ( donde la tematica se reencuentra en los grados de Maestro ad Vitam, desde el Gran Maestre de las Logias Simbolicas, grado 20e del R.E.A.A.), y los cuatro Ordenes de los grados françceses : Elu, Ecossais, Chevalier d’Orient, Rose-Croix, selon le Grand Orient de France, fechado y firmado en 1786-1787 por Roëttiers de Montaleau, biblioteca del Gran Orient de los Paises bajos, La Haya..
38 Estudio y comunicación de Jan Snoek,Leiden, Pays-Bas.

Se trata, en efecto, de numerosos elementos que, por una parte pertenecen a la leyenda del grado anterior a 1758, pero que por otra parte, no aparecen mas que tardíamente en otras versiones.

La leyenda de Hiram, que no es un mito, no nació en 1725 porque lo requería el grado de Maestro sino que hunde sus raíces en las sombras profundas de la Alta Edad media.

La canción de gesta Renaud de Montauban, compuesta en verso en el siglo XII y mas conocida en su versión en prosa Les Quatre fils Aymon que data del siglo XV, tiene una redacción extrañamente próxima a la leyenda de Hikram.

La eterna cuestión aparece ahora: ¿quién prestó a quién?

Es el problema de todas las tradiciones orales, mil veces repetidas, afectadas de enriquecimientos y alteraciones que implica la transmisión (39).

De todos modos, de este análisis por ordenador resulta que la leyenda hirámica de EM 1758 podría haber constituido, en ciertos puntos precisos, la fuente de versiones ulteriores. Lo que es importante saber es que, con el tiempo, se manifiesta en los rituales y en las leyendas del grado, una cierta estandardización. Esta última es producto tanto de la tradición inglesa como continental.

Cuando en un ritual se encuentran formas claramente diferenciadas, como las “prefiguraciones” de EM 1758, significa que se trata de un texto primitivo ( o antiguo).

Una formulación atípica cesa de ser aceptable, con el tiempo, pues de desvía de la forma generalmente aceptada.  Así el episodio del “cadáver sangrante” del primer grado no se encuentra ya en ninguna parte y por buenas razones!

Igualmente han sido abandonadas las “ceremonias” grotescas y vejatorias, descritas especialmente por el Príncipe de Ligne, que hicieron las delicias de gentes de condición.  Por el contrario, la atribución a los tres oficiales de la logia, de Sabiduría, Fuerza y Bellea conoció un desarrollo casi general, por haber estado presente ya en 1758 en Francia, y en mi opinión probablemente haya sido antes.

Se encuentra en las logias inglesas de 1759-1760 (TDK) y en 1756, y sin duda también en las logias de los Modernos (40)

39. La crítica histórica aplicada a los textos del evangelio es un buen ejemplo.
40 Schibboleth (1765) en Jackson 1986 :177.

Lo que se ignora, por desgracia, es que la Premier Grand Lodge tuvo en realidad en el curso del período 1730-1760, lo que Harry Carr ha calificado con el justo título de thirty years gap (una brecha de 30 años). Hasta la fecha, no tenemos ninguna fuente documental que nos muestre su desarrollo ritual.

Añain Berheim ha tratado este problema en Acta Macionica unm. 9, pp. 368-369: los mitos de “ la lenta evolución de los rituales”, ingleses y de “ la introducción de alteraciones esenciales”. Esa es la razón por la que los ingleses hicieron traducir las divulgaciones francesas de esa época bien precisa a fin de cubrir una laguna cronológica en el conocimiento de la génesis de la institución británica (41)

Yo prefiero esta teoría de la “ pre figuración implícita”. Los ejemplos para ilustrarlo no faltan. He elegido uno solo, para complacer a los Caballeros Rosacruces. En el folleto The Grand Mystery Laid Open, texto “ primitivo” de 1726 ( aunque sea de unos 34 años antes de la aparición en Francia del grado de Rosacruz), se encuentra un fragmento de instrucción un poco profético:
  1. ¿Quién es el Gran Maestro de todas las logias en el mundo?  P. I.N.R.I.
4. E l Grado de Escocés Inglés recibido por el “Principe Eduardo”

Una sorpresa es la que presentan las preguntas y respuestas del folio 95.

El autor repite que el escocismo ingles es raro en Francia, lo que puede ser seriamente puesto en duda en vista del número considerable de rituales de Escocés que se conservan en diferentes lugares. ¿Cómo se justifica esa rareza?

Por dos argumentos, muy diferentes uno del otro, que tienen un gran interés histórico:
1. “ Los ingleses, viendo la ligereza de los franceses, no admitían a ese grado mas que algunos generales de las últimas guerras, en reconocimiento por la bondad con la cual se trataba a los ingleses prisioneros o heridos, que eran su enemigo”.

Después de la interlocución "ou bien", (o), el autor, que manipula decididamente la opción con maestría , continúa:

“ El príncipe Eduardo no dio ese último misterio mas que a algunos de nuestros generales en las últimas guerras como recompensa por los trabajos que habían compartido con él.”
Analizando ciertas proposiciones:
  • - Las últimas guerras: se trata de las ( y no de la) guerras inmediatamente anteriores a 1758.
  • - Algunos generales: ¿quienes eran? ¿ masones?
  • - Los ingleses prisioneros: su captura precisa ¿está identificada? En qué circunstancias?.
  • - El último misterio: el grado de Escocés Inglés es un grado terminal para el redactor de EM 1758.
  • - Recompensa por los trabajos: ¿qué clase de trabajos fueron compartidos entre los generales franceses y los emigrados escoceses en el marco de las últimas guerras?.
41 Early French Exposures, Quatuor Coronati Lodge, London, 1971.

-El tema de los grados conferidos por los prisioneros a sus adversarios victoriosos es conocido. Aparece algunas veces en ciertos documentos masónicos contemporáneos, incluso en los anteriores a 1750. Las sucesivas guerras que desgarraron la primera mitad del siglo XVIII, encuentran un eco en el artículo XXXVI de los Statuts dresses par la R.L. St.Jean de Jérusalem gouvernee par Louis de Bourbon, Grand Maître de toutes les Loges réguliéres de France le 24 juin 1746: (Reglamentos preparados por la R.L. St. Jean de Jerusalem gobernada por Luis de Bourbon, Gran Maestre de todas las logias regulares de Francia el 24 de junio de 1756): “ Si algún hermano se encontrase detenido prisionero por causas de infortunio no merecidas, se interesará vivamente por él; se harán todos los esfuerzos para procurar su liberación y darle todo el socorro posible”(42).

Esta es una solicitud selectiva, excluyendo de su beneficio a la ley común, pues solo concierne a los infortunios no merecidos.

El primer documento es el ritual Escocés Inglés publicado por Jan Snoek (43) donde se lee: “ Ese grado mas o menos conforme con el de Aprendiz Escocés Francés, era poco conocido en Francia antes de la guerra de 1740, algunos prisioneros ingleses en reconocimiento por la urbanidad con que fueron tratados, lo confirieron en aquellos que ya tenían sus obligaciones, habiendo muchas logias en Inglaterra en las cuales no se daba otra maestría. El Príncipe Eduardo Estuardo, pretendiente al trono de Inglaterra, también lo confirió a ciertos oficiales generales que le habían acompañado en Escocia”.

Casi todos los ingredientes de EM 1758 se encuentran en esa extraña digresión político-histórica, donde los caracteres “ esotérico e iniciático” están extrañamente ausentes.

Kloss simplemente fecha el ritual hacia 1740 y Jan Snoek destaca que Francia había declarado la guerra a Gran Bretaña en 1744 y que la invasión fallida de Inglaterra por las tropas jacobitas de Carlos-Eduardo, el hijo del pretendiente, es de 1745 ( la derrota de Culloden, en plena guerra de sucesión austríaca, se produce en abril de 1746) ( 45)

El duque William Augustus de Cumberland hijo de George II se ganó el apodo de “carnicero de Escocia”, aliviándose de su irritante y reciente derrota en Fontenoy, el 11 de mayo de 1745.

El ritual discutido antes, en razón misma del segundo párrafo citado que parece referirse a la triste expedición de Culloden, no puede ser anterior a ella, o sea al año 1746. Así que debe ser ( poco o muy?) posterior. Jan Snoek prudentemente lo fecha hacia “alrededor de 1745”(46)

42 A. Bernheim, ‘Contribution à la connaissance de la genèse de la première Grande Loge de France’, Villard de Honnecourt, X, 1974.
43 Snoek 1994 :37.
44 Kloss, Ms XXV.25 (XXV-334)en Snoek 1994 :37-53.
45 Snoek 1994 :32, nota 24.
46 Snoek 1994 :25.

Un segundo documento se refiere a la guerra de los Siete Años. Se encuentra esto:
En cuanto se declara la guerra de Siete Años ( entonces, en 1756), la Logia Madre A los Tres Globos de Berlín tenía por Venerable a un consejero militar de Federico, Friedrich Wilhem von Printzen.

En 1758, un prisionero de guerra francés le pidió autorización para crear una logia para sus compatriotas, prisioneros como él. Printzen acuerda de inmediato. En testimonio de reconocimiento, ese prisionero comunica el grado de Caballero Elegido de San Juan de Jerusalén a Printzen, así como a otros cuatro hermanos, lo que permite la creación en Berlín del Capítulo llamado “de Clermont” el 9 de julio de 1760” (47)

Se trata exactamente del mismo tema: un prisionero, esta vez francés, comunica el grado de Caballero Elegido a cinco hermanos alemanes “ en reconocimiento”. Y es en 1758, que está fechado el EM 1758!
Las guerras frecuentes de la época parecen haber propagado, con o sin razón,

algunos hechos históricos, como los que informa Alain Bernheim y otros legendarios pero seductores que ilustran una solidaridad masónica ue trasciende la “ condición” de enemigo.

No se exalta mejor el espiritu caballeresco de la época que con lo ilustrado por el famoso “Disparad vosotros primero, señores ingleses”. En Fontenoy, en realidad, el terreno puso frente a frente a ingleses y franceses. Un oficial inglés saluda a los franceses, con el sombrero quitado: “ Señores, haced disparar a vuestras gentes “ “ A vuestro honor”. No se trataba de una vana caballería, sino de la aplicación estricta de una prescripción ordenada por el propio hermano Mariscal Maurice de Sajonia: volver a cargar un fusil tomaba mas de un minuto…. La salva inglesa masacró 900 jóvenes reclutas franceses; los ingleses pasaron por la brecha con los mosquetes descargados, y la caballería francesa pudo así abrirse paso fácilmente y caer sobre esa tropa desarmada. Dios, que la guerra es tan bella.

Los franceses vencieron al final, con “apenas” 6000 hombres muertos, contra 9000 ingleses.

Mas interesante para nuestro tema: los franceses se llevaron 5000 prisioneros ingleses (48)

EM 1758 presenta un tema análogo. Nos muestra que en el curso de las últimas guerras(en plural), los ingleses prisioneros concedieron ese grado a ciertos generales. ¿De cuáles guerras y de cuáles generales se podría tratar en el presente texto?. La guerra de los siete años ( 1756-1763) esta fuera de consideración por razón de fecha, estando lejos de haber concluido para 1758; no queda para considerar mas que las guerras de sucesión austriaca ( diciembre 1740-octubre 1748). Ese último período podría ser razonablemente identificada como aquel de las “ guerras recientes”, por un escritor de 1758.

Pueden distinguirse en esa guerra, tres fases o guerras diferentes: una guerra austro -prusiana, una guerra austro-anglo-francesa, una guerra austro- española.

Será en los Países Bajos que Maurice de Saxe (Sajonia) libra victoriosamente las batallas de Fontenoy (1745), Rocoux (1746) y Lawfeld(1747). El hermano Maurice de Sajonia califica completamente para formar parte de los generales que, en las últimas guerras, y en especial en Fontenoy, “ trataron a los prisioneros ingleses con bondad”. Tenían al menos 5000 en brazos….

47 Bernheim 1998, ‘La Stricte Observance’, Acta Macionica 8 :75.
48 Albert Malet 1920, XVIIIe siècle, Révolution, Empire (Hachette) : 157.

Se notará también con interés que Su Alteza Serenísima Monseñor, el príncipe Luis de Bourbon Condé, conde de Clermont, abad y benefiacrio de cuatro abadía, Gran Maestre de la Gran Logia de Francia, era además mariscal de armas del rey

Se le vio en Dettingen, en los sitios de Ypres y Turnes que fueron tomadas; en la batalla de Fontenoy, en las de Rocux y lawfeld. Mas tarde, en 1758 y en Alemania, conduce a los ejércitos franceses en una desastrosa retirada y toma la huída en la batalla de Crefeld ( 23 junio 1758).

Como en esa circunstancia el príncipe preguntaba a cualquier subalterno si había reconocido a los fugitivos, el suboficial respondió con candor: “ No, Monseñor, vos sois el primero”. En París se decía que “ Clermont en el ejército, se conduce como un sacerdote, mientras que en la iglesia, parece un soldado(49). Se sabe como se conduce en la Gran Logia de Francia, aunque la apreciación de su actitud, hacia el final de su mandato, amerita ser calificada.

La presencia de ilustres masones, Clermont y Saxe, especialmente en calidad de oficiales generales, durante las diferentes campañas que condujeron a Fontenoy en 1746, parece corroborar los textos de EM 1758: “ los ingleses… no admiten a ese grado mas que algunos generales de las últimas guerras”.Y lo que sigue: “el príncipe Eduardo no comunicó sus misterios mas que a algunos de nuestros generales en recompensa de los trabajos que habían compartido con él”.

Ese compartir, por legendario que fuese, no podría haber ocurrido antes de Culloden o sea antes de abril de 1746. Si se sigue el ritual, habrá que admitir que el príncipe Eduardo, luego de la operación de comando de Culloden ( los trabajos!) en la cual participaron generales franceses, habría concedido el grado de Escocés Inglés, supuestamente y como ejemplo, a Maurice de Saxe, Luis de Clermont y veremos algunos otros…

Otras personalidades reivindican sin embargo el honor de haber comunicad ciertos altos grados a los oficiales superiores franceses, en el marco de la guerra de los siete años esta vez.

Se trata una ve mas del mismo tema pero transpuesto en un contexto diferente. “ El baron de Hundt había hecho, en el año 1758, una tentativa para dar a los franceses el gusto de su reforma haciendo iniciar al conde de Clermont, GM de la masonería en Francia, a quien era el comandante del ejército en Alemania, el Señor de Chevert y algunos otros generales franceses” (50)
49 Bernard Faÿ 1935 : La Franc-Maçonnerie et la Révolution Intellectuelle du XVIIIe siècle (Paris).
50 « Notes ou particularités sur le Baron de Hundt et Principaux évènements de l’O. intérieur » in RT 35 :210, Notices sur la Maçonnerie réformée pour servir d’éclaicissement et de suite à deux écrits communiqués (1783-1784 ?).
La historicidad de todo eso es de una extrema fragilidad, y aún más. No se corre ningún riesgo al considerar que fuera nula.
Aquí se encuentra, una vez mas, el problema del “ jacobitismo”, que por una parte no se puede negar en tanto que hecho socio- político- histórico, en tanto que por otra se asienta en el “ jacobitismo masónico”, con la pertenencia del pretendiente y los hijos del pretendiente a la francmasonería y mas aun  en el nivel mas elevado.

Esa tesis está fuera de nuestro propósito y es objeto de muchas controversias donde la imaginación prevalece sobre todos los hechos. Limitémonos a dos certidumbres: para empezar, en 1810, J.B. Willermoz, a la edad de  Ochenta años, ignoraba todo de la pertenenci o no de Eduardo a la masonería, como lo testimonia en su célebre carta al príncipe Charles de Hesse- Cassel:

“ ¿Qué sucedió con el Hno. Barón de Woechter?, ¿encontró el Gran Superior que estaba buscando?” ¿recibió el nec plus ultra de los grandes conocimientos que le habían prometido?¿ podría haber pasado su conocimiento a V. y al Smo. Gr. Mtre. Gal. antes de su muerte? ( 51).

Así es que Willermoz suponía aún, con sus 80 años, que el príncipe Eduardo pudo ser el Caballero de la Pluma Roja, Gran Superior Incógnito. Esa suposición sobrevivió largo tiempo y quedó en el imaginario sin que la sombra de un documento- sino multitud de falsedades- pudiera probar algo.

Los manuscritos, recogidos y recolectados conformes al original de la mano misma de Roettiers, en 1786-1787, comportan todavía un grado muy interesante de Escocés Inglés. Los mismos rituales fueron publicados después de la Revolución por Caillot y Brun sin mención de autor y bajo el título :” Le Regulateur des Chevaliers Macons o les Quatre Ordres Supérieurs suivant le Régime du Grand Oriente, 1801, de Hérédom” ( El Regulador de los Caballeros Masones o los cuatro Ordenes Superiores según el Regimen del Gran Oriente, 1801, de Heredom)

No conocen mas que un solo Orden titulado “Grado Escocés”, el candidato era sin embargo consagrado como Gran Elegido Escocés. No aparece la menor alusión a la leyenda estuardista. Pero, en 1787, ese grado, calificado igualmente de Perfecto Maestro Inglés, parece (la numeración del manuscrito es aberrante), seguir inmediatamente al de Escocés Francés.

La advertencia que precede al ritual explica:

Ese grado está poco conforme al Aprendiz Escocés Francés y fue poco conocido en Francia antes de la última guerra; los ingleses conociendo nuestra ligereza y el abuso que se hacía de la masonería prostituyéndola de cualquier forma en almas venales, no juzgaron apropiado concedérnoslo.

Fue solo la urbanidad con la cual los prisioneros ingles de la guerra de 1741 fueron tratados, así como la generosidad que los franceses tuvieron para con ellos, que les determinaron a conceder el grado a aquellos que ya tenían su juramento, habiendo muchas logias en Inglaterra donde no se otorgaba otra maestría. El príncipe Eduardo Estuardo, pretendiente al trono de Inglaterra, confirió el grado a algunos oficiales generales que le habían acompañado en Escocia.”

51 Steel-Maret : Archives secrètes de la Franc-Maçonnerie (reprint Slatkine 1985) : 5.

Ese tercer texto es mas preciso que los precedentes. Se nos informa que se trata de la guerra de 1741 y que los generales franceses eran los que habían acompañado a Eduardo “ Stuward” en Escocia.
La leyenda del grado es todavía idéntica a la de EM 1758 aunque mas desarrollada. El curso del ritual es el mismo y comprende las palabras, que son: Moabon, Justinx (sic ) y Jehová.

Es interesante ver como sobrevive la leyenda jacobita desde 1745 hasta cerca de 1787, o sea durante 42 años, y 41 despues del desastre de Culloden que puso un punto final a la causa Estuardo caída en desgracia y es la Revolución Francesa la que parece ser responsable de su supervivencia masónica.

Pero eso no nos informa siempre acerca del orígen de una leyenda bien tenaz que ha quedado como tantas otras en el Panteón Mítico de la Orden, poblado de un sinnúmero de “ personas de distinción”.

Que haya habido un fenómeno “ jacobita” de 1688 a 1746, y aun mas tarde en su exilio itinerante, que la “hipótesis tradicional de una logia militar irlandesa que habría existido en Saint Germain cerca de 1690, no tiene nada de absurdo” (52), que parece difícil de sostener es que “una fracción de masones parisino de 1737 no tuviesen ambiciones políticas y no apoyaran firmemente la causa jacobita”(53) , que “ los inicios de la Francmasonería se hayan situado bajo el signo del jacobitismo” ( 54) y que, en fin, “ 1747 haya marcado el final del jacobinismo parisino” (55) , todas las juiciosas observaciones precedentes constatan que no necesariamente están ligadas con la leyenda masónica que quiere ver, en París, logias escocesas o irlandesas estuardistas organizadas, anteriores a las primeras logias inglesas y que dichas logias tuvieran algo que ver con el pretendiente Jacobo III y su hijo Carlos Eduardo, el pretendiente joven, también llamado Superior Incógnito de la Masonería Templaria y supuestamente Gran Maestre Secreto de la Orden del Temple.

René Le Forestier (56) nos relata las desventuras de Charles, duque de Sudermanie, Gran Maestre de la VIIa. Provincia templaria desde el 11 de diciembre de 1779. Charles creía en la leyenda jacobita y estaba convencido de que Carlos Eduardo Estuardo era el Gran Maestre secreto de la Orden del Temple. Le había escrito pidiendo confirmación, y la comunicación de aquellos “sublimes conocimientos”. El príncipe Eduardo no comprendiendo nada, y consultó al baron de Waechter.

52 Bernheim 1974 : 63.
53 Bernheim 1974 : 72.
54 Bernheim 1974 : 76.
55 Bernheim 1974 : 78.
56 René Le Forestier 1970, La Franc-Maçonnerie templière et occultiste aux dix-huitième et dix-neuvième siècles (Paris-Louvain 1970) : 537.

Ese último ya había hecho dos años antes una investigación exhautiva sobre las supuestas relaciones entre los Estuardo y la masonería, cuya conclusión atestiguaba que el pretendiente jamás había sido el jefe secreto de la orden masónica, ni mucho menos su padre, y por consecuencia, las patentes y diplomas emitidos en su nombre eran falsos.

Carlos Eduardo terminó por escribir él mismo a Charles de Sudermanie en 1780 para certificarle la completa ignorancia en que se encontraba de los misterios de que se hablaba.

El “affaire” Estuardo entonces es nulo y no tiene efecto sobre el plan masónico. La leyenda se resiste a morir; ciertos autores masónicos del siglo XX persisten aún en afirmar en lugar de demostrar. Es esa leyenda la que veremos florecer en EM 1758; la veremos encarnada en la logia “ Eduardo Estuardo” del Cap en 1764, logia que Morin rehusa reconocer (57), la veremos subsistir en las preguntas del octogenario Willermoz en 1810.

El testimonio de no pertenencia dado por Carlos Eduardo mismo es disputado en nuestros dias, no sin alguna probabilidad preocupante, en el artículo apasionante de Kervella y Lestienne: “ Un alto grado templario en los medios jacobitas de 1750: La Orden Sublime de los Caballeros Elegidos en fuentes de la Estricta Observancia”

Las cito brevemente: “ Carlos Eduardo… se establece en Italia después de la muerte de su padre, Jacobo III, ocurrida en 1766. Se podría argumentar que intenta la negación algo después de que pretenda no haber sido informado de los lazos de su partido con la francmasonería escocesa…. En su asilo de Roma, (y luego Florencia) no se podía permitir declaraciones imprudentes…. Después de 1766, Carlos Eduardo Estuardo tenia todo para perder si reconociera su pertenencia o su proximidad con la francmasonería” (58)

En efecto, se podría argumentar, pero muy poco, me parece, en el estado actual de las cosas.

Con esto se completan los comentarios acerca de la sorprendente presencia de esos dos párrafos políticos dentro de un ritual de iniciación a un alto grado. Su presencia, que coincide con aquella que aparece en el texto antes citado, datado por Kloss hacia 1740 y por Snoek alrededor de 1745, constituye un elemento que da validez a la fecha de 1758.

Vemos poco clara la atención, y menos el interés que aún suscitaba a fin de siglo, aunque Roettier la utiliza aún, pero solamente como” advertencia”. Culloden y los Estuardo ya quedaban muy lejos.

Trabajo  de Jean van Win

Traducción y Notas son de:


Saul Apolinaire MM.:. Miembro del Circulo de Estudios de Rito Francés Roettiers de Montaleau  y editor del Blog Imprenta de Benjamín

Víctor Guerra. Vº Orden, y 9º Grado del Rito Moderno.
Venerable Maestro de la Logia de Investigación “los Modernos”                          
Miembro del Circulo de Estudios de Rito Francés Roettiers de Montaleau  y Miembro Academia Internacional del Vº del Rito Moderno /UMURM
.