miércoles, 1 de mayo de 2013

LOS TRES PASOS DEL MAESTRO MASON (II) Ultimo


Proseguimos con la  inclusión de la ultima entrega sobre este trabajo de los Pasos del Maestro Masón, que ha desarrollado el Hermano Roger Bonifassi de la Academia Masónica, y con cierta cercanía conceptual a la Gran Logia de Francia y al REAA.

A través de este trabajo vamos a ir viendo como el tema de los Pasos del maestros Masón se ha ido complicando tanto en su concepción como en su desarrollo, y veremos como que la  tradición masónica que estemos trabajando pueden tener uno u otro sentido.

Esperamos que estos trabajos de traducción y reflexión ayuden a los Maestros Masones y a los propios masones a reflexionar sobre su propio origen y desarrollo como grupo.

VG

El manuscrito Pyron (12) de 1811-1812 reproduce y aumenta la misma confusión:
Se hace avanzar al candidato al altar de los juramentos marchando sobre el primer grado desde el ángulo derecho de un cuadrilátero formando una escuadra sobre el segundo cuadrado por 2 pasos y sobre el tercero por uno solo.
Se le hace dar ( hacer) los pasos y signos de Ap.: los pasos y signos de Comp.: y por fin los de Maestro.
Esto se contradice con la instrucción del grado donde está especificado que el Maestro debe, después de haber efectuado sobre el cuadrilátero sus pasos y signos de Aprendiz y Compañero, dar 3 pasos sobre el mismo cuadrilátero…

No fue sino hasta la aparición de la “ Guide des Maçons Écossais (13), primer ritual impreso del Rito Escocés, que se llegó por fin a una concordancia total en el número de pasos del Maestro.

Uno y solo uno!

Después de haber dado una vuelta a la logia y reconducido al occidente, el candidato escucha al Muy Respetable decirle al primer Vigilante ( página 76):
Ven.: hermano primer Vigilante, haced avanzar al candidato hacia el altar de los juramentos, marchando sobre el primer grado desde el ángulo derecho de un cuadrilátero, formando una escuadra sobre el segundo grado por dos pasos y sobre el tercero por uno solo. Se le hace ejecutar el signo de Aprendiz, los pasos de Compañero y por fin el de Maestro.
Esta particularidad también aparece en la instrucción ( página 89) donde a la pregunta:
¿Cuáles son las instrucciones que habéis recibido?
El Maestro responde:
“Cuando yo fui al oeste él ( el primer Vigilante) me enseñó a colocarme en Maestro haciendo el signo de App.: marchando desde el ángulo derecho de un cuadrilátero; a dar otros dos pasos sobre el segundo grado en el mismo cuadrado, mis pies formando una escuadra y haciendo el signo de Comp.: y por fin el paso de Maestro sobre el mismo cuadrilátero…”

El ritual de Maestro de la logia “ La Fidélité (14) de los años 1820 es igualmente constante en el único paso de Maestro. En la ceremonia de elevación:
Muy Venerable Hermano primer Vigilante, haced avanzar a ese candidato hasta el altar de los juramentos marchando sobre el primer grado desde el ángulo derecho del cuadrilátero y formando una escuadra sobre el segundo grado por dos pasos y sobre el tercero por uno solo.
Se le hace ejecutar el signo de Aprendiz, los pasos y signos de Compañero y por fin el signo de Maestro, se le hace colocar sobre las dos rodillas, la mano derecha sobre la biblia, los dos puntas del compás sobre cada seno, presta su obligación.
En las instrucciónes:
¿Cuáles son esas instrucciones?.
Él me enseñó a colocarme en Maestro hacia el este haciendo el signo de Aprendiz y marchando sobre el primer grado desde el ángulo derecho de un cuadrilátero, después hacer otros dos pasos sobre el segundo grado del mismo cuadrilátero, mis pies formando la escuadra y haciendo el signo de Compañero y tercero, en fin, el paso de Maestro sobre el mismo cuadrilátero. Llegado al altar se me hizo colocar de rodillas, la mano derecha sobre la biblia, las dos puntas del compás sobre cada seno y en esa actitud presté la obligación solemne de los Maestros.
Esta particularidad, original en la historia de la ritualidad escocesa, ha sido rápidamente olvidada. Por tanto no puede ser considerada como una simple “ experiencia” puesto que la vimos existiendo a través de los rituales durante una buena veintena de años y está en el inicio de la historia del Rito Escocés

Y no se debe a una mala interpretación del texto seguida de una mal giro de la frase. El término” un solo” indica bien la diferenciación voluntaria pero más aún, existe un ritual expresamente fechado en 1824 haciendo mención en los mismos términos pero con la guinda del pastel: una representación gráfica (15) de dicha marcha.

¿De dónde viene esa particularidad? ¿Será de origen francés?, inglés o porque no, americano?

¿Porqué no ha perdurado siendo que era realizable físicamente la marcha así descripta que se hacía no sobre un cadáver o un ataúd sino sobre el suelo desnudo de la logia ante la representación del cadáver o ataúd de Hiram?.

Misterio
De todas formas algunos elementos concernientes al origen de esta práctica pueden ser deducidos de la lectura de las primeras divulgaciones inglesas así como de la práctica de los rituales ingleses o americanos, especialmente los del tipo “ Emulaciòn”, codificados en 1813, para los cuales la marcha del Maestro consta de siete pasos.(16)
En la ocasión del encuentro con un hermano, se debe dar el primer paso con pie derecho, el segundo con pie izquierdo y al tercero, avanzar el talón derecho hacia el interior del pie derecho del hermano.
A pesar de que ese texto no sea del todo fiable en razón de sus diversas aproximaciones y numerosos errores, hace pensar que su autor no era un francmasón lo que nos da ya una primera indicación

La segunda divulgación “A Mason´s Confession”( la confesión de un masón) data de 1727. Describe la marcha en tres pasos, cada paso franqueando una línea trazada a la tiza sobre el suelo.

La marcha descripta es efectuada por un aprendiz, pero los signos evocados en el curso de la misma muestran que era la misma para los Compañeros. Se trata en efecto de “tres pasos regulares en francmasonería”.

El Aprendiz pasa ahora por sobre la primera línea con un pie y pone el otro en escuadra. Posa su mano derecha como tomándose el hombro izquierdo y diciendo “ Buenos días señores”.Luego pasa por encima de la segunda línea con un pie colocando el otro en escuadra y pone su mano derecha sobre su costado izquierdo diciendo: “ Dios está aquí”. Pasa sobre la tercera línea, pone su otro pie en escuadra y su mano derecha sobre su rodilla derecha diciendo: “Dios bendiga a todos los Venerables hermanos”.

Esos tres pasos se repiten en el “Scottish Craft Ritual” y en el ritual de Bristol (probablemente el mas antiguo ritual inglés)(18). Los dos aún son utilizados en la actualidad.

Después de la ceremonia de elevación a la Maestría, el Venerable Maestro se dirige al nuevo Maestre diciéndole:
“Avanzad hacia mí en Aprendiz dando un pequeño paso con el pie izquierdo y llevando el talón derecho al hueco del pie izquierdo. Ahora mostradme el signo ( mano izquierda como mano derecha). Avanzad hacia mí en Compañero y dando un pequeño paso partiendo del pie derecho y llevando el talón izquierdo al hueco del pie derecho. Haced el signo. Luego haced un pequeño paso con el pie izquierdo y unid los dos talones uno contra el otro. Ese es el tercer paso regular en masonería y es solamente en esa posición que se comunican los secretos del grado ( ritual de Bristol)”
Esa constante en el paso único del grado de Maestro ( cada grado no tiene como es actualmente en Francia, una marcha diferente), permitiría quizás explicar nuestro cuadro del grado.

Si se sostiene la hipótesis de que los rituales ingleses citados han conservado a ese nivel el uso de los “Antiguos”, siendo que las divulgaciones francesas describen los usos de los “Modernos” solo conocidos antes de 1760, la marcha del Maestro de nuestros rituales escoceses franceses de 1805 a 1825 podría ser un sistema híbrido que mezclara las prácticas de los Modernos para los dos primeros grados con la de los Antiguos para el tercero. La vacilación entre las dos prácticas de rituales de 1805 y 1811/1812 sería entonces una prueba de la gran rapidez con que fueron elaborados los rituales simbólicos del rito escocés.

No es más que una hipótesis de trabajo y no explica porqué todos los retejadores(19) indican, como el de Grasse-Tilly (1818), que “ la marcha ( del tercer grado del Rito Antiguo) se hace partiendo del pie derecho como si se saltara sobre un cadáver” lo que apoyaría nuestra hipótesis de rito “ Moderno”, ni tampoco explica por cuales razones (influencia del Rito Francés quizás) fue abandonada.


Su abandono parece posterior al año 1825 y la última obra que lo relata parece que es el “ Vade-Mecum Maçonnique pour les trois premiers degrés du Rit Écossais Ancien et Accepté…” par un ExVen.: de L.: Ecossaice- 5825 ( imprenta del H.: Sétier) que la describe de la siguiente forma:
“ Él, ( el primer Vigilante) me enseñó a colocarme en M.: hacia el este, haciendo el signo de App.: y a marchar en primer grado desde el ángulo de un cuadrilátero; mis dos ies formando la escuadra; después dar dos pasos en segundo grado y hacer el signo de Comp.:; y en fin, dar el paso de M.: sobre el mismo cuadrilátero…”
Sin embargo será entre 1825 y el fin del decenio que los rituales del Rito Escocés vuelven a los tres pasos del Maestro. Esta transición se efectúa por un ritul de los años 1825/ 1830 (20), que anuncia en grandes líneas los rituales actuales, aunque con una ligera diferencia en cuanto a la posición de partida de la marcha del Maestro.
“Se hace avanzar al recip.: por la marcha de App.: y de Comp.: de suerte que al último paso haya arribado a la cabeza del H.: que está acostado y a su izquierda. Se le hace ahora saltar por sobre el cuerpo partiendo del pie derecho para pasar a la derecha y a continuación volver a pasar hacia la izquierda siempre saltando sobre el cuerpo. En fin, por un tercer paso partiendo del pie derecho debe arribar a ubicarse a los pies del que está acostado en tierra y quien queda detrás suyo. En esa posición el H.: que está acostado se levanta sin ruido y retomará su sitio sobre las columnas.”
El diseño explicando esa marcha muestra claramente que los dos pies se posan lado a lado, de cada costado del ataúd en cada cruce.

Deberá transcurrir mas de medio siglo, con la difusión de los rituales del S.C.D.F por la imprenta Melhotte, algunos años antes del Convento de Lausanne ( 1870) para ver aparecer una modificación muy menor en la marcha del Maestro.

La posición de partida se encuentra en cambiada, en efecto, por referencia a los rituales precedentes: los últimos pasos de Compañero llevan al recipiendario a la izquierda de la representación (21) enfrentándola a continuación.


Esta práctica que ha suprimido el doble salto por sobre el cadáver no parece deberse mas que para facilitar la práctica. De allí en adelante, nada ha cambiado (22)

Los rituales del Supremo Consejo de Francia dieron lugar, a partir de 1905 a los de la Gran Logia de Francia y desde 1960 el esquema de la marcha a desaparecido reemplazado por una larga y precisa descripción:

“Estando al orden de App.: se hacen a continuación los tres pasos de App.:, se pone a continuación al orden de Comp.: y se ejecutan los pasos de Comp.:. Ahora se pone al orden M.: y se ejecuta: un paso a derecha llevando el pie oblicuamente y avanzando y hacia la derecha el izquierdo contra el derecho, en escuadra; después un paso a izquierda llevado oblicuamente y hacia la izquierda el pie izquierdo que describe una curva como para pasar por encima de un ataúd, donde se los junta en escuadra. Finalmente se ubica de nuevo sobre la línea media llevando oblicuamente y a derecha el pie derecho y seguido por el izquierdo donde se los junta en escuadra..”

El adagio no dice que un largo discurso vale mas que un pequeño croquis…
NOTAS ………………………………………………………….
11) Kloss XXVIII-82. Publicaciones Latomia. Ritual probablemente(?) presentado en el tratado de unión celebrad entre la Gran Logia General Escocesa y el Gran Oriente de Francia. Fechado en 1805 en la última página de los rituales.
(12) GLDF. Archivos rusos
(13) Aparecido sin mención de fecha. Ver la posible datación el el artículo de Gilles Pasquier “ Les anciens et les grades de métier du REAA” Villard de Honnecourt n.7.1983 y el prefacio de Guy Verval al “ Le Ritual des Anciens…” de Laurent Jaunax. Ed. Devry, 2004.
14. Biblioteca del GODF.
15. Rituel Dehon- Biblioteca André Doré, GODF
16.« A Mason’s Examination » (el retejamiento de un masón), una divulgación de 1723 que tiene la particularidad de evocar un tercer grado donde la palabra sagrada sería « Maughbin »
17. Describe una marcha durante el encuentro de dos hermanos-En la ocasión de un encuentro con un hermano se le hace dar el primer paso con el pie derecho, el segundo con el pie izquierdo y en el tercero se debe avanzar talón derecho hacia el interior del pie derecho del hermano.
16. En ese rito, la marcha del Aprendiz consiste de tres pasos y la de Compañero de cinco.
17. An enter’d Mason I have been / Boaz and Jachin I have seen; / A Fellow I was sworn most rare, / And know the Asler, Diamond, and Square: / I know the Master’s Part full well, / As honest Maughbin will you tell. ( Un masón ingresado yo soy/ He visto a Boaz y a Jakin/ He sido juramentado Compañero / Y conozco la piedra bruta, el diamante y la escuadra/ Conozco la parte del Maestro muy bien, como honesto Maughbin a usted la diré.)
18. Es igual en los rituales de York, irlandés o de la provincia de Oxford.
19 .Abraham (1813), Delaulnaye (1813-1821) y Vuillaume (1820-1830).
20 .Ese ritual manuscrito presenta casi el mismo texto que aquel de 1829 (Bibliothèque Nationale Ms FM 93 ;Transcripción en Ordo ab Chao n° 39-40. 1999). Probablemente sea ligeramente anterior. Datado entre 1820( contiene una inscripción respecto a una obra impresa en New Haven en 1820) y 1829 (pues la apertura de los trabajos no se hace mas que en nombre de Dios y de San Juan, sin mención del GADU)
21. Los rituales denominan” representación” al cadáver ensangrentado recubierto de un paño negro o el ataúd que contempla el Compañero cuando se le da vuelta.
22. Hay que señalar de todos modos que Oswald Wirth ( contrariamente a Jules Boucher) en su obra “ “Le livre du Maître” aparecido en 1921, toma partido por la marcha del tercer grado tal como se practicaba en el siglo XVIII, o sea los pies no juntados cuando se pasa por encima del cadáver o ataúd.
  • AUTOR: ROGER BONIFASSI
  • TRADUCCION: SAUL APOLINAIRE
  • NOTAS y EDICION: Víctor Guerra