martes, 5 de febrero de 2013

Pensar el Rito Moderno

http://www.flickr.com/photos/daijihirata/3026129067/sizes/l/in/photostream/
La explicación del Rito Moderno o Francés sigue siendo un problema necesario no sólo en lo que respecta a su situación cronológica, sino también, y sobre todo la comprensión de una Masonería relacionada con el mundo real, la sociedad presente, los conflictos que transforman las relaciones de los hombres, cada vez son más conscientes de sus necesidades materiales y espirituales,  y la forma de abordarlas.

En todos los ritos se propagan grupos y centros de estudios al nivel universal, donde cada uno puede sentirse menos solo en la búsqueda generosa que se inicia. Los medios de comunicación electrónicos facilitan en gran medida esta relación ya que aporta  los instrumentos de convergencia necesarios para el desarrollo del espíritu crítico.

Lo que aporta el Rito Moderno o Francés es la aplicación hacia el estudio en el sentido del progreso. Fue adoptado el termino “adogmatismo” que, como concepto, contiene una definición negativa cuyo fundamiento es un malentendido.

Con atención a lo que Albert Pike ya había señalado, esto nos hace tener en cuenta el sentido del “adogmatismo” referido a la denegación de la coercividad inherente a la capacidad de la ley  impuesta por la violencia de los tribunales religiosos que incendiaron la Europa con los cadáveres quemados de los “herejes” e “ateos” que fabricó la iglesia para obtener los bienes que codiciaba,  y los cuales consiguió de una manera o de otra.

Fray Tomás de Torquemada había de iluminar el camino de Sevilla a Cádiz con las antorchas de los cadáveres de las familias judías perseguidas en el siglo XVI las cuales buscaban refugio en Portugal, donde el rey Juan II les dio la bienvenida. Pero tenían que pasar por  las tierras del duque de Braganza, una de las familias que  fueron despojadas de sus bienes y luego devueltas  al mas famoso y sanguinario tribunal de España.

Sin embargo, en cuanto a la imposición de preceptos bíblicos en el tribunal hay un malentendido de otro tipo: fue a través de la Biblia -  el libro en  cual nada de lo que se describe se confirma arqueológica o históricamente -y al  que la masonería fue a buscar el honor de su código más íntimo, el misterio del grado de Maestro, que rodea la construcción del Templo de Salomón y de aquellos que participaron en tal construcción a, el nombre de las personas y el nombre de las cosas.

En consecuencia, el concepto de "filosofía adogmática" reduce un elemento más profundo de los que existen en el Rito Moderno o Francés: el espíritu dialéctico de la búsqueda del sentido y de la identidad en lo que es lo contrario.

La via científica de la investigación de los "Antiguos" es el espíritu del método policial, empírica, coercitiva que se ve en los actos de imposición de la regularidad "masónica", la legalidad administrativa, la exclusión física de una parte de los otros cuadrantes, no coincidentes con lo definido en las Constituciones de Anderson en su frase más publicitado: "cada uno con sus opiniones" y también "cualquieras que sean las denominaciones, las creencias religiosas que los distinguen."

Los Antiguos miembros del Colegio Invisible trabajaran los valores del mundo celta, druida y forestal, cuyo aprofundamiento sirvió de base a la institución de la Carbonaria o Masonería Forestal – a unos pocos siglos de distancia de la masonería del XVII que se comprometió con una lucha contra la tiranía del imperio eclesiástica de Roma y fueran simpatizantes con los valores revolucionarios de su tiempo, la lucha por los derechos individuales, combatieran la actividad de todos los defensores del oscurantismo post-medieval. Ellos fueran, por lo tanto, revolucionarios en la interpretación de los acontecimientos de su tiempo.

La Masonería asi creada en un ambiente aúnque feudal, estuvo dotada de un espíritu libertario, es un movimiento progresista que tiene lugar en la independencia de las naciones en tanto que culturas y de los individuos. De ahí la relación directa con los hombres que llevó a la lucha por la independencia de las colonias británicas, las cuales Thomas Payne llama a los Estados Unidos de América.

Hay valores que sustentan el Rito Moderno o Francés con destacadoss elementos distintivos de la Francmasonería liberal , como la libertad absoluta de conciencia, la democracia, la laicidad, la república, el libre examen, la igualdad de género, los trabajos de talleres masculinas, femeninas o mixtas, la igualdad de razas, no aceptando ninguna forma explícita o encubierta de racismo, ni posiciones dogmáticas, fomentando la libertad de discusión de las cuestiones religiosas y políticas, teniendo en cuenta los principios de la razón, la tolerancia y el respeto mutuo, la elegibilidad de las posiciones con mandatos temporales definido y por lo general sin reelección en los cargos, el trabajo para construcción del templo interior, sino también para el templo del progreso de la humanidad.

Hay una revolución que transforma el mundo y lleva a la sociedad hacia nuevos sistemas de organización.
Ese cambio radical emerge del desarrollo de la producción de energía, la filosofía europea y el paradigma politico y económico chinos delante el desarrollo de la sociedad mercantil y los intentos de control financiero de la economía.

No es una novedad la gran confusión que se ha desarrollado entre la información y la noticia como resultado de la necesidad de controlar los movimientos sociales y la postura individual en relación a los distintos intereses económicos y políticos.

El Estado se ha convertido aún más,  en un instrumento del dogmatismo, de la intolerancia, la coacción y la coerción. La idea de "virtual" oculta la real mentalidades y la objetividad de una acción concatenada o concertada de varias partes o para someter el individuo que, en profundidad, Albert Camus y José Saramago fueron capaces de comprender y poner en evidencia.

Las consecuencias disfuncionales como la falta de compromiso que resulta de ver sin presenciar, las consecuencias de la ilusión del conocer sin participar, sin previo aviso para que asista, han sido la creación de fenómenos inesperados de conducta. Despojado de sí mismo en la vida social, política o religiosa, el ciudadano se transforma en un objeto sin ningún derecho a controlar sus propias acciones, y mucho menos la libertad de pensar más allá de lo que está ante él.

El acondicionamiento de pensar es una limitación de la libertad. La desobediencia es un principio de la libertad. La ética del capitalismo, genera las condiciones sociales dictadas por la expansión de la industria, el comercio y el tráfico marítimo en los siglos anteriores, tiende a fijar los parámetros del pensamiento en sus modelos más primitivos. La desobediencia individual conduce el pensamiento crítico, la negación individual y colectiva, al descubrimiento de nuevas formas y métodos.

En estas circunstancias, la conciencia individual se convierte en la conciencia cívica. El derecho del individuo es negado por las oligarquías financieras, pequeñas y grandes, genera políticas económicas, pero también una conciencia del lugar, el derecho a la ciudadanía, la conciencia política. Cuando el individuo se pone en duda, todos los grupos de ideología y la política parece ser limitado en su intervención.

La Francmasonería es un espacio de encuentro donde todo el mundo es un proyecto que desea encadenarse con la historia. Cada masón tiene su lugar y función, como la transformación en sí de acuerdo a los principios solemne de transmisión. Esta operación es repetida por los que necesariamente.le rodean  Por lo tanto, dicen,  de una manera metafórica, otras veces de manera objetiva, que la Masonería es donde esta el masón. La historia absorbe el acto humano, individual o colectivamente ha disparado aún más el espíritu gregario que anima el movimiento de la naturaleza estética, el propio edificio, situado dentro de un arte real, tiene consecuencias políticas más o menos evidentes. En caso de duda se busquen los motivos en los imperativos persecutorios y otras razones de la tiranía.

La masonería se define como una sociedad basada en la tradición iniciática y el reconocimiento de sus miembros y la construcción de una estructura interna adecuada para los principios que persigue, defiende su carácter secreto y da sentido a la proximidad o relación que implica, reconoce el progreso individual de acuerdo a sus propósitos, exigiendo a sus miembros a su honor, invitando a la participación ciudadana, ensalza las virtudes como la justicia, la Orden de la Lealtad.

La experiencia de tres o cuatro siglos ha perfeccionado este sistema y sólo la determinación de impedir el ejercicio del pensamiento libre y la libertad de reunión, dio lugar a acusaciones, persecuciones, detenciones, interrogatorios, torturas, humillaciones, como ocurrió durante este período.

Marius Lepage señala que la "resurrección" masónica de 1717 es solamente un episodio en la lucha de la Reforma y la Contrarreforma. Y que, vueltos unos años más adelante los masones ingleses invirtieron el problema: en lugar de buscar las orígenes medievales de la masonería, le dieron un refuerzo de la intolerancia religiosa y espiritual que "no tiene nada que ver con el verdadero espíritu de la Orden.

Esta intolerancia religiosa, junto con el orgullo nacional de Inglaterra, produjo este monstruo de la intolerancia delante nuestros ojos que es la Gran Logia Unida de Inglaterra. Mientras que la masonería "resucitada" redescubierta en el continente, especialmente en Francia, contiene un fondo antiguo tradicional del cual emergió.
De hecho, las logioas garantizan la autonomía, los masones se reconocerán por las palabras, signos  celosamente guardados. Más tarde, con el crecimiento observado, era necesario crear un órgano administrativo para hacer el enlace entre las instalaciones de nuevos talleres y prevenir las intrusiones, entradas o salidas inadecuadas. Sin embargo Lepage escribe: "el papel de la Obediencia se limita a eso".

Fueron los masones organizados en talleres, en cuanto individuos que han adoptado medidas concretas en el ámbito profesional, en la organización social, cívica, cultural, filantrópica y en el pensamiento.

Permitir la intromisión de poderes administrativos sobre la soberanía de las logias, lo cual  siempre fue una tentación y también la debilidad de aquellos que confunden la parte esencial de la estructura organizativa con un instrumento de dirección y mando burocrático para anular las logias y los masones. Ese malentendido ha traído problemas a las obediencias  masónicas y los ejemplos se multiplican. Sólo el trabajo en logia permite alcanzar el objetivo trazado, el progreso individual del iniciado. "El masón libre en una logia libre": este es el único landmark autentico ... "

La presunción de ruptura de las estructuras sociales hace las relaciones aún más complejas, lo efímeras y difíciles. Fondada en el libre pensamiento y en la supera ración de los prejuicios, en la libertad absoluta de conciencia y el encuadramiento universal de la diversidad de sus principios, la masonería ofrece metodologías para atender a las necesidades de actitud social y las relaciones personales sino también para hacer frente a la irracionalidad y el fundamentalismo establecido o emergente.

Ofrece herramientas para despertar la imaginación y la sensibilidad, propone caminos para la búsqueda de la identidad, la realización personal, el equilibrio interior y colectivo. A través de la comprensión de lo contrario permite encontrar el principio y los medios para derribar los pilares de la tiranía.
He dicho.

Antonio Faria, IV Orden de Sabiduría  (Portugal)