lunes, 26 de mayo de 2014

Las Divulgaciones de los rituales en la Inglaterra del siglo XVIII: ¿Una operación ideológica o comercial?

Cecile Revauger.

http://revaugercecile.over-blog.com/article-1487588.html

A menudo se tiende a confundir divulgaciones del ritual- en inglés “exposures”- con antimasonería.

Conviene matizar el asunto.

Si bien es cierto que las divulgaciones a veces fueron el preludio de acciones antimasónicas, no puede generalizarse. Los escritos antimasónicos generalmente han recurrido a las divulgaciones del ritual pero ninguna de las divulgaciones tiene un carácter antimasónico. En su mayor parte, las divulgaciones parecen haber tenido un aspecto lucrativo para sus autores.

Será el estudio del contexto, lo que nos permitirá explicar el carácter ideológico de ciertos escritos. Se distinguen tres épocas: el inicio del siglo, el período intermedio que es el más extenso, y los tres últimos decenios. Al principio y a fin del siglo, que representan los períodos políticamente agitados en Inglaterra, las divulgaciones de los rituales no son triviales, pero sin embargo, sí lo son en la mayor parte del siglo.

La creación de la Gran Logia de Inglaterra corresponde a un momento de apaciguamiento, como resultado de la Revolución Gloriosa y de la Declaración de Derechos, cuando los disidentes de la Iglesia de Inglaterra, de sensibilidad protestante, obtienen la libertad de culto, aunque continúen privados de sus derechos civiles.

Las logias les ofrecen una estructura de inicio, un lazo de tolerancia y convivencia. No será del gusto de todos, en particular de ciertos católicos que no gozan del mismo estatus que los disidentes protestantes y que se sentirán muy pronto justificados en su campaña antimasónica por la bula papal de 1738.

La Gran Maestría del católico Lord Petre será la excepción que confirme la regla. A principios del siglo, no es la divulgación del ritual sino la parodia.

Es así como la Sociedad de los Gorgomons, pintada por el francmasón Hogarth, fue probablemente creada por el antiguo Gran Maestre, el Duque de Wharton, en una especie de revancha hacia la Gran Logia de Inglaterra. En efecto, este último no gozaba de aprecio debido a su excentricidad y sus simpatías pro-jacobitas o sea por los católicos.

Caído en desgracia, el duque sin duda pretendía vengarse creando una sociedad que ridiculizara a los francmasones. Para convertirse en miembro de los Gorgomons, todo lo que había que hacer era renunciar a la francmasonería y adoptar un ritual de un sincretismo dudoso, papista con mezcla de orientalismo.

A todas luces, se trataba de una farsa….

Por la misma época, las Lettres de Verus Commodus acusaban a los francmasones de abandonar la religión y de inspirarse en los cultos paganos. Se ignora la religión de su autor. Puede que se tratase de un anglicano, menos latitudinario que otros, pero nostálgico de la High Church (1). Sin duda esos ataques contra la francmasonería inglesa les debe de haber dado a algunos la idea de publicar ciertos detalles jugosos acerca de la orden. A la vez que pretendía poner en guardia a la gente de la Corona contra una asociación peligrosa, esperaban recibir el beneficio de una buena operación comercial.

Esto explicaría la abundancia de publicaciones entre 1723 y 1730. A fin de provocar una fuerte impresión, los autores enfocaban la atención de sus lectores en el juramento masónico, y cada vez que era posible, divulgaban su contenido.

Tradicionalmente, en Inglaterra, no se prestaba promesa de fidelidad más que al rey, todo otro juramento era un acto reprensible.

Knoop y Jones han dado la recensión de ocho divulgaciones de rituales o “catecismos” de entre 1723 y 1730:

1. Un catecismo sin título denominado “A Mason´s Examination” por el historiador Gould, del 11 al 13 de abril de 1723 en The Flying Post.
2. Un folleto anónimo “The Grand Mistery of Freemasons Discovered, publicado en 1724 y 1725.
3. Un documento actualmente perdido en el Post-Boy de 1724 o 1725.
4. “The Whole Institution of Freemasons opened”, 1725.
5. “The Gran Mistery laid Open” , 1726
6. The Mistery of Freemasonry, publicado en 1730 en un periódico, The Daily Journal y bajo otros títulos, The Mistery and Motives of Freemasonry Discovered y The Puerile Signs and Wonders of a Freemason.
7. Masonry Disected, de Samuel Prichard, 1730 (2).

The Mistery of Freemasonry conoció un considerable éxito, sin duda debido a que daba los términos del famoso juramento masónico: fue publicado en numerosas reimpresiones.

El juramento aparece iguamente enn The Grand Mistery of Freemasons Discovered y en The Mistery of Freemasonry.

Con algunas variantes, siempre se trata del mismo juramento y de la misma amenaza en caso de violación de la promesa, aterradora para quienes la tomaran al pie de la letra.

Los catecismos de aprendiz fueron ampliamente divulgados. La autenticidad de tales revelaciones es a veces puesta en duda, pero lo cierto es que el interés de sus autores era que la información se publicara lo mas exactamente posible, si pretendían ser creíbles. Todos los textos de las divulgaciones, efectivamente son muy cercanos, y basta con comparar algunas réplicas respecto al secreto:

The Grand Mystery of Freemasons ( 1724):
  • ¿Tenéis la llave de la logia?
  • ¿Cuál es su virtud?
  • Ella permite abrir y cerrar, cerrar y abrir.
  • ¿Dónde la guardáis?
  • En una caja de marfil, entre la lengua y los dientes, o bien en mi corazón donde todos los secretos son guardados.
The Mystery of Freemasonry (1730)
  • ¿Existe una llave de vuestra logia?
  • ¿Dónde se guarda?
  • En una caja de marfil entre la lengua y los dientes o bien entre los dos lóbulos de mi hígado donde los secretos de mi corazón están preservados.
Masonry Dissected ( 1730)
  • ¿Poseéis la llave de esos secretos?
  • Si
  • ¿Dónde la guardáis?
  • En una caja de hueso que no se cierra ni se abre sino con una llave de marfil (3)
Es de notar la metáfora de los órganos del cuerpo humano, más o menos felices según el autor de la divulgación. Paradojicamente, la divulgación de los rituales fueron de utilidad para los hermanos de la época. Los rituales jamás se consignaban por escrito y los masones debían aprenderlos de memoria. La revelación de Prichard y de otros autores mal intencionados fueron una preciosa ayuda- memoria.

…Sin duda contribuyeron a una armonización del ritual. En efecto, las variantes constatadas entre las distintas revelaciones no son forzosamente reveladoras de la fantasía de sus autores sino que corresponden sin duda a las diferencias reales entre los diversos rituales practicados y dirigidos por los hermanos de las distintas logias de la época.

La Gran Logia de Inglaterra tomó muy en serio las revelaciones, especialmente las de Samuel Prichard.

Se puede suponer razonablemente que podían haber sido la excusa para invertir las palabras de pase del primer y segundo grado, oficialmente para enfrentar a la Masonería Disecada de Prichard, pero sin duda que igualmente lo era para confundir a los inmigrantes irlandeses y escoceses que golpeaban a la puerta de sus logias.

Estos últimos terminaron creando su propia Gran Logia, llamada de los Antiguos, hacia 1751. Es cierto que la Gran Logia de los Modernos atravesaba un período difícil para 1740. Sin embargo el desinterés de los Grandes Maestres, el desprecio de la Gran Logia de Inglaterra por la Gran Logia de Escocia y la Gran Logia de Irlanda, a las que se les negaba el reconocimiento oficial y el arribo de inmigrantes escoceses e irlandeses, considerado como una amenaza para el prestigio social de los masones ingleses, fueron factores ciertamente mucho más determinantes que la simple divulgación de los rituales.

La segunda ola de divulgaciones fue para los años 1760 a 1769. ACF Jackson ha hecho la recensión de nueve:

1. A Master Key to Freemasonry ( 1760)
2. Three Distinct Knocks ( 1760)
3. Jachin and Boaz ( 1762)
4. Hiram, or the Grand Master key to the Door of both Ancient and Modern Freemasonry (1764).
5. Schibboleth (1765)
6. Mahhabone ( 1766)
7. Solomon in all his Glory ( 1766)
8. The Free-Mason Stripped Naked ( 1769) (4)

Estas revelaciones conciernen a la vez a los rituales de los Antiguos y de los Modernos. Aparecen como más fantasiosas de las de los años 1720-30. Hiram or the Grand Master Key…..evoca los grados misteriosos: los “menores y mayores”. Los Oficiales de la logia son revestidos de nombres: “Belus” para el Venerable, “Eviles” y “Sabather” para los dos Vigilantes….. Se pretende asimismo que los hermanos verifican el sexo del nuevo iniciado, un poco a la moda papal: cada profano debía ser enteramente desvestido antes de su recepción a la Orden…. Ese tema es repetido por el autor de otro más explícito The Freemason Stripped Naked (5) ( El francmasón desnudado)

Claramente se aprecia que esta serie de divulgaciones no tiene ningún objetivo ideológico. Todo lo más esos escritos son un poco “voyeurs” y que su finalidad esencial es la procurar dinero para sus autores.

Pero a partir de 1770, las divulgaciones pierden ese carácter relativamente inocente. Más que de revelaciones ahora se trata de condenaciones. El fisgoneo del curioso cederá su lugar al juicio agresivo. Así es que el autor de Freemasonry, the Highway to Hell (Francmasonería, el camino al infierno) (1768) amenaza con la condena de todos los francmasones y reclama a los poderes públicos una represión seria contra todos esos “herejes”, acusados de practicar la necromancia…..El autor, visiblemente católico se escuda detrás de las bulas papales de 1738 y 1751.

Un cierto Isaac Word escribe una respuesta, “A Confrontation of a Pamphlet entitled masonry the way to hell”. Desafortunadamente, la estupidez de la repuesta emula la del ataque. El autor se muestra tan sectario respecto a los católicos como el panfletario papista hacia el protestantismo y el judaísmo. Esa controversia, que recuerda a las guerras de religión, anuncian la obra maestra del antimasonismo británico, Proofs of a Conspiracy (Pruebas de una conspiración), obra de la pluma del profesor escocés John Robison, contemporáneo del Abate Barruel. Los dos hombres niegan haber sido influenciados uno por el otro.

Ambos están en el origen, se sabe, de la famosa tesis del complot masónico hoy ridiculizada. Ya no es la hora de las simples divulgaciones de ritual. En el contexto de la Revolución Francesa, los ataques contra la francmasonería toman un carácter ideológico. Las Grandes Logias británicas se cuidan de mantenerse alejadas de los revolucionarios franceses, de todos los reformadores y de los Iluminados de Baviera tan criticados por Barruel y Robison. Se sienten suficientemente amenazadas por los escritos de esos dos últimos, como para tomar oficialmente una posición entrando a la arena política a pesar de sus principios, proclamando su adhesión al orden establecido, a la monarquía y enviando mensajes de apoyo al rey por el fallido atentado en su contra.

La historia prueba que los ataques de carácter ideológico no se producen hasta que el contexto se ha preparado: al principio del siglo, cuando los Estuardo cedían el lugar a los Hanover y que los jacobitas intentaban rebelarse; a finales de siglo cuando el temor a la contaminación por parte de Francia refuerza el conservadurismo y el nacionalismo británico y la francmasonería era percibida por algunos como demasiado universalista, demasiado cosmopolita. Fuera de tales períodos, la mayor parte de las divulgaciones de rituales solo representaron una exitosa operación comercial.
………………………………………………………………………………
Notas:
1. La Iglesia de Inglaterra se volvía de más en mas, latitudinaria, es decir tolerante. La High Church representaba la facción más elitista, la más próxima a la Iglesia Católica desde el punto de vista teológico.
2. Knoop & Jones, The Gnosis of Freemasonry, Quatuor Coronati Circle, 1978, p.314-315.
3. The Grand Mystery of Freemasons (1724)
  • ¿Tenéis la llave de la logia?
  • Sí, la tengo
  • ¿Cuál es su virtud?
  • La de abrir y cerrar, y de cerrar y abrir.
  • ¿Dónde la guardáis?
  • En una caja de marfil entre mi lengua y mis dientes, o dentro de mi corazón donde todos mis secretos estan guardados.
The Mystery of Freemasonry (1730)
  • ¿Hay una llave de vuestra logia?
  • Sí, la hay
  • ¿Dónde se guarda?
  • En una caja de marfil, entre mi lengua y mis dientes bajo el lóbulo de mi higado, donde los secretos de mi corazón están guardados.
Masonry Dissected (1730)
  • ¿Teneís alguna llave para estos secretos?
  • Si
  • ¿Dónde la guardáis?
  • En una caja de hueso que no se cierra ni se abre sino con una llave de marfil.
4. ACF Jackson, English masonic Exposures, 1760-1769, Londres, Lewis masonic, 1986.
5. Le Franc macon entierement déshabillé.

No hay comentarios: