domingo, 7 de diciembre de 2014

Rito Moderno y el Rito Francés. La tradición primordial masónica

image    image    image

Comentaba hace unas semanas que la tradición ritualista del siglo XVII en Inglaterra, la cual pasó a Francia como Rito Moderno tendría como máxima expresión al final de ese recorrido el Régulateur du Maçon, y la que se desarrolló posteriormente en Francia como es el Rito Francés con su plasmación en los llamados Rituales de Referencia del GOdF, que están en el candelero mediático masónico los cuales son requeridos por muchos Hermanos, ignorantes de que tales textos rituales, son el producto específico de un quehacer y un entender masónico muy particular, y como no, fruto de la experiencia y vivencia sui generis del Gran Oriente de Francia.

La presencia mediática del Rito Francés no viene parte, al menos para los españoles, por la celebración del Congreso de Rito Francés que hubo en Barcelona en el mes de Octubre, del cual me hice eco, y comenté algunas cosas...


De cuyo contenidos y desarrollo aún no salgo de mi estupefacción al comprobar diversas fechas y contrastarlas con algunas situaciones, lo cual me hacer ver cierta cantidad de puertas giratorias que ha habido en todo este asunto del Rito Francés, a las cuales en mi libro. Rito Moderno. Una mirada desde el siglo XXI, le dedico un capítulo: Nacimiento de una Utopía. Materiales para una historia del Rito Francés/ Moderno, donde aporto algunas claves para entender este trasunto que como decía un Hermano: “es un cañonazo en toda la línea de flotación”.

Aunque la molestia no viene de este tema, aunque también, sino por el desarrollo que realizo entre otros temas, está el de las diferencias entre el Rito Moderno y el Rito Francés, cuestión ésta que algunos Hermanos de GOdF no le gusta esa diferenciación, aunque no es menos cierto que esa visón gabacha del Hexágono ha hecho que el rito de los “modernos” llegado de la mano de jacobitas y estuardistas a Francia, con el nombre del Rito Inglés de los Modernos, que habían traído ambos a su paso hacia Francia, fue alterado con el paso del tiempo y su denominación de “moderno” pasó a partir de mitad del siglo XIX, a ser Rito Francés, con un refuerzo definitorio en su denominación a partir de las sucesivas reformas rituales de A. Groussier.

Aunque el GOdF quiere tener el control sobre ambos extremos, ya que no quiere dejar escapar ese valor patrimonial que siempre ha tenido sobre el Rito Francés, que yo creo que no está en peligro, aunque hay que ser conscientes de como Obediencia el GOdF ha sepultado la tradición “moderna” que se había magnificado con la codificación del Régulateur, y ahora tal organismo masónico nos viene con eso de que quiere recuperar de nuevo dicho valor por aquello de la patrimonialización de lo físico y lo metafísico.

Está claro que ese intento de capitalización es difícil de lograr, pues no hay una tradición de los “modernos” activa dentro del GOdF, salvo el trabajo minoritario que desarrollan apenas unas 50 logias, a cuya complicación recuperadora se suma la acción de las sucesivas reformas rituales que ha tenido el GOdF, las cuales han ido enterrando un poquito de cada vez la tradición del “Régulateur” que debo decirlo está siendo mantenida por otras Obediencias, tanto en Francia como Latinoamérica, situándose Brasil en esta recuperación como cabeza de puente de la tradición genuina del Rito Moderno y no el GOdF. Eso es un hecho y una realidad.

Todas estas cuestiones son de las que en parto trato en mi libro con temáticas como estas: http://masonica.es/ficha/?i=333&sa=9

¿RITO MODERNO O RITO FRANCÉS? DIVISIONES Y DERIVADAS
  • El GODF y sus peculiaridades rituales.
  • En qué bases rituales trabaja el Gran Oriente de Francia?
  • Los «otros Rituales» de base Moderna en el GODF
  • La Masonería de los «modernos» en otras latitudes
Y aunque esto les parezca algunos que son más bien a guerras rituales, lo cual no deja de ser paradójico, pues cada vez que hay alguna posibilidad sacan a relucir la famosa Carta de Lisboa del Rito Francés, que nace de la discriminación que sujeta en un medio universalista como es el rito Moderno/Francés, unas premisas más bien poco universalistas de cara a mantener la segregación obedenciall. ¡Mal camino lleva el Rito Francés¡.

En todo caso esta preocupación por indagar algo más allá de las clásicas propuestas de autores que trabajan en Rito Francés, lo cual no parece tener buena prensa como ya advertía Maurice Bouchard, me lleva precisamente al libro que este Hermano publicado junto con Philippe Michel: Rit Français d´origine 1785. Dit Rite Primordial de France.

La edición de dicho libro ha creado una importante polémica con otro investigador y practicante de tal Rito Francés/Moderno como es Hervé Vigier, que se ha sentido algo más que molesto, por esa coletilla de Dit Rite Primordial de France puesto que Vigier la tenía reconocida por el Servicio de Patentes y Registro de la Propiedad Intelectual de Francia tal alocución, sí es que se puede registrar algo tan genérico y circunstancial como es el tema del Rito Primordial,

Para mi gusto y entender, ambos) autores (Bouchard y Michel) han cambiado el acento de la cuestión poniendo el peso en que el Rito Francés, es el rito primordial en Francia, cuando en realidad creo que el mayor acierto sería indicar que el Rito de Los Modernos es el rito Primordial en Francia, sea bajo la ritualidad del Régulateur o de los rituales de Referencia del GOdF, y aunque esta tradición ultima parece quedar desplazada en función de que se dé o se practique en un lado u en otro, porque en 1891 el GOdF en unas conclusiones de estudios sobre los Grados Capitulares en un intento de dar un nombre al Rito, estuvieron muy acertados cuando se dijo aquello de que : “Rit primordial de France que par des raisons bien connues on, a, depuis 5804 tenté d´appeler Rit Moderne”

Ya lo decía Dominique Jardin, que había que separar hermenéutica e historia; y de ambas las cuestiones nacionaliegas que parecen ser muy perniciosas.

Pues eso otra de las joyas bibliográficas este años es el libro de Maurice Bouchard †(GODF) y Philippe Michel (GLSOT), que tras un Prefacio de Pierre Mollier, y una introducción un poco escasa dadas las importantes aportaciones que se hacen en apenas un docena de páginas, se pasa a un intenso trabajo de análisis del ritual de 1785, no de una forma genérica sino empezando por el grado de Aprendiz y concluyendo en el grado de Compañero hasta llegar al de Maestro, en ese trayecto de 320 páginas se va diseccionando símbolos y elementos, describiendo cada uno de ellos, su posible origen, su utilización y emplazamiento. Etc.

En este aspecto es un libro muy interesante para todos, al menos para los que estén interesados en el Régulateur de 1785, y sobremanera para los que estamos desarrollando estudios de trabajo comparativo en los rituales “modernos”, pues ellos nos facilita mucho la vida a la hora de bosquejar cada elemento de la ritualidad “Moderna”.

Es un trabajo este que ha llevado años sacar adelante, y del cual no ha podido disfrutar uno de los autores Maurice Bouchard que pasó al Oriente Eterno, antes de ver editado el libro..
El libro se cierra con un trabajo sobre la evolución del Rito Francés, para finalmente entregarnos todo el Cuaderno ritual del Aprendiz, Compañero y Maestro de 1785. Que eso si es otra joya a tener en cuenta para posteriores trabajos de contrastación.

Así mismo ha llegado a los Salones del Libro Masónico en Francia el libro del disgustado Hervé Vigier, “Le Rit Primordial de France, dit Rite Français ou Moderne” cuyo texto ha pasado más bien desapercibido, aunque como digo, en Francia originó una borrasca primaveral con Philippe Michel.

En todo caso siempre es bueno seguir a Hervé Vigier, que en la página 51 recobra de la “ruta brasileña del Rito Moderno que fue para allá por medio del Gran Oriente de Portugal, y que ya en Brasil en 1822 se habla de un sistema en 7 grados el cual de forma ininterrumpida ha conservado el Supremo Consejo del Rito Moderno del Brasil., y aunque algunos lo puedan considerar como una “aventura burlesca” Hervé Vigier indica como uno de los grandes referentes del Rito Moderno/Francés en Francia, que se ha transmitido a los Hermanos belgas y franceses tales tradiciones y por tanto están en disposición de constatar una filiación iniciática que según su “sentido y juicio es un legitimidad suficiente”.

Otra de las vías de llegada del Rito Moderno es a través delos Países Bajos con el Capítulo de Roos que ya contado Jean van Win, y que se ha publicado en el libro de Rito Moderno. Una mirada desde el siglo XXI, todo su acontecer. Estaría la propia que se hace por el Gran Colegio de Ritos en 1995 y la resurrección del Gran Capitulo General del Rito Francés, los cuales unos mediante Patentes y otros licencias de usos, hoy el Rito Moderno tiene presencia en el mundo masónico con plena vigencia.

El libro que publica Hervé Vigier dentro de las acciones que prodiga la Asociación de Les Amis de Roger Girard, que trabaja en la “defensa e ilustración dela masonería francesa, en el escriben varios autores:
  • El instante en que el velo se rasgó o el nacimiento del Caballero a través de los grados de Sabiduría de Hervé Vigier
  • El Rito Francés de los Modernos desde el eclipse y la trashumancia de Jean Pierre Duhal
  • El Capitulo holandés de Rito Moderno Francés de Roos de Jean van Win
  • Altibajos de los Grados de Sabiduría del Rito Primordial de Francia; Hervé Vigier:
  • Sobre el Grado simbólico del Caballero del Sol 28 grado del REAA 72 grado dela nomenclatura del Vº Orden del Rito Francés de Hervé Bodez
  • La Recepción de la Hermanas en Masonería de Hervé Vigier que también ha escrito el siguiente capítulo: La revolución Masónica de los ojales
Ha este libro le dedicaré una entrada por los diferentes temas que trata y la cualidad y calidad de los Hermanos.

Víctor Guerra MM.:.