miércoles, 24 de junio de 2015

Jean Yves Tournié, la visión heterodoxa de un referente del Rito Francés

mandiles
La bibliografía masónica sobre el Rito Francés, ya lo he comentado varias veces, es exigua incluso en Francia, y ya no digamos fuera del hexágono , donde se pueden  contar  con los dedos de las dos manos los trabajos dedicados a tal rito, más allá de la publicación de los distintos rituales.


Y con referencia a lo publicado y pese al tiempo que ha pasado no quiero dejar de lado  dos trabajos importantes en la bibliografía masónica, como son los trabajos  de  Jean- Yves Tournié: Les origines e la Franc-maçonnerie. Sources et histories du Rite Français «Moderne» du XVIII siecle a  nous jours.


El motivo de traer su libro a este pizarrón dedicado al Rito Francés, es porque de alguna manera se han desmarcado de la mayor parte del contexto en que se han movido la mayoría de los estudiosos del rito Français, lo cual  en el caso de Tournié , este planteamiento ya queda patente en el subtítulo cuando hace referencia a los «Modernos» como base  y desarrollo en lo que hemos venido denominando convencionalmente como Rito Francés.

Tournié ya en el Preámbulo de su libro deja claros  una serie de posicionamientos que se resumirían en la primera frase del libro cuando dice que El agua siempre es más clara, cuanto más se remonta hacia el nacimiento, y por tanto hace mención que en el seno de las  de las estructuras masónicas estructurantes y Obedenciales, es raro encontrar Hermanos fieles a los fundamentos, y por tanto se arremanga para dar cabida a Jean Mourges (GOdF)  cuando estima que la vida de la masonería como una asociación reformista con una sola vocación política y social ... lo cual lleva a la Orden masónica a situarse a un nivel de publicidad y soñolencia mediática y de las reacciones populistas.

Y ante ello se pregunta: ¿Si la masonería tradicional estará adaptada a la vida y desarrollo económico y social que marca el siglo XXI. y por ello apela a una cuestión que se da en el desarrollo ritual del rito Francés del GOdF ,cuando indica que sería más juicioso adaptarse  los «Modernos»  en lugar  de «Moderno» como se hace tradicionalmente, es un sibilino juego de palabras pero que nos adelanta la renuncia al planteamientos  propuesto por los Hermanos de la Primera Gran Logia, para quedarse en un apelativo del Rito Francés. como «Moderno», tanto es así que piensa que transcurrido tanto tiempo los profundos móviles que movieron a la fundación de la Gran Logia de Londres y personajes como   Payne, Desaguliers, etc ha día de hoy no han sido dilucidados y máxime cuando ellos lo enfrentamos con la creación por parte del anglo irlandeses  liderados por Laurent. Dermott crearon  la Gran Logia de los Antiguos 1751, de esa guerra finalmente la firma de la paz el Acta of Unión de  1813 traerá como consecuencia el Rito de Emulación.

La valentía de Tournié es mostrar sus cartas en tanto que dice ser de los pocos que disiente   sobre  el hecho de que la masonería  francesa nada tenga que ver  con las logias operativas y que su esencia sea inglesa y por  tanto se distancia de la tesis sostenidas por Roger Dachez, y otros que sostenemos, que habiendo ese contacto y prestamos de por medio no por ello debemos concluir que la masonería especulativa provenga de los operativos. Esta claro que Tournié de aleja de las tesis actuales para entroncar con las que plantea la masonería tradicional que tomando el Rito Primordial como referencia no desea perder de vista la herencia operativa, pero desde luego si caer en el cliché naíf de que la masonería había sido articulada con el solo objetivo de  la filantropía

Jean-Yves Tournié va planteando en su denso libro, datos e incógnitas que sobresalen en cada capítulo, pues no entra de lleno en el tema del Rito Francés, sino que hace un repaso historiográfico importante,  como digo planteado los temas y sus equidistancias, que nos ayudan a entender el contexto y sus desarrollos, y también observar como los miembros del GOdF no son un clon de la estructura del Consejo de la Orden , o de la imagen que nos ha quedado en la retina sobre la organización francesa.

En este sentido siempre me ha llamado la atención la equidistancia de algunos de sus más singulares personajes, que rayan la heterodoxia con respecto a lo habitual en el GOdF, en la cual hay que situar a Boeglin, Forrestier, Morgues, Bauer y claro está Jean Yves  Tournié.

Los temas que toca su libro van desde las Dificultades de los Orígenes, Las Constituciones de Anderson, Anderson y Desaguliers, los emigrados franceses en Inglaterra e Irlanda, los Estuardistas,  o el Caballero Ramsay. y será a partir de la pagina 91 en el capítulo Aparición de los Altos Grados y su Codificación, cuando empecemos a ver a lo largo ya de todo el libro un desarrollo más pegado al Rito Francés.

Será en este contexto cuando Tournié desde esa simplicidad expositiva que le caracteriza nos indique como se juzgó  en 1794 incompatible con el espíritu de fraternidad masónica el grado de Caballero Kadosh, y como en 1780 se prohibieron una serie de grados por creerlos peligrosos, ficticios e ilusorios como el Kadosh u otros grados alquímicos y templarios aportado por el Barón de Tschoudy, o como la gran obra de codificación como fue el Régulateur du Maçon fue considerado como un libro de sacrilegio.

Tournié  iniciado en 1970 en el Gran Oriente de Francia con puesto de relevancia que van desde Venerable Maestro a Consejero de la Orden, Gran Maestro Adjunto, y defensor del Rito Francés de 1783, y trabajado infatigable como Gran Canciller del Gran Colegio de Ritos para que se restituir y reforzar el Rito Francés, aunque en el años 2002 abandonará el GOdF para constituir  el Gran Capitulo General de Occitania y Catalunya Mediterráneo,(GOTM) desde esta atalaya será la que le lleve a decir que el GOdF siguió practicando el Rito Francés elegido como Rito Fundador a fuerza de res escriturar sus rituales cada vez más pasando por todo, desde las formas espiritualistas  a  las laicistas, considerando al hombre como sagrado, lo cual no es bien encajado por las logias pero no deja de ser un pasaje obligado para abrir la reunión, olvidando como le indican otros practicantes y estructuras , y es que el único ritual bien adaptado a las circunstancias sería el Régulateur du Maçon. en las Aperturas y Cierres  coincide con él archifamoso Groussier, tras sus diversas reformas este último es la base base de los actuales  Rituales de Referencia del Rito Francés, aún más reformados,  y que actualmente utiliza el GOdF.

Y por esa misma razón no se le caen los anillos en confirmar el trabajo de Jean van Win sobre el Capitulo de Roos y dar respuesta a algunas cuestiones dando nuevas claves en ese viraje de mirada hacia Brasil ,que nos les desvelaré para que al menos compren el libro pues es una joya, de esas que uno empieza a subrayar aquí y allá entre afirmaciones y preguntas, y que es un no parar, y sobre todo cuando llega  a la parte más actual y controvertida como es la reactivación del Gran Capitulo General, la puesta en valor del 5º Orden, donde el Hermano Tournié tuvo responsabilidades junto con Lambichi que fuera más tarde GM, y solo por esta ultima parte es bueno tener su libro a manos para entender los entresijos políticos  masónicos en estructuras como la gran naviera de frágiles goletas que flota la Rue Cadet, 

En fin un libro  no para desesperanza, pero sí para tener una visión distinta de la que se viene contando y para comprobar que la utopía de querer recuperar el Rito Primordial  y su mejor  codificación como Régulateur du Maçon que algunos hemos propuesto hace años, sigue presente en  viejos Hermanos con conocimiento de causa,  pese a que se  opine que hemos perdido el Norte, y visto por un autor que ha estado atento a las novedades a las puestas en valor y al ensayo de las utopías, y que no se ha quedado en los cuatro reglas memotécnicas sobre las diferencias del rito.

Y Termino con una larga frase de Tournié : Una historia masónica construida al filo del tiempo, hecha de anécdotas, de voluntad, de desilusiones, de encaprichamientos, de traiciones, una corta pero  banal historia de hombres en una institución, de una Orden que debería ser, una parte de la elite de buscadores de la espiritualidad y que han quedado durante épocas perdido en el mundo de la profanidad, .. y que debería ser percibido como un TODO.

Víctor Guerra. MM.:.