lunes, 15 de febrero de 2016

CAMARA DEL MEDIO ¿DE MAESTRO O DE COMPAÑERO? 2ª parte y final



"alt.Tablero de Logia"

Hace unas semanas planteaba en este mismo blog, la primera entrega sobre el tema que no deja de ser apasionante, tanto para Compañeros como para Maestros, y cuyo debate pues muchos estudiosos lo evitan por lo complejo y engorroso del tema , así Percy John Harvey, en su buenísimo trabajo  sobre La Cámara del Medio y la Cámara de la Recepción. evita en su trabajo entrar en dicha disquisición y ya de mano incide en su libro en que dicha Cámara es la dedicada a la Recepción del Maestro.

Hoy seguimos con el tema intentando levantar el velo de los misterios y de las paradojas que a veces nos tiene fácil respuesta, cuando la tienen, pero no por ello debemos dejar de «interrogarnos», que debiera ser una permanente preocupación de todo masón que se precie de librepensador, y de la cual estarían absueltos aquellos que se preocupan del pastoreo de masones a modo de rebaños de ovejas, y procuran evitar en su pastoreo diversas lecturas, tal vez porque a ellos mismos les resultan inútiles o muy complicadas.

En todo caso ahí queda el trabajo para la reflexión y el debate interno de cada masón y en cada logia, que ese es el campo de acción de estos escritos, intentar formas e informar a los Hermanos en los temas más diversos de la ritualidad masónica. 

Víctor Guerra

Una Cámara del «Medio» del Templo?

Con respecto al paisaje de la francmasonería en Francia, en 1725, y refiriéndose particularmente al grado de Maestro, hay un dato que ignoramos completamente, y no es un tema menor, se trata de los cambios que se aportaron al grado de Maestro, así como los cambios que se dieron en otros puntos de la masonería simbólica, y por tanto desconocemos el origen y la finalidad a la que responden esas introducciones en el corpus ritual máxime con el establecimiento en Francia.

Por otro lado, no hay que perder de vista que el grado de Maestro, en Inglaterra, no fue adoptado de forma inmediata, ni lo fue de una manera universalmente, tardaría unos cuantos años en imponerse.
Hay que tener en cuenta que en 1730 la situación con respecto a este grado nos la adelantaba Prichard, el cual afirmaba que «de cien masones, solo uno» conocía este grado, cosa nada extraordinaria si tenemos como dato de referencia que en la misma Inglaterra aún los años 1750, las logias ignoraban sino su existencia, sí al menos su práctica.

Como dato de apoyo a esta tesis comentar, que la leyenda de Hiram, precisa y con detalle, no será publicada en Francia hasta 1744, cuando se publique El Catecismo de los Francmasones, bajo la firma de L. Gabanon, (alias Louis Travénol), dejando constancia de que este es el primer documento relativo al Grado de Maestro que se publicaba en Francia, dejando de este modo al aire varios descubrimientos.

Los dos primeros serán aquellos que salen de esta pequeña obra, y uno de ellos es el nombre de arquitecto del templo, que ya no es exactamente Hiram sino Adoniram, dado en otros lugares en las condiciones, bajo las cuales la antigua Mot del Maçon indica y eso es otra cuestión, que a consecuencia de la pérdida de la muerte de Hiram, y hay dos corrientes diferentes y como tal serán retenidas por la tradición masónica inglesa posterior, pero la diferencia que nos interesa ahora destacar es precisamente el argumento sobre la Cámara del Medio con los Cinco Puntos del Compañerismo, que lógicamente han devenido en los Cinco Puntos Perfectos de la Maestría, y cuya transferencia trajo importantes consecuencias

Tal vea todo este conglomerado de situaciones, necesiten de una explicaciones más puntuales y específicas sobre las relaciones simbólicas entre la Logia y el Templo de Salomón

La logia es el Templo?

Con respecto a este interesante punto, digamos que estamos muy acostumbrados por una larga trayectoria comunicativa, sobre manera muy enraizada en el Continente, y tal vez algo más mesurada en Gran Bretaña, en pensar que la logia es un «modelo» al modo y manera que este es una suerte de réplica simbólica del Templo de Salomón.

A este respecto será interesante dar un repaso a un viejo artículo que incide en este peculiar edificio y su relación con la masonería, el cual se escribió hace ya un tiempo: El Templo de Salomón ¿Necesidad o imposición en Masonería?[1] 

Esta permanente referencia intrahistórica en la masonería conlleva la presencia de una serie de expresiones, no siempre adecuadas a la realidad histórica, y que se registran en este tono de «entrar en el Templo, «cubrir el Templo», etc; que no son tan universales como se pudiera pensarse en un primer lugar, por tanto, se puede decir que son por lo general expresiones muy desconocidas en Inglaterra y en Estados Unidos.

La explicación de esta ausencia o desapego de la Logia como representación del Templo de Salomón, que tanto gusta en otros sectores masónicos, viene en parte, -dice Dachez- «de que los más antiguos textos masónicos no dicen absolutamente nada de que la logia sea la viva imagen del templo y como consecuencia de que  sus planos se superpongan.
PhotoScan (2)

Volviendo a nuestro relato, vemos que pasadas las décadas, la mítica del Templo va a jugar ciertamente un papel preponderante entre los pensadores del momento, (barrocos y renacentistas) que desarrollaran todo un conjunto de estudios y maquetas, destacando sobremanera el trabajo filológico y científico de Arias Montano y Villalpando (1572) y cuyas intenciones era plantear el modelo de Conocimiento que pudiera encerrar el mítico Templo.

Por otra parte, tal búsqueda de la representación de dicho templo, arrancaba de Eusebio de Cesárea y Beda el Venerable, trabajos que continuó con F. Bacon (1627) que en su obra La Nueva Atlántida, en cuya obra nos retrata su concepción de un grupo de sabios reunidos en el Palacio de Salomón.

Continuaron en esa línea: N. Golmann y L. C. Sturn (1611-1719) y también A. ben Jacob (1695); y Lund; Von Erlach; en 1728 Isaac Newton; y el neo francmasón C. Wren (1750) entre otros. En general todos ellos se embebían de ese retorno a los orígenes, y de esa intensa búsqueda a través del Antiguo Testamento para ver encontrar en él la representación como ya exponía de la idea de edificio inspirado por Dios.

En ese círculo de representaciones jugaron un papel importante determinados actores que van a estar en estrecha relación con la creación de la masonería moderna, precisamente en ese espíritu de aspiración de lograr un Templo a la vez místico y racional, en relación con «los temas referentes al Centro de Unión de reunir todo cuanto está esparcido» que se dan en masonería y que encontraran en su más viva representación desde la perspectiva simbólica en los tableros de logia utilizados por la masonería especulativa después del siglo XVIII.

Eso sí con una conjunción de elementos cósmicos y herramientas de la masonería operativa a la manera del “Arte de la Memoria”; no debemos olvidar como nos plantea P. Negrier «que los miembros de fundadores de la masonería de 1717 había recogido en 1714 la Mot de Maçon» .

Aunque hay que diferenciar entre la noción de logia y templo, lo cual a menudo nos lleva a bastantes confusiones.

El Primer Catecismo de la Mot de Maçon (Edimbourg, 1696) el citado Templo de Salomón se encontraría de cara a la logia, situada sobre su “parvis”; por su parte el ritual de 1727 “Confesión de un Mason”, denomina logia a una parte de un local donde los masones se reunían para trabajar y de otra parte para la reunión de esa misma asamblea de masones; lo cual nos lleva a pensar que el Edimbourg situaba a la logia sobre el parvis del Templo de Salomón, que para los masones calvinistas, otra cosa que la representación de su “Iglesia fraternal”, presbiteriana.

Por su lado el Maçon Demasqué, va a interpreta como el símbolo de la unión fraternal el nombre de Salomón “que es el símbolo de la sabiduría, así como su templo es la unión de los Hermanos”.

Un poco antes en el Dumfries nº 4, cuya versión resume los Old Charges o los Antiguos Deberes, (un ritual “catolizado”) cuya base era un ritual episcopaliano y arminianista) encontramos parte de la respuesta a esa imposición que se va dando en torno al modelo del Templo de Salomón; con el catecismo que aporta el ritual, el cual contiene un tono moralizador que se complementa con la parte histórica, en él nos plantea la figura de Hiram, aunque no se detiene en ella, pero nos habla de la ubicación de la logia: ¿Dónde se encontraba la logia justa? Bajo el pórtico del Templo de Salomón”
Sin embargo, el e Manuscrito de Edimburgo de 1696, nos dice:
  • ¿Cómo está orientada vuestra logia?
  • De Este a Oeste como el templo de Jerusalén
  • ¿Y dónde está situada esta primera logia?
  • En el porche del Templo de Salomón
Hay algún otro texto escocés más, que junto con el texto de 1723 A Mason´s Examination, inciden en cuestión de que la logia se halle fuera del Templo de Salomón.

En un asunto en el que todos los manuscritos coinciden: Edimburgo Register House, Ms Chetwode Crawley, el Trinity College, o el Sloane, es que la orientación de la logia es Este-Oeste, al igual de «como están situados los templos sagrados», para unos, lo más antiguos, hacen referencia al templo, y lo más modernos a las iglesias, en todo caso siempre hacen referencia a ese eje, también llamado eje litúrgico.

Esto nos puede sorprendernos, pero tiene una lógica aplastante, ya que no se puede olvidar que la orientación de la Logia coincide con un plano de entrada, que se efectúa por el Oeste, estando tal logia cerrada por el Este, y por tanto es imposible que ésta se situé a la inversa del Templo de Jerusalén, cuya entrada se ubicaba al Este, quedando la parte más oscura, más santa y cerrada al Oeste.

Y lo que parece imposible es que ambos dos edificios puedan tener una orientación inversa, la una con respecto al otro, y sobre el mismo eje Este-Oeste, digamos que es casi inverosímil de sostener tal superposición, de hecho, veremos algunas consecuencias inesperadas de esta inversión.
Templo ty Logia
 
Situación teórica de la Logia y el templo
clip_image002

En el Catecismo de los Francmasones de 1744, hay una repartición espacial que efectivamente queda más clara.
Sin embargo, en contraposición tenemos que el Compañero ignora dos cosas, que la palabra de su grado es Boaz, en tanto que la del Aprendiz es Jachin, ya que la cuestión nos la manifiesta dicho Catecismo…:
  • ¿Por qué usted se ha hecho Compañero?
  • Para conocer la letra G
Es de creer que está en un terreno conocido, porque cuando se le pregunta al Compañero por la significación de la letra G, este revela que es la “Geometría” o la “quinta de las ciencias”, que no es otra cosa que lo indica su grado, y por supuesto, aquí ya no encontramos ni escalera, ni por supuesto está en la Cámara del Medio.

Es en el grado de Maestro, donde todo cambia, tal y como vemos en este pasaje del catecismo de instrucción
  • ¿Cual es el nombre del Maestro?
  • Gabaon
  • ¿Donde trabaja usted?
  • En la Cámara del Medio
  • ¿Como ha llegado usted?
  • Por una escalera en forma de espiral que se sube por tres, cinco y siete.
  • [...]
  • ¿Cuando usted entro que vio?
  • Una gran Luz dentro de la cual apareció la letra G
  • ¿Que significa la letra G?
  • God, que quiere decir Dios, uno más grande que usted
  • [...]
  • ¿Ha recibido usted promesas?
  • Sí, yo estoy contento
  • ¿Dónde será usted recibido?
  • En la Cámara del Medio
La fidelidad es casi literal al texto de Prichard, sin embargo data de unos 15 años atrás, y llama la atención que todo lo concerniente a la Cámara del Medio y la significación divina” de la letra G , se haya transferido en bloque al grado de Maestro.

De este modo el grado de Compañero queda despojado por Prichard de sus Cinco Puntos. Así mismo en el Catecismo de 1744, subsiste la misma letra, pero sin decir ni cómo, ni dónde el candidato la ha descubierto, y para colmo aparece con una sola significación “geometría”.

Aun así, se lleva a cabo entonces una mutación esencial que está presente durante todo el siglo XVIII hasta nuestros días, y es que dentro del contexto francés y de buena parte del continente la «del Medio será específica del tercer grado, y la logia se identificará con el templo»”.

Y pareciera que estas dos nociones sean inseparables, sin que nadie sepa de dónde procede esta re-lectura que preconiza un sistema masónico nuevo, a pesar de que ello entrañe una doble consecuencia.

Los reformadores franceses del grado han observado que después de Prichard, la agresión al Maestro Hiram tuvo lugar dentro del Templo, al menos eso parece desprender de las dos corrientes rituales que soportan la leyenda el Maestro Hiram, y que la recepción de los Maestros y la posterior agresión se reproduce también dentro de éste, por tanto, es de estas premisas de donde se saca que la Logia está superpuesta al Templo.

Volviendo al tema de la Cámara del Medio, lo más curioso es que bajo la forma de una traducción muy imperfecta, pero más coherente y fiel sobre el plano que la original, la divulgación de 1730, -texto de Prichard- fue conocido en Francia después en 1738 como la Recepción Misteriosa, ésta traducción es clara con respecto a la Cámara del Medio, y el Segundo Grado, situando ésta en uno de los anexos del Templo.

Podemos admitir que los autores de este nuevo sistema ignoraran deliberadamente este texto, que todo es posible, para de este modo poder operar el cambio perseguido.?

Los pasos del olvido

Una de las consecuencias de ese cambio es la noción de la escalera en forma de espiral, lo cual no parece corresponder con ningún uso ritual de esos momentos, que por otra parte va a persistir hasta muy tarde en la ritualidad francesa; en revancha la revelación de la letra G al candidato en la Cámara no subsistirá más allá de 1745.

Es como sí nos preguntaran si la letra G fuera verdaderamente consubstancial a la Cámara del Medio, o como si ella pudiera estar separada de ésta. Tanto es así que en los rituales del GOdF, en los que se preguntaba este tema en 1785, observando un cambio operado en los rituales impresos de 1801 (Régulateur du Mason)[2] en la mención de la escalera que conduce a la Cámara del Medio persiste en el Tercer Grado, pero no así la su presencia, pero sí el “horror y la tristeza”.
  • ¿Dónde habéis sido recibidos?
  • En la Cámara del medio
  • ¿Y cómo habéis llegado?
  • Por una escalera que he subido por tres, cinco y siete.
  • ¿Que vio usted?
  • Horror, duelo y tristeza
Tras este rito elaborado, en el último cuarto de siglo XVIII, que conserva numerosos arcaísmos de la masonería francesa, ya supone de mano un alto interés para el estudio que nos ocupa, veremos que el tablero de logia situado en el centro, o sea en el medio, viene a representar el diseño de un templo con siete escalones, que el Aprendiz ha subido, lo cual simbólicamente representa este simple dibujo, tres que desciende el Aprendiz, cinco el Compañero, y el Maestro descenderá por los siete peldaños, dicho esto en referencia a la representación del interior del templo, que se hace ver con los siete peldaños dibujados en el tablero para de este modo «hacerlo pasar a la Cámara del Medio»

clip_image004
Tablero del Grado de Maestro del RER con los siente peldaños que dan entrada a la Cámara del Medio.

Estos tableros participan de un modelo de creación- sacralización de un tiempo- y de un espacio orientado, creando a su vez dos acepciones del tema: Orientación y Dirección.

En pocas palabras, lo que se dice es que la escalera está compuesta por un grupo de siete peldaños sobre la fachada del Templo, y no la derecha, sino al costado del lado Sur tal y como indica la biblia, donde la Cámara el Medio es designada, de aquí en adelante, como sala del “Medio” del Templo, es decir el Hikal, situado entre el vestíbulo, al Oeste de a la Logia, y por tanto situado al Este dentro del verdadero Templo, y más al Este de la logia, entonces se situaría en la extremidad Oeste el citado Templo de Jerusalén, en el Santo de Santos. Estando en el Debir, el asiento del Venerable, en un lugar del antiguo Templo, donde nadie podría penetrar.

Camara del maestro

el ritual más antiguo del REAA para los grados azules: Guía de los masones escoceses, publicado en 1804, un texto muy heterogéneo el cual combina más o menos armoniosamente un ritual inspirado en la tradición de la Gran Logia de los Antiguos en Inglaterra 1760, y recogido en la publicación Tres Golpes Distintos, junto a los usos franceses del siglo XVIII, lo cual ilustra muy bien las incoherencias residuales, pues en el ritual de Maestro, no habla para nada de la Cámara del Medio, ya que esta noción en el Tercer Grado es desconocida para los ingleses.

Sabemos pues por el Discurso Histórico del grado, que las costumbres francesas provenían de una raíz diferente de la precedente, y hasta cierto punto era un tanto compatible con ellas, ya que estipula que los “Maestros se reunían en la Cámara el Medio”.

Más aún, este ritual va a introducir una innovación que no siempre persistirá, y que es un ejemplo más, de cómo fueron abandonadas algunas cuestiones; a fin de materializar la Cámara del Medio, evocada por el Discurso histórico, sobre la cual el ritual está mudo, se haya el texto introductorio, curiosamente intitulado Disposición de la Cámara del Medio, formula una serie de indicaciones:
  • Un ataúd en el medio de la logia cubierto por un velo mortuorio salpicado de representaciones de cráneos y osamentas colocada en aspa, y de lágrimas.
  • Formando alrededor de este ataúd una separación con los paneles de cortinas para representar la Cámara del Medio.
  • A un lado de esta cámara, del lado Oeste, en el Occidente, se sitúa una rama de Acacia sobre un pequeño montículo….
Este curioso dispositivo, donde la significación escapa por completo del resto, mostrando en todo caso el olvido del sentido de la primera Cámara del Medio, que ya no figura en la versión del REAA datada de 1829, en cambio en esta última, bajo la necesidad de encontrar sentido a la expresión “Cámara del Medio” y ajeno a la tradición revindicada de los Antiguos en el grado de Maestro, conduce a los compiladores del ritual en cuestión, a una nueva innovación.
En la instrucción del grado, se encuentra este pasaje, muy revelador:
  • · ¿Dónde trabaja usted?
  • · En un taller llamado Cámara del Medio
  • · ¿Qué significa esa denominación?
  • · Ella significa que el masón que ha venido este ultimo grado a la instrucción se ocupa en su interior de trazar los planos que deberán seguir los obreros que están bajo su vigilancia 

Está claro que las primeras raíces están perdidas, y por ello se abre una nueva vía para que se den todas las fantasías posibles que van desde la evolución ulterior hasta nuestros días, y que aquí mostramos una vez más.

Cómo orientarse en el Cámara del Medio?

Si tomamos los rituales masónicos en serio y con cierta mesura en cuanto al punto de la Cámara del Medio, veremos que hay ciertos problemas de orientación que se deben tener en cuenta y que no estaría de más aclarar, ya que existe un doble problema ya que la tradición masónica deja entrever la existencia de dos Cámaras del Medio, enteramente distintas y en realidad ajena la a una a la otra.
Viajes en el Templo de Salomón

Si nos fijamos en la concepción de la Cámara de Recepción que ha prevalecido en Francia y en todo el Continente, es entonces cuando hay que admitir que el curso de los viajes, un Maestro que va a ser admitido en el Hikal en espera de poder “subir al Debir”, nos debe llevar a estudiar las consecuencias filosóficas y más con respecto a la tradición de este tipo de cuestiones.

Dentro de esta concepción, la logia se identifica más o menos con el templo, aunque hay diversas corrientes que ponen en duda tal cuestión, puesto que las dificultades en trabajar y demostrar tales hechos son grandes, y más aún llegar a acuerdos y consensos.

Lo más importante de todo es la orientación, que una y otra vez se nos recuerda, y en todo momento, que la logia no puede estar en el Templo.

Pero eso no es todo, sí se quiere que el Templo de Salomón fuera como un “tipo” de francmasonería tal y como se veía en el siglo XVIII, es decir como un modelo simbólico, entonces no se puede ignorar que ello representa la tradición de Isarel, entendiendo que lo más santo que es el Debir, es un lugar prohibido a todo hombre, salvo para el Sumo Sacerdote en la fiesta de la Expiación, en cuyo recinto penetra para pronunciar el Nombre de Dios.

Por tanto afirmar que se va atravesar el Hikal- reservado a los sacerdotes- es entrar sin complejos en el Debir y dar a entender que toma la tradición bíblica como una fantasía, y debemos saber que tal cosa es un tema sensible para poder resolverlo de esta manera, y menos queriendo resolver de un plumazo las cuestiones planteadas.

Es por tanto interesante tener en cuenta, y fue común en el siglo XVIII, pero desde entonces parece que ha sido abandonado, que la logia no es propiamente hablar del “local” donde se reúnen los masones, sino más bien el trazado simbólico sobre el que los masones proyectan su futuro.

Pero una metonimia lamentable y fuertemente instalada ha terminado por confundir las dos cuestiones y eso ha sido tremendamente dañino, puesto que además en Inglaterra, aun hoy todavía se distingue bien entre “ the lodge” , que es el conjunto moral formado por todos los Hermanos masones y la “the lodge rom” que no es otra cosa que el lugar donde se reúnen los masones. Jamás la palabra Templo es usada en este contexto.

En cambio esta noción era perfectamente conocida en Francia en el siglo XVIII, de tal modo que tenemos por ejemplo los rituales del RER, que son una de las antiguas expresiones rituales de la masonería francesa más antigua, y cuando el candidato es admitido tras una iniciación, el Venerable Maestro da un golpe de mallete y dice: «Mis hermanos formemos la logia», y todos se reúnen en torno a tres candelabros y al tablero central para delimitar el rectángulo de la logia, lo cual se denomina «ser recibido en la logia», designando muy bien el espacio central y sobre todo el trazado simbólico en el que se encuentra.

Los candidatos, en el siglo XVIII realizaban una serie de pasos en torno a este tablero, entendiendo este como una zona prohibida que no se podía pisar a riesgo de caer en blasfemia, ya que verdaderamente se entraba en la logia, lo cual nos lleva a una conclusión interesante, la logia –en el sentido de local –no es el templo, ni puedo serlo, pero el trazado central, el tablero de grado que asi se denomina, eso sí es la logia y es el emblema del Templo de Salomón, es en ese trazado dentro del tablero al cual se invita al candidato a penetrar, y realizar el viaje al seno de esa logia que es inmaterial.

Si se opera esta disociación intelectual aparecen una serie de materias que abren nuevos capítulos, y hemos de recordar las técnicas heredadas de la antigüedad trasmitidas en el Medievo y revitalizadas en el Renacimiento a través del Arte de la Memoria, cuyas relaciones se destacaron con la primera masonería especulativa y cuyo espíritu sirve para comenzar una deambulación dentro de un edificio antiguo y sagrado.

Entonces, sí que la iniciación masónica y singularmente la elevación al grado de Maestro, deviene de un viaje ideal dentro del templo, que no es de substancia material, y que en parte está irremediablemente destruido, más la estructura simbólica que la Masonería registra de alguna manera, marca sus hitos de viaje al acceder a la Cámara del Medio dentro de este cuadro, que es tomar el Tablero de Logia como un “modelo tipo” que no es material, es imaginar, en el sentido más intenso del término, haciendo realidad con la sola fuerza de la imaginación un espacio que desafía la geografía, los puntos cardinales y el tiempo.

Llegados a este momento no podemos dejar de aportar un inspirador pasaje de un ritual del RER, que lo expresa magníficamente:

“El templo de Jerusalén es el gran “modelo -tipo” general de la masonería, que nos es revelada bajo diversos nombres, y bajo derivas formas y en diferentes épocas. Los francmasones tienen su origen en este Templo mismo”.[3]

La inaccesible estrella

En todo caso, nos debe interesar la antigua Cámara del Medio, que tanto aquí como en Inglaterra, pertenece al 2º Grado y que ya hemos situado en los anexos del Templo.

En el momento esencial de la ceremonia de paso, es decir del acceso al grado de Compañero, (2º) que en Inglaterra consiste en hacer subir simbólicamente una escalera en forma de espiral que se realiza por cincos pasos, puesto que estamos en el 2º grado, y es así, por esos pasos como el candidato llega al altar del Venerable, para poder prestar su obligación ante la Ley Sagrada, subido a una escalera que conduce a la Cámara del Medio, accediendo directamente a la palabra de Dios.

Debemos tener en cuenta naturalmente la interpretación ritualística desde la perspectiva espiritual de la masonería anglosajona, donde los valores y las significaciones religiosas en esta masonería son inevitables.

De hecho la contemplación del Tablero de Logia del 2º del grado inglés, sin olvidar que estos primeros tableros asociaban a ellos el discurso ritual,  en general poco nos dicen de las herramientas, pero sí es verdad que insistían siempre sobre otros conceptos fuera de las herramientas, ya hemos visto lo elocuentes que algunos son al mostrar el grado de diferenciación entre unos y otros.

En cuanto al tema que estamos tratando en lo alto de la escalera se pueden ver las cuatro letras del Nombre de Dios y por encima de esta escalera resplandece una estrella, que tiene seis puntas, y en algunas otras representaciones, un tanto raras, dicha estrella se representa en ocasiones con cinco puntas, poco importa, pues en su centro se encuentra el elemento primordial que es la letra G.

La representación de esta estrella, es sobretodo “flambeante”, y aquí sí que tiene mucho que ver las aportaciones de algunos autores al incorporar como explicación los temas hermenéuticos, en tanto que éstos vienen a magnificar “la Gloria del Centro”, el esplendor divino que se encuentra en el centro de todo el universo.

El pasaje, con la mesura habitual de la banalidad del grado de Compañero que raramente deja a los candidatos una inolvidable impresión, conforma por otro lado un aspecto llamativo e interesante, y es su solemnidad casi extrema, ya que en el primer acceso a la logia para ser recibido Aprendiz Masón, se le da la luz, en el segundo grado de Compañero, se le indica que la Luz es Dios, según nos indican los viejos rituales, tal concepto se dejaba traslucir en la consciencia masónica francesa, lo cual recoge el ritual “3JJJ” cuando revela que un «meteoro conducía a los Magos hasta el punto donde reposa la divinidad».

En todo este compendio de estudios y aportaciones que hemos ido analizando exponiendo paso a paso para poder conocer la conformación de esa Cámara del Medio, se llega a la conclusión de que tanto la Cámara del Medio, como la Estrella Flambeante y la letra G, están indisolublemente asociadas al origen de la primigenia masonería, bien de forma separada o sucesivamente, eso sí primero la Estrella y luego la letra G.

De tal modo que la Cámara del Medio, en la formulación del templo que hemos estudiado, nos invita a nosotros mismos a reencontrar y buscar el Templo ideal, la Cámara del Medio, en “elevación”, a la cual se estimula y exhorta-nos dice Roger Dachez, a entrar para percibir la inaccesible estrella que guía y da sentido a nuestra búsqueda, aunque a veces por diferentes prejuicios parece difícil el poder conjugar ambos extremos.

Y hasta aquí ha llegado este complejo trabajo trazado tomando como directriz lo expuesto por el investigador Roge Dachez, y completado con muchos otros materiales de la cantera, que espero hayan dado una idea cabal de lo que aconteció y acontece alrededor de la  famosa Cámara del Medio.

1Las traducciones modernas de los evangelios, no utilizan el término «pináculo» este se halla en la Versión autorizada del Rey Jacques VI de Escocia y I de Inglaterra, y de ahí lo toma Prichard
2Tanto Giblin como el Maestro Excelente se encuentra en Reyes 32 donde se habla de los guibalenses que tallaban las piedras para el Palacio.. por un “excelente Maestro.” Una cuestión muy clásica en la tradición masónica inglesa que juega un rol importante en la instalación secreta del Venerable Maestro. Hay que tener en cuenta que las biblias españolas consultadas no aparece este término de “Excelente cantero”.


[1] http://www.ritofrances.net/2011/08/el-templo-de-salomon-necesidad-o.html   [2] Se pueden consultar los textos en castellano Rito Francés Moderno (1783-1786) Régulateur du Maçon, Ed. Masónica. Los cuales están traducidos al castellano.   [3] Tercer discurso del 4º grado 
.
Victor Guerra, Traducción e interpretación sobre el trabajo de Roger Dachez: La Chambre de Milieu

No hay comentarios: