viernes, 15 de diciembre de 2017

La masonería jacobita y los Wrigs en Francia y Londres 1685-1738



3345196

La cuestión de los albores  del nacimiento de la moderna francmasonería de 1717, esta dando bastante quehacer a los historiadores, ya que es una época y unos momentos poco estudiados, bien por la falta de fuentes documentales, como por la complejidad de las trama, y máxime vista desde los hispano parlantes, tiempos y lugares que se nos presentan lejos en casi todos los sentidos.

Pero llama por otro lado la atención  la invisibilización que ha habido sobre varios momentos de la historia de la masonería, incluso sobre los movimientos heterodoxos e iconoclastas habidos en la masonería, más allá de Dermott, sus antiguos o los famosos Iluminati, o los Superiores Desconocidos…

Hace  no mucho dos autores reseñados en el blog Masonería Siglo XXI.  Kervella y Cavainac  exponían sus reflexiones a cerca de la presencia católica en el nacimiento de la masonería, cuya imagen había sido en parte borrada por la fuerte influencia del protestantismo, o pro la visión protestante de la historia masónica.:


Es un tema interesante, difícil y complejo al que Trebuchet ya en el 2013 entra a reflexionar, y como  podemos comprobar no es un tema fácil, por tanto sugiero a modo de introducción el trabajo del  masonólogo y Hermano masón Aberto Moreno que son su trabajo  LA MASONERÑÏA JACOBITA http://masoneriaantigua.blogspot.com.es/2014/10/la-masoneria-jacobita.html

Víctor Guerra

La creación de la Gran Logia de Londres y la Gran Logia de Francia, a la luz del conflicto Whig -Jacobita 1685-1738

Autor: Louis TREBUCHET

Tal vez debido a la atracción del misterio de la Mot del Mason, o la existencia de logias permanentes compuestas de masones operativos de Escocia 1 , o también por la continuada falta de archivos de las logias inglesas, cuando en nuestro caso encontramos en los archivos de las logias escocesas 2 con muchas menciones sobre miembros de la nobleza en el seno de estas logias escocesas, a lo largo del siglo XVII,.

Mientras que en términos ingleses esto es mucho más raro.  Se han recensado3 una docena de estas aceptaciones bajo el reinado de Carlos 1º, y una treintena bajo el reinado de Charles II, en su mayor parte, protectores del oficio, tales como Lord Alexander y su hermano, maestro de obra de su Majestad en 1634 4, o colegas como David Ramsay, sirviente especial de su majestad, y relojero del rey, y primer maestro de la Venerable Compañía de relojeros en 16315 .

Acceso al trono de Jacques II, y nacimiento de la masonería simbólica

El panorama de las logias de Escocia de carácter ampliamente operativo cambiará a partir de la muerte de Charles II. El número de personalidades, masones no operativos recogidas en el seno de las logias escocesas entre el acceso al trono de Jacques II, 1685, y la creación de la Gran Logia de Londres, en 1717, se elevará a una centena, tres veces más de los recibidos durante todo el reinado de Charles II, por un período de tiempo que es sustancialmente equivalente. Indicar que seis logias estaban constituidas en su mayoría, e incluso fueron fundadas por masones no operativos como las logias Dunblane, Hamilton, Kelso, Haughfoot, Aberdeen, y Dumfries.

Entre los trece miembros citados en el primera minuta conocida de la Logia de Dunblane 6 , se han encontrado sólo cuatro masones operativos, la mayoría eran gentilhombres ligados a la causa Jacobita. John Drummond, Vizconde Forth, luego Duque de Melfort, será Venerable Maestro de esta Logia en 1743, pocos años antes de su muerte.

En el San Juan de Invierno de 1695, 13 maestros de la Logia de Hamilton  establecieron una incorporación 7 . El pequeño burgo de Hamilton reagrupaba una serie de casas alrededor del palacio.  Porque la realeza de Hamilton le viene al ser sede del ducado del primer par de Escocia, 8 el ducado de Hamilton, sobre el que se asegura de 1651 en 1716 la duquesa Anne Hamilton, gran amiga de Sir Robert Moray 9 el primer masón verdaderamente especulativo, que fue llevado a la pila bautismal por Charles 1º Stuart, su padrino 10 . Esta logia agrupará entre 1695 y 1715 un número y una calidad impresionante de masones no operativos11 .

El logia Kelso  estaba compuesta entre 1701 y 1706 por 14, masones no operativos, mayoritariamente opositores al " papista " Jacques II, es la imagen de esta población presbiteriana del fronterizo Condado 12 .

La Logia Haughfoot, sita en un pequeño pueblo desaparecido, cerca de Galashiels, pero existente hasta 1738, comienza el San Juan de invierno de 1702 13 , y en el registro de sus miembros fácilmente podemos identificar una pequeña minoría de masones operativos y el montante de los honorarios de entrada. Lo cual confirma al mismo tiempo la existencia de solos dos grados de Aprendices y de Compañeros, lo cual confirma a su vez el carácter no operativo en comparación con el largo período de aprendizaje, estimado en siete años, por ejemplo, en Edimburgo.

Lo que se denomina como  el libro de marcas de la Logia de Aberdeen, es una colección de textos, y minutas, de transcripciones contables, que contienen a su vez una lista de los miembros de la Logia y sus marcas de masones, bellamente enlazados y caligrafiados, el dato de 1670 14 tiene esta anotación escrito por James Anderson, vidriero y masón, y Secretario de la Honorable Logia, y la marca que aparece al final del texto es la marca de James Anderson, no el autor de las famosas Constituciones, sino de su padre 15 .

Esta logia recibe 49 hermanos entre 1670 y 1699, 30 de ellos no pertenecen a ninguno de los oficios de la construcción. Entre aquellos que pueden ser claramente identificados, incluyen la presencia de seis jacobitas, cinco quakeros16y dos whigs.

Pero será un pequeño puerto en la costa oeste del río Nith, cerca de la frontera inglesa el que dará la mayor sorpresa. El 16 de diciembre de 1686 Jacques II impone en dicha ciudad real un preboste jacobita y católico: John Maxwell de Barncleugh17 que comienza sus funciones el 6 de enero de 1687. El 20 de mayo, La honorable compañía de masones [trabaja] para establecer una logia perteneciente a la ciudad de Dumfries... . 18 Esta logia no parece interesada en la reglamentación y la regulación de la profesión 19 ,  sin embargo recibirá en su seno como Compañeros en 1688, al teniente John Livingstone, que condujo junto con sus dragones la represión brutal de los presbiterianos del Condado20.

Ejemplo único entre las logias escocesas, ello se menciona en las minutas recibidas de los Hermanos, en consideración a la buena cualificación como cristianos 21'. ¿De qué cualificación se habla?  Dos elementos nos proporcionan la respuesta, la admisión en 1712 Francis Maxwell de Tinwald, miembro de la gentry papist y jacobite,  que se manifiesta en favor del pretendiente Jacques III Estuart, el 29 mayo 1714 en Lochmaben 22 y el manuscrito Dumfries Nº 4, que estipula que « será leal y fiel a la Santa Iglesia católica.» "Usted será fiel al rey legítimo del Reino y oraré por su seguridad en todas las ocasiones '.

La creación de la Gran Logia de Londres, una acción de manos whig

En conjunto decir que en 1717, al menos hubo un centenar de masones no operativos que pertenecían a una logia en Escocia 23 . Algunos de ellos estaban en el exilio, bien en Francia o en Europa, pero la mayoría vivían en Escocia, y solo uno ejerce una responsabilidad nacional: John Clerk of Penicuik, barón de la Corte, miembro del Parlamento de Edimburgo, y del Ministerio de Hacienda (Comité de Finanzas) 24y próximo a Robert Walpole, líder whig en el Parlamento y Ministro de Hacienda.

Algunos de ellos no pudieron ser precisamente identificados, otros el análisis documentales muestran que un poco menos de la mitad de los miembros pueden ser claramente posicionados políticamente, de ahí esta minuta: 28 son jacobitas, 5 cuáqueros, y 24 whigs. Cabe señalar que existe, en ese momento, una especie acuerdo tácito de carácter político entre Jacques II y los cuáqueros25, que eran también odiados por el poder protestante. En comparación con la centena de masones escoceses conocidos, hay sólo una docena de ingleses.  Roger Dachez indica que la sala de la taberna Oie et le Grille en la que se reunía la Gran Logia de Londres en el verano de San Juan de 1717 podía reunir 20 personas como máximo26.

En 1723, cuando se lee la Constitución de los masones libres, que contiene la historia, funciones, Reglamento de la muy antigua y venerable Cofradía, Jean Théophile Désaguliers y James Anderson, no pueden ignorar esta masonería escocesa, pero la minimizan.

En contraposición hay que decir que Désaguliers realizó una visita a la logia de Edimburgo el 24 de agosto de 172127, y el padre de Pastor Anderson seguía siendo Secretario de la Logia de Aberdeen en 172628. Nuestro pastor, [Anderson] quien finalizó sus estudios en el Marischal College de Aberdeen en 170629no puede ignorar la calidad de miembro de su padre, puesto que utilizaba la marca masónica en sus propias armas 30 .  Por tanto, cabe preguntarse: ¿Esta invisibilización de los masones escoceses era voluntaria? Si es así ¿Por qué..., y cuál es el motivo?

El estudio de dos sermones del Reverendo Anderson, los de 1712 y 1715, son reveladores.

Descubrimos que en el sermón de 171231 nos encontramos con un pastor comprometido, tanto en la religión como en política, se podría decir casi sectaria, el cual no duda en enrolarse en la directriz de la ira divina y la destrucción de Jerusalén por los ejércitos de Nabucodonosor, al servicio de su lucha, que parece implacable, contra los papistas y los jacobitas y para la futura sucesión de reina la Anne, por el muy protestante George de Hannover, en detrimento de Jacques III Stuart: Ellos son principio parte de un gobernante civil extranjero, el pretendiente de St. Germain y por un gobierno eclesiástico extranjero, el Papa, y si contamos a los otros enemigos de la sucesión protestante por la casa de Hannover,  encontrará una vasta y terrible legión

En su sermón de 1715 32 nos reenvía al pasado con la cuestión de  ¿quién asesinó al rey Charles 1 º ? , muerte que él justificará por sus muchas y odiosas provocaciones cometidas contra la gente de Gran Bretaña , y la reemplaza con una nueva cuestión ¿qué partido es el más leal al Rey George? .  Casi que ante todo esto nos preguntaríamos sí las reglas y constituciones de Anderson prohíben la discusión política, no tiene sentido algunos y como objeto principal reprimir con gran gravedad y ciencia el canto de Let the King enjoy his own again , nostálgica canción jacobita. 33

John Theophilus Desaguliers, el animador en los primeros años de la Gran Logia de Londres, Gran Maestro en 1719, y Orador el día de la instalación del duque de Montagu, en 1721, y diputado Gran Maestro en 1722 y 1723 34 , no es de una opinión diferente, pero digamos que él está bien situado en la corte del nuevo rey George de Hannover.  Siendo además contratado en 1714 como capellán de la iglesia de St. Laurent de Little Stanmore35 por el futuro Duque de Chandos, pagador general de los ejércitos de la armada, obteniendo así mismo una renta del Lord Gran Canciller, William Cooper. Estas brillantes relaciones con los whigs son las que le permiten acercarse a la familia real a los que tiene informados de las últimas novedades en materia del pensamiento filosófico36 .

El tono de la historia de 1717 escrita por James Anderson en sus constituciones de 1738 es bastante claro al respecto, puesto que comienza de esta manera:  El Rey George 1º viajó a Londres de la manera más hermosa el 20 de septiembre de 1714. Después de que la rebelión hubiese concluida en 1716, las logias de Londres se hallaban descuidadas por Sir Christopher Wren... 37 ' Precisar que Sir Christopher Wren, es siempre descrito como un servidor devoto fiel, pero como un moderado estuardista.

El primer Gran Maestro de condición noble de la Gran Logia de Londres en 1721, fue John, 2º Duque de Montagu, que es un whig convencido, y premiado en 1718 por George 1º con la selectiva condecoración de la Orden de Jarretera 38.  Y será suspendido del regimiento de caballería por oponerse a la tentativa del Príncipe Charles Edward Stuart en 174539 .

Todo esto se asemeja fuertemente a la toma del poder por parte de los whigs de una fraternidad donde estos eran una minoría, y en una época donde la reciente subida al trono de George de Hannover, tres años antes no fue unánime. Wee  German laddy (el pequeño gran alemán) como le llamaban los escoceses no era muy aceptado 40. Churchill revela que el mariscal de Berwick estimaba en aquel momento que de cada cinco escoceses sobre seis eran jacobitas41.

Un gobierno totalmente whig, dominado por los dos cuñados de Lord Townshend, Secretario de Estado y Robert Walpole, Ministro de Hacienda, después de haber apoyado al trono a George de Hannover a la plaza de Jacques III Stuart en 1714, después de haber dado jaque mate al levantamiento militar jacobita en Sheriffmuir en 1715, y después de haberse asegurado su dominio en el Parlamento por la Septenal Act de 1716 42 , en 1717 tenía la misma voluntad de controlar la sociedad civil y por lo tanto, la Francmasonería, como Napoleón 1º y Napoleón III lo hicieron más tarde no tiene nada de asombroso.

No es de extrañar, por tanto, que 1722, unos días antes del San Juan de Verano como refieren las constituciones de Anderson publicadas al año siguiente, la Gran Logia de Londres ante la visita de la delegación a Lord Townshend, asegure su celo hacia la persona de su majestad y su gobierno , a lo que el Secretario de Estado responde: que no teme ningún abuso por parte del gobierno, en tanto que se ellos se ocuparon durante mucho tiempo de los antiguos secretos [masonería]43 .

La reacción jacobita no hará de esperar. El duque de Wharton, de Europa, a su retorno de Europa se ha convertido a la causa Jacobita44 y toma el control en 1722 de la Gran Maestría por un golpe de mano 45., aunque lo perderá al año siguiente, pero continuará la lucha por la influencia, perdida en Londres, por los jacobitas, lo cual tendrá su continuación en suelo francés.

La creación de la Gran Logia de Francia, obra de los jacobitas

Las dos logias más antiguas en Francia podrían ser dos Logias llegadas a Saint Germain en Laye en 1689 como equipajes, si se me permite decirlo, de los regimientos de la guardia de Jacques II, los cuales acompañaron a su rey en el exilio, dos logias La Parfaite Egalité. Logia del regimiento de la Guardia Irlandesa del coronel Lord William Dorrington, y la logia Bonne Foi, logia del regimiento escocés del coronel Dillon, pero los elementos decisivos de la posible prueba documental, hay que decir que se carece de ella.

Sin embargo el gran hiistoriador Pierre-Yves Beaurepaire no esta de acuerdo con esta tesis ya que estima  que esa implantación  de la Orden masónica en Francia entre 1725-1726, con una presencia demostrada y no por circunstacias como es el tema de Saint.Germain  de Laye, es la logia  de paris, según los trabajos de Matthew Scanlan , y reconoce como primer Gran Maestro de la Masonería francesa  en 1728 a Warthon. est respecto se puede leer los trabajos tanto de Scanlan como los de Beaurepaire, como  los J-M Mercier , sobre los origenes jaconitas de la masonería de Aviñon, en la Revista Politica Hermética nº 24 del 2010   (Nota de V.Guerra)



En 24 de octubre de 1776 la logia Parfaite Egalité, con el regimiento estacionado entonces en Bapaume, a las órdenes del coronel Conde de Walsh-Serrant, miembro de una familia jacobita irlandesa de la primera hornada, demanda al Gran Oriente de Francia una regularización de su Constitución. Y este el 13 de marzo de 1777, como tal Gran Oriente admite que sus constituciones primitivas datan del 26 de marzo de 1688, época en la cual el regimiento luchó por Jacques II Stuart en Irlanda, y que ellas fueron renovadas por la Gran Logia de Francia el 9 de octubre de 177246. Lamentablemente, no tenemos los documentos en que se fundó esta decisión, pero al menos tenemos la fuerte presunción de que  la Parfaite Egalité, es la logia más antigua introducida en suelo francés, puesto que su regimiento había desembarcado en Brest  el 9 de octubre de 1689, bajo las órdenes del coronel Lord William Dorrington47 y estuvo en la guarnición de Saint Germain en Laye hasta 1698.

A posteriori, medio siglo después, Bertin de Rocheret sostiene dicha antigüedad de este modo: Libres masones o francmasones, Sociedad antigua de Inglaterra introduce en Francia a raíz del Rey James II en 1689, deviniendo el famoso Milord Conde de Derwenwater, al ser elegido Gran Maestro Católico en 1737. Fui recibido este año el 9 de septiembre en la logia del Venerable hermano Duque de Aumont 48 »

La primera logia francesa, y demostrado sin ningún tipo de dudas, fue fundada en 1725 por Charles Radcliffe de Derwentwater, James-Hector McLeane de Duart y Dominique O'Heguerty, así como lo indica el artículo Francmasonería redactado para el suplemento de la Enciclopedia por el hermano Joseph Jérôme Lefrançois Lalande49. Este artículo fue durante un tiempo puesto en cuestión, aunque parece que ahora los mejores historiadores consideran razonables darle algún crédito50. Lo que hace nuestro docto astrónomo y Venerable fundador de la Logia Les Neufs Soeurs, es que los fundadores de 1725 eran todos fervientes jacobitas, y muy activos en la corte de Saint Germain.

Charles Radcliffe de Derwentwater[1] es el nieto de Carlos II Stuart, y será decapitado en la Torre de Londres en 8 de diciembre de 174651como su hermano mayor James lo había sido en 171652.

Dominique O'Heguerty es la corresponsal en París de la familia Walsh, armadores y corsarios en Nantes53, sobrinos del capitán Jacques Walsh que comandaba la nave que llevó a Francia a James II Stuart en 169054. Antoine-Vincent Walsh pondrá la nave Dutillet a disposición del Príncipe Charles Edouard en el verano de 1745 y lo acompañará lo mismo que que LochNaNuagh en Escocia 55 .

Héctor MacLean, el hijo de Sir John MacLean, fue quien preparó el regreso de Jacques II a Irlanda56, e incluso a James Stuart III el 17 de diciembre de 1716 en Escocia, en razón, particularmente de los buenos servicios de luz de Sir John McLean durante el último levantamiento en Escocia 5 James III pondrá su especial cuidado, al otorgarle recursos financieros, al fin de educarle en Edimburgo, y luego hacerle venir a París en el año 171858 .
La concurrencia de whig se traslada también al suelo francés, en concreto a la Logia Au Louis d´argent, o sea la Saint Thomas II  llamada Saint –Thomas Le Breton-Le Louis d´argent, en referencia al compañero orfebre Thomas Le Breton, y que era de sensibilidad hannoveriana sita en la rue des Boucheries el 3 de abril de 1732, 59  pues en la tenida celebrada en París en 1734 de una logia concurrente, la Gran Logia de Londres estaba presidida por el duque de Richmond y por Jean Théophile Désaguliers, Antiguos Maestros de  Gran Logia de Londres en presencia del Embajador de Inglaterra, Lord Waldegrave, miembro de la London L´oie et le Grill, tambien estaba el Conde Saint Florentin secretario de Estado de Louis XV, asisten Montesquiu, el Conde  de Gouffier, iniciados en la logia The Horn de Londres en 1730, y el Marqués de Laocmaría .En el fondo lo que hay es un ataque de señor Charles Ratcliff, Conde de Derwentwater  como Gran Maestro que acusa de haber recibido a candidatos desechados de la Sanint Thomas  …

Indicar que el gran Maestro de la Gran Logia de Francia sería jacobita hasta 1737. El 27 de diciembre de 1736, había en el Grand Saint Germain, en la rue du Paon , una asamblea general de la muy antigua y honorable sociedad de masones libres para proceder a la elección de un gran maestro y después de las ceremonias ordinarias se ha proclamado con grandes aclamaciones al muy alto y poderoso señor Charles Ratcliff, Conde de Derwentwater par de Inglaterra a la plaza del alto y poderoso señor Hector Macleone caballero Baronet de Escocia, que había continuado en este honorable cargo por elección durante varios años para la satisfacción de la sociedad 61 ».

Las relaciones son no fáciles en 1736 entre logia del Gran Maestro y las logias creadas en Francia bajo los auspicios de la Gran Logia de Londres desde 1732 62 , cada uno, al decir, del jacobita Gran Maestro , acusa a la Logia Coustos Villeroy, constituida por la Gran Logia de Londres de haber celebrado una reunión en la rue du Fou y alguna otra en Passy de las más tumultuosas, durante la cuaresma, en la misma semana de la pasión de nuestro Señor durante la cual se vio reinar el libertinaje y banquetear 63, a los otros intervinientes, políticamente del lado del cardenal de Fleury, primer ministro de Luis XV, por intermedio del Embajador británico, Lord Waldegrave, miembro de la logia londinense L´oie et le Grill64 .

El 24 de marzo de 1737, el Venerable Maestro Coustos, al recibo de una carta V. G..M Milord... por el que propone remitir a la Asamblea de la Gran Logia que dadas algunas circunstancias desafortunadas que no serán ser repetidas. Baste decir que los masones están amenazados con no tener la libertad para reunirse 65 ».

El Abad de la Guardia, indica en su gazetin de 19 de septiembre de 1737 : los freys - masones políticos dicen que esta defensa de reunirse fue solicitada por el Embajador británico, por orden de su Maestro [el primer ministro Walpole, él mismo masón] que considera que Milord Derwenhouater gran maestro de esta orden y jacobita indignado, utilizaría todas sus asociaciones a favor del pretendiente y en contra de su gobierno 66". La intervención será efectiva, ya que desde el 24 de junio de 1738, el Gran Maestro ad-vitam será un par de Francia, el Duque de Antin, que antes de septiembre 1737 67 en Aubigny será iniciado a través de un pasado Gran Maestro de la Gran Logia de Londres, el duque de Richmond 68 .

Pero mientras tanto, 25 de noviembre de 1737, Lord Derwentwater otorgó patente al barón Frederik Scheffer 69 para constituir una o varias logias en el Reino de Suecia, y hacer Maestros Masones y nombrar a los Maestros y a los Vigilantes de las logias que se constituirán subordinadas a la Gran Logia de Francia... . Esta es una de las primeras menciones del título Gran Logia de Francia. Ahora bien, según Robert Freke Gould70 y Carl Ludvig Henning Thulstrup71, un documento de los archivos de la Gran Logia de Suecia confirmaría que la Barón de Scheffer también recibió ese año los otros dos grados de San Juan, así como los dos grados escoceses . Así que no solo la Gran Logia de Francia, daba estos primeros grados escoceses, los cuales habrían sido aportados por los jacobitas en el exilio.

De hecho, hay un ritual manuscrito el de Maestro Escocés, que pertenece a la época primitiva, durante cuyo grado era el grado siguiente e inmediato al de Maestro. Es el Escocés Inglés o el Perfecto Maestro Inglés 72 , los cuales aparecen en la colección dejada por el gran historiador alemán Georg Franz Burkhard Kloss. Esta secuencia de directrices rituales comienza así: «este grado es más o menos conforme al de Aprendiz Escocés Frances, que fue poco conocido en Francia antes de la guerra de 1740. Cuando algunos prisioneros ingleses en reconocimiento a la corrección con que había sido tratados, les dieron a los que tenían obligaciones... el príncipe Edouard Stuart, pretendiente al trono de Inglaterra, y conferido también a algunos oficiales Generales que lo había acompañado en Escocia .

La calidad de miembro a la francmasonería de Jacques III, el príncipe Edouard Stuart, es atestiguada por un testigo de peso, el Conde Clermont, él mismo en una carta de 1767 a cerca de su " Real logiaque solo por la consideración de la memoria de nuestro querido f... el príncipe Edouart, que este persiste en nuestra Orient. 73 »

Para concluir el estudio de la aparición de la masonería desde el punto de vista de la extraordinaria saga de la dinastía de los Estuardo, apoyada y sostenida por miles de fieles y leales servidores escoceses e irlandeses o incluso ingleses, quienes en general darán su vida sin vacilación al servicio de sus reyes, hay dos órdenes masónicas inclinadas en este sentido, una británica, la Orden Heredom y de Kilwinning74 , que más tarde se convertirá en la Real Orden de Escocia, ya otra francesa, la orden Sublime de los Caballeros Elegidos75, dos órdenes que desaparecieron abruptamente en 1752-1753, apuntando como coincidencia que en el momento, donde se perdió la última esperanza de los jacobitas fue con el fracaso del complot de Elibank[2] 76.

Llegados a este punto cómo podemos no comprender que Heriom, tanto en inglés como en escocés, significa Herencia, legado que tres generaciones de Stuart persistieron en recuperar. Desgraciadamente con el éxito que se sabemos que tuvieron ¡

Escribió el gran historiador y masó Pierre Chevallier, el origen del orden jacobita [definitivamente] no es fácil de descifrar. 77 ».

NOTA ACLARATORIA DEL CONTEXTO HISTORICO
La masonería inglesa de de 1725 estaba dividida  en dos grandes tendencias políticas : los whig y los tory, estos último eran  bien estuardistas o jacobitas partidarios e Stuart Jacques VII de Escocia,  y sube al trono de Inglaterra  en 1685 bajo el nombre de Jacques II Inglaterra el cual se convierte al catolicismo, los partidarios de partido whig de tendencia protestante, apelaron a Guillaume de Orange que subiría al poder  en 1688 con el nombre de William III, gracias a la revolución  que forzó Jacques II desde el exilio en Francia, tras una tentativa de restauración, muere en Saint Germain de Laye  en 1701.

Tras  Willians III, la reina Anne Stuart, hija de Jacques III reina justo hasta  1714, George Iº , elector de Hannover, protestante y sostenido por los whig deviene en rey de Inglaterra. Los masones «especulativos» fundadores de la Gran Logia de Londres de 1717 eran mayoritariamente partidarios de de George 1º , es decir de tendencia whig y hannoverianos. Del otro lado los masones operativos que no parecen que estuvieran afiliados a la Gran Logia de Londres, y que aceptaban a los llamados «gentlemen» en sus logias, eran de tendencia tory y estuardistas.

NOTAS
1 A history of British Freemasonry 1425-2000 Andrew PRESCOTT
2 en particulier celles de Mary’s Chapel History of the Lodge of Edinburgh (Mary’s Chapel) N°1 David Murray-Lyon
3 The first freemasons Scotland’s early lodges and their members David Stevenson
4 History of the Lodge of Edinburgh (Mary’s Chapel) N°1 David Murray-Lyon 1873 page 79
5 The Charter of the Fellowship of the Art or Mystery of Clockmaking of the City of London
6 History of the Lodge of Edinburgh (Mary’s Chapel) N°1 David Murray Lyon 1873 p.415
7 The first freemasons David Stevenson p.83
8 The Scottish nation, or the surnames, family, literature, honors and biographical history of the people of Scotland Vol.2 William Anderson 1867 p.423
9 The days of Duchess Anne Rosalind K. Marshall p.131
10 The days of Duchess Anne Rosalind K. Marshall p.14
11 The first freemasons David Stevenson p.85
12 History of freemasonry in the province of Roxburgh, Peebles, and Selkirkshires W. Fred. Vernon 1893 p.85
13 History of freemasonry in the province of Roxburgh, Peebles, and Selkirkshires W. Fred. Vernon 1893 p.282
14 Notes on the early history and records of the lodge, Aberdeen A. L. Miller 1919 p. 19
15 Idem p. 74
16 Memoirs of the rise, progress and persecution of the people called Quakers John Barclay 1835 p.92-116-143-190
17 History of the burgh of Dumfries William McDowall 1867 p.505-507
18 History of the old lodge of Dumfries James Smith 1892 p. 8
19 The first free-masons Scotland’s early lodges and their members David Stevenson 1988 p.81
20 History of the burgh of Dumfries William McDowall 1867 p.487
21 History of the old lodge of Dumfries James Smith 1892 p. 14
22 The History of the late Rebellion raised against His Majesty King George by the Friends of the Popish Pretender Rev. Peter Rae
23 Cf tableau in fine
24 Memoirs of the life of Sir John Clerk of Penucuik, Baronet, Baron of the Exchequer, Commissioner of the Union John M. Gray 1892
25 The quakers in Great-Britain and America Charles Frederick Holder 1913 p.183-196-200-213
26 L’invention de la franc-maçonnerie Roger Dachez 2008 p.160
27 History of the Lodge of Edinburgh (Mary’s Chapel) N°1 David Murray Lyon 1873 p.151
28 The history of freemasonry Robert Freke Gould 1885 Vol.4 p.290
29 Fasti academiae mariscallanae Aberdonensis Peter John Anderson 1898 Vol.2 p.286
30 James Anderson, man and mason David Stevenson Heredom 2002 Vol.10 p.95
31 A sermon preached on the National Fast-Day James Anderson 1712
32 No King-Killers a sermon preach’d in Swallow-street, St James’s, on January 30 1714/13 James Anderson 1715
33 Eloge de l’Ebriété Samber 1723
34 The new book of constitutions of the Ancient and Honourable Fraternity of free and accepted Masons ames Anderson 1738
35 The environs of London Vol.3 Parish of Whitchurch
36 Jean Théophile Désaguliers Michel Baron The rough ashlar 2005
37 The new book of constitutions of the Ancient and Honourable Fraternity of free and accepted Masons James Anderson 1738 reprint
38 Memorials of the most noble order of the garter George Frederick Beltz 1841 p.CC
39 Transactions in Scotland in the years 1715-16 and 1745-46 George Charles Vol.2 p.7
40 The first George in Hanover and England Lewis Melville 1908 Vol.1 p ;219-22
41 A history of english-speaking people Vol II Sir Winston Churchill
42 Walpole John Morley 1899 p.54
43 The masonic delegation of 1722 T. Fuller AQC99 1986
44 The life and times of prince Charles Stuart Alexander Charles Ewald 1883 p.40
45 The history of freemasonry Robert Freke Gould CH.XVI in A library of Freemasonry 1906 Vol. III p.41
46 Loges et Chapitres de la Grande Loge et du Grand Orient de France Loges de Province Alain Le Bihan edition 1990 p.329
47 La franc-maçonnerie en France Gustave Bord 1908 page 491
48 Fonds Bertin de Rocheret Bibliothèque Georges Pompidou de Châlons-en-Champagne, ms 125, folios 240 et 241
50 ncyclopédie ou dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers Tome 15 Troisième édition 1779 p. 357
51 Les Ducs sous l’acacia Pierre Chevalier édition 1994 Chapitre premier p.9 à 43
52 Dilston Hall or memoirs of the Right Hon. James Radcliffe Earl of Derwentwater W. S Gibson 1850 Chapitre XIV
53 Dilston Hall or memoirs of the Right Hon. James Radcliffe Earl of Derwentwater W. S Gibson 1850 Chapitre X
54 Une famille royaliste Irlandaise et Française 1901 Pages 7 et suivantes
55 Ireland and the Irish in maritime history John de Courcy 1986 page 156
56 Une famille royaliste Irlandaise et Française 1901 Pages 21 et suivantes
57 The battle of the Boyne D. C. Boulger 1911 page 111
58 Calendar of the Stuart papers belonging to His Majesty the King Vol.III page 321
59 Calendar of the Stuart papers belonging to His Majesty the King Vol.V
60 A list of Regular Lodges according to their seniority & constitution I. Pine engraver 1734
61 Whitehall Evening Post 5-7 Septembre 1734 cité par Une certaine idée de la franc-maçonnerie Alain Bernheim 2008 p.148
62 Fond Bertin de Rocheret Bibliothèque d’Epernay, ms 124, folios 58 et 59
63 A list of Regular Lodges according to their seniority & constitution I. Pine engraver 1734
64 B. N. Collection Joly de Fleury n°184 folio 129
65 Une certaine idée de la franc-maçonnerie Alain Bernheim 2008 p.148
66 B. N. Collection Joly de Fleury n°184 folio 140 Verso
67 Les ducs sous l’acacia Pierre Chevallier 1964 p.108
68 Les ducs sous l’acacia Pierre Chevallier 1964 p.114
69 A library of freemasonry Vol 3 Robert Freke Gould 1906 page 395
70 Manuscrit des archives de la Grande Loge de Suède, reproduit dans Statuten und Ordensregeln der Freimaurer K. C. F. Feddersen
71 Histoire abrégée de la Franc-maçonnerie Robert Freke Gould 1989 p.397
72 Thulstrup, Aufzeichnungen zur geschichte der Schwedischen Freimaurerei, page 11
73 Ecossais Anglais ou le parfait Maître Anglais manuscrit Kloss XXV-334 Grand Orient des Pays-Bas 192.A.80
74 Lettre du Comte de Clermont 1767 The rise of the Ecossais degrees J. F. Smith 1965 page 36
75 The Royal Order of Scotland Robert Strathern Lindsay A.J.B. Milborne 3e édition 2003 page 63
76 Un haut grade templier dans les milieux Jacobites en 1750 André Kervella et Philippe Lestienne RT n°112 Octobre1997
77 The young pretender Charles Sanford Terry 1903 p.159
78 Histoire de la franc-maçonnerie française Pierre Chevallier 1974 Tome 1 p.5


Louis TREBUCHET 2013 (Traducción libre de Victor Guerra)

[1] https://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Radclyffe
[2] https://en.wikipedia.org/wiki/Alexander_Murray_of_Elibank

domingo, 26 de noviembre de 2017

EL RITO FRANCES ANTE LAS ESPIRITUALIDADES.

23668897_10214816663473145_2302420266601984437_o

Con motivo de la celebración de Academia V Imperio 2017 impulsada desde las logias portuguesas del Norte de Portugal de Rito Francés, federadas al Grande Oriente Lusitano (GOL)  tuve la ocasión de presentar esta plancha, ya que  el tema de referencia para el debate era ESPIRITUALIDADES: RITO Y RITUALES.

Esta ha sido mi aportación:
Plancha para el debate del MM.:. Victor Guerra 

Buenos días. Saludar a todos los Hermanos presentes en sus grados y cualidades, y gracias como no, a la Academia V Imperio, y a su alter ego Belmiro Sousa, por esta nueva invitación a estar entre todos ustedes, mis queridos Hermanos, y volver a incidir una vez más en el tema de las Espiritualidad y la masonería a través de sus ritos y rituales.

Analizar, en el contexto de la Academia V Imperio, el tema de la Espiritualidad y su presencia en los ritos y los rituales, es indicar que estamos ante una cuestión tan poliédrica como compleja, aunque no deja de ser verdad, que esta materia de la espiritualidad cobra más importancia para unos ritos, más que para otros.

Pues aquellos que estamos en la órbita del rito Moderno o del Rito Francés, creo que el sentido de la espiritualidad, pudiéramos presentarla como nos indica Aimé Solignac,[1] sobre tres sentidos principales. Un sentido religioso aplicado a la vía espiritual, un sentido filosófico para designar un «modelo en el mundo conocido», un sentido jurídico como antítesis temporal, y el sentido filosófico que apenas si subsiste dentro de las expresiones consagradas, como la espiritualidad del alma. El sentido jurídico prácticamente estaba desaparecido en los finales del siglo XVI; y por el contrario de todo lo expuesto, digamos que el sentido religioso es el que ha terminado por predominar.

Es evidente que nuestra posición como miembros de la masonería adogmática y practicantes del Rito Moderno y Francés (GOL), nos posicionaríamos, o debiéramos posicionarnos: «En un sentido amplio, que viene a significar la condición espiritual. En este sentido, y referido a una persona, se refiere a una disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu».[2].

Como supongo que los presentes, Hermanos del GOL, lo entendemos así, creo que hay poca chicha para el debate, puesto que todos estaremos más o menos de acuerdo, salvo que entremos en las ya conocidas contradicciones sobre cierta espiritualidad masónica y su proyección desde una perspectiva laica, tema que en parte ya tratamos en la Academia V Imperio del 2016, en cuyo foro hablé sobre Espiritualidades Laicas[3].

Ahora bien, sí de lo que hablamos es sobre la espiritualidad, entendida como nos vienen a decir algunos postulados cercanos a las religiones, presentándola de este modo: «Espiritualidad es la condición y naturaleza espiritual. Este adjetivo (espiritual) refiere a lo perteneciente o relativo al espíritu. La noción de espíritu, por su parte, está vinculada a una entidad no corpórea, al alma racional, a la virtud que alienta al cuerpo para obrar o al don sobrenatural que Dios concede a ciertas criaturas»[4].

Pues entonces perdemos el tiempo, pues el Rito Moderno, no es una herramienta a este tipo de propuesta mística su esotéricas, aunque siempre se ha querido impregnar a la masonería desde sus inicios con este tipo de conceptos, de tal modo que a día de hoy no podemos negar que haya ritos y rituales que en parte hayan adoptado como propia esta concepción de carácter seudo religioso, y que incluso el Rito Moderno se haya visto presionado a su aceptación.

Y permítanme, Queridos Hermanos, otra anécdota personal que viene de perlas, para explicar lo que quiero comunicarles sobre las presiones mediáticas.

Estando en el seno de un Gran Conclave de Altos Grados del Grand Orient de France, un alto Hermano, en grado y cualidad, y con una copita de vino demás, me dijo en voz baja algo que yo ya barruntaba, y que por otro lado nadie en el ámbito masónico francés expresa abiertamente. Me decía este Hermano: «Que, en el Rito Primordial de la masonería, el Rito Francés, (o sea su ritual Groussier), era una herramienta impresionante para el trabajo de debate en logia y como método de proyección masónica, pero si uno quería crecer espiritualmente, me aconsejaba hacerlo en base a trabajar en los Altos Grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA)».

Esto puede parecer una boutade de un Hermano, pero sí lo expuesto lo ponemos en relación con las membresías de Hermanos del GOdF en las Ordenes de Sabiduría, (RF) que pese a ser el Rito Primordial y por tanto el rito más antiguo y presente en la Obediencia, a renglón seguido, debo indicar que el Gran Capitulo General del RF, es muy minoritario, sin embargo, el Supremo Consejo del REAA en el GOdF es tremendamente importante, y por supuesto mayoritario, y como tal se ubica a mucha distancia del resto de las potencias rituales de los Altos Grados dentro del GOdF.

Por tanto, la paradoja antes expuesta, puede tener su explicación en base a esa confesión del Hermano, sobre la posible existencia de cierto tipo de espiritualidad, que paradójicamente parece hallarse incluso en el REAA del GOdF, aunque ello suponga entenderlo desde una cierta vertiente laica.

De esta paradoja, ya nos hablaba Charles Posert, cuando exponía que la masonería francesa que practicaba el GOdF, «esta se declara adogmática en el artículo primero de la Constitución, aunque luego mantiene toda una liturgia que nos reenvía a todo un muestrario de tradiciones y espiritualidades: cábala, hermetismo, esoterismos varios, en general con mucho trasfondo católico, lo cual impera fuertemente en los grados capitulares, y no tanto en las logias azules, pero también éstas sufren de esta consideración , aunque menos».

Este paradigma así planteado un poco a la pata la llana, ha atravesado toda la historia de la masonería, aunque no deja de ser verdad, que los Hermanos de la fundación primordial, la cual se articuló en la década de 1717, soslayaron la cuestión de la transcendencia en su puesta en escena de una masonería simbólica en 2 grados, que fue en los que trabajó la Gran Logia de Londres, en su momento.

La veracidad del buscado alejamiento de cierta espiritualidad, lo aportan diversos hechos históricos, y también el estudio sobre los ritos y los rituales, sobre estos últimos, podemos ver para nuestra sorpresa en los primeros rituales diversos ejemplos de ese soslayamiento, por ejemplo, en la ausencia de la Cámara de Reflexión en la primigenia masonería del XVIII, lo cual aún persiste en la masonería inglesa.

Tanto es así que, en el ámbito masónico del Continente, ese equipamiento logial, fue potenciado hasta su última expresión, elevándolo a la categoría de un importante Rito de Paso, presente por otra parte en casi todos los ritos y rituales, incluido el Rito Francés, que no era otro que el Rito inglés de los «Modernos» del siglo XVIII, los cuales también en parte se dejaron preñar por los gustos, las modas y las corrientes de influencia con este tipo de cuestiones.

No puedo dejar de mencionar otras referencias que denotan la presencia de una perseguida y ansiada espiritualidad o transcendencia en el seno de la logia, y que podemos observar, por ejemplo, en el cambio de la espada del Venerable que pasa de una espada simple a una Espada Flamígera,[5] dotando a esta de importante matiz bíblico, por cierto muy significativo; sin que por otro lado podamos dejar de mencionar, de cómo hemos pasado de la simplicidad en la articulación del espacio logial, en unos ritos más que en otros, a la complejidad que muestran la mayoría de ellos en cuanto a las formas, a los contenidos conceptuales, e incluso llegando a las concepciones estéticas dotando a muchas herramientas y utensilio de una extensión simbólica, cuasi mística, lo cual nos lleva a entender de este modo por qué existe cierto aura transcendente, o semi eclesial en algunas ceremonias masónicas que nos trasmiten algunos ritos y que se plasman en los rituales.

Un primer acercamiento a los rituales primigenios de la masonería de 1717, nos arrojan algo distinto a los expuesto, pues estamos ante una visión latitudinaria de un quehacer muy ecléctico ritual de carácter evangélico enmarcado en fuertes influencias calvinistas.
Aunque he de decir que ignoramos, y esa es una laguna importante, ¿qué pasó con la masonería jacobita de 1717 y los grandes Maestres católicos, y como se generó ese cambio, y cuales fueron sus influencias conceptuales

Fuera lo que fuere, espero que podamos ir encontrando más explicaciones para rellenar estas lagunas.

A renglón seguido he de decir, que tras el levantamiento de la Gran Logia de Londres, la tentación de querer dotar a esta simple masonería londinense (Modernos) de un cierto carácter espiritualista se empieza denotar a partir de los cambios en las Constituciones de Anderos de 1738, aunque más nítidamente esa pretensión se hace patente en 1751 con la fundación de la segunda Gran Logia de los Antiguos, desde la cual Laurent Dermott, desea plasmar la vieja añoranza.

Una pertinaz búsqueda de una masonería noaquita, lo cual va a ir influir en algunos personajes cuyo proyección y pujanza se plasmará en los ritos masónicos, tanto es así que se terminará acusado a los precursores de la Gran Logia de Londres, los «Modernos», de descristianizar los rituales., pues no en vano el texto andersosiano, para Dermott, y otros cristianos masones de aquellos momentos, el texto contsitucional es juzgado como insuficiente, ya que plantean que la religión queda en su segundo plano frente a la gran consideración de un «practica moral» en primer lugar.

Ya lo decía Johel Coutura, que trabajó sobre el ritual Le Parfait Maçon el cual nos expone en el prefacio de su libro que «la francmasonería de hoy refleja mal sus orígenes. La multitud de obediencias y ritos con sus jerarquías y rituales han llegado a convertirse en casi extraños para las prácticas de la fraternidad de la primera mitad del siglo XVIII».

Y parece que cuando hablamos de la masonería y sus tendencias espirituales, olvidamos que la masonería primigenia en dos grados, (Aprendiz Entrado y Compañero), era sencilla sin apenas complicaciones rituales, y por supuesto no tenía aspiraciones de transcendencia, sino que se apoyaba en el valor moral y el buen hacer de sus miembros para crecer en base a la fraternidad y el debate.

No en vano los Hermanos de la Gran Logia de Londres, se alejaron de los Old Charques todo lo que pudieron, razón por la cual dichos referentes de la masonería operativa no se pueden rastrear en el seno de los rituales desarrollados por los llamados «Modernos».

Aunque René Guilly, en sus investigaciones recoge que había una serie de manuscritos escoceses, los cuales pudieron aportar ciertas influencias al rito Moderno, como fueron los Manuscritos: Edimburgo (1696) el Chetwode Crawely (1700) o el Kevan (1714-1720). [6]

Pero el cambio de rumbo hacia una espiritualidad-transcendente, se deja notar sobre todo a través de dos paradigmas a los cuales pocos ritos se han sustraído, y que se irán dando de forma paulatina, y que fueron por un lado la aparición del tercer grado y la consiguiente leyenda de Hiram, y por otro la proliferación de los Altos Grados, y la conformación del Arco Real, que ya se trabajaba en Irlanda en 1725, y cuyo valor de lo iniciático, como así exponen algunos autores acerca de esta propuesta de grados, que se materializará en 1752, con la entrada las leyendas de Josué y Jefté, las cuales no habían entrado aún en ese mismo momento en el 2º Grado, de los Modernos.

Por tanto, se puede decir que será el Arco Real quien haga penetrar la leyenda de Enoc, y culmine con ello, como nos dice Alberto Moreno en su libro el Origen de los grados masónicos, el grado de Maestro Masón, como un grado inacabado.

Por otro lado, no hay que olvidar los problemas que tuvieron los Modernos con el Arco Real, que podemos entenderlo como uno de los caballos de Troya tendente a ir dotando el corpus masónico de espiritualidades varias…

Toda esta acción tendrá un culmen, que podemos situar en el Acta de Unión de 1813, ya que en el artículo II de este Acta de la GLUI, en la cual se nos indica que «la antigua masonería consiste en tres garos, y nada más, esto es son los de Aprendiz Entrado, Compañero, y Maestro, incluyendo este la Orden Suprema del Santo Arco Real».

Esto supone de mano un neo espiritualismo que se instalará de forma confortable, sobre todo, en el seno de la masonería de tradición, a modo de una permanente reivindicación de la masonería que ha perdido su alma, y por tanto, se nos indica «que es preciso recuperar esa espiritualidad, para poder estar presentes, y abrir los espacios de diálogo en los que debe instalarse la masonería».

Volviendo al camino histórico, indicar que, con la aparición del 3º grado de Maestro Masón, aparece también la figura de Hiram Abif, y con ello se conforma todo un arquetipo, que tiene como eje central el Templo de Salomón, solapando de este modo, una antigua mítica que nos hubiera podido servir de modelo para eclosionar, a pesar de su pertenencia a la masonería operativa, una preconfigurada masonería de carácter laico.

Una masonería basada sobre la base de las artes liberales, cuya figura mítica y nuclear era el Maestro Euclides, que por otro lado viene a representar en el mundo operativo la presencia de un cierto carácter racionalista, lo que no dejaba de ser importante en aquellos tiempos, ya que, por otro lado, su antítesis Hiram Abif, no deja de ser una revivificación moderna de una parte del noaquismo asentado sobre la figura de Noé y por tanto se rodea de un cierto misticismo.

Pese a ello se optó por Hiram, cuya mítica y modelo hubo de construirse mediante el ensamblaje de diversas leyendas, tanto profanas como bíblicas, aunque los aportes de esta última, podríamos decir que son aportes de escasa entidad, pero todo el entramado permitió en su momento crear un modelo nuclear para el 3º grado de Maestro Masón, donde además, tanto Salomón y la mítica del Templo, jugarán un papel importante, y esto era algo que no se había visto en la primigenia masonería en dos grados que huía de estos misticismos.

Euclides representaba para el Manuscrito Regius (1390)[7], único Manuscrito , de esta serie de ellos de carácter eminentemente profesional y gremial, que contiene un catecismo, y por tanto pudiéramos fijarle un cierta inclinación iniciática[8], y el se nos presenta a Euclides como el padre de las Siete Ciencias, o Artes, las cuales abrían el acceso a la filosofía, y entre esas ciencias estaba la geometría que tenía una misión principal como era la apertura y penetración en el mundo del raciocinio, y será este quien fije, como nos dice el Manuscrito Grand Lodge (1583), los parágrafos de la futura naturaleza masónica, aunque en el Manuscrito Cooke (1410), ya se empieza a observar como este modelo va declinando, aunque aún lo encontraremos en las Constituciones de Anderson, como el autor de una «síntesis de un método que jamás podrá ser mejorado, y que hará que su nombre sea siempre celebre».

Esa recuperación de las bases racionales sobre las artes liberales, la intentarán muchos años más tarde sin mucho éxito, durante el llamado positivismo masónico francés, que llevaron adelante diversas reformas rituales Hermanos en el seno del GOdF., con referentes como Blatín y Louis Amiable, y en cuya reforma ritual ponen sus bases sobre las edades del hombre y las artes liberales, aunque cierto extremismo en las formas y en el fondo se llevará por delante la propuesta.

Aunque no por ello las pujas por las introducciones espirituales hayan sido nuevas, aunque llegaron para quedarse, lo cual hizo que se revolviesen de sus asientos a muy diversos masones, y estructuras masónicas, cuya naturaleza podemos rastrear ya desde muy temprano, como cuando se plantearon en diversos Conventos los debates llevaron adelante por los Philalethes (1784-1787) que ya en ese momento mostraron «que el misticismo y masonería no podían por largo tiempo hacer una buena melange».

Por otro lado, el tema de las influencias esotéricas y espirituales desde la vertiente religiosa en el seno de la masonería, fueron parte a su vez de distintos trabajos sobre la codificación ritual , a este respecto indicar que por ejemplo el Gran Colegio de Ritos del GOdF , tras la propuesta de revisión de distintos grados, por parte de Roëttiers de Montaleau para conformar parte de las Ordenes de Sabiduría del futuro Gran Capitulo General del Grand del Oriente de Francia, estos grados fueron desechados por su posición cristianizante, incluso con la contradicción que suponía que algunos de los miembros que rechazaban las propuestas de Roëttiers de Montaleau ostentaban los Grado Rosacruz, como último grado para componer la membresía del Gran Colegio, y para conformar los citados Capítulos Rosacruz, como parte piramidal de los grados dentro de la estructura obediencial francesa.

Tal vez todo ello es importante definir y saber dónde estamos y dónde queremos estar, para retomar de nuevo los puntos de análisis de partida, revisando nuestros modelos y míticas, pues estamos muy acostumbrados a seguir los patrones al uso, sin revisar sus cimientos.

A este respecto indicar que debemos romper con esas dinámicas cotidianas en darlo todo por válido, pues, aunque todo ese bagaje se nos lega desde la tradición, esta a veces viene regentada por muchos factores distorsionantes de muy diversa factura y naturaleza.

Puesto que la masonería ha sido en muchas ocasiones correa de transmisión de mensajes y pensamientos de otras escuelas, e interpretaciones, de ahí que por ejemplo, siguiendo la línea de los primigenios fundadores de 1717 , el Gran Oriente de Francia en 1877, y bajo la actuación de los masones belgas hizo que el «imperante GADU, oxímoron  expresivo de la «presencia divina», fuese derogado del ámbito logial, pues no es vano empezaba a significarse como un destructor del ideal masónico, al convertirse en un referente concreto, y como no, de una referencia a  la creencia,  que se escapaba de la esfera de lo íntimo y particular, para refugiarse y hacerse omnipotente como símbolo en el seno de la masonería».

Y esto supuso una fractura total y definitoria llevada a cabo desde posiciones incluso religiosas, por masones evangélicos, que perseguían la neutralidad en la logia, sí de verdad se quería constituir a la masonería como un «Centro de Unión».

Digamos que nos hemos acostumbrado a ver las cosas de una determinada manera, e incluso a interpretarla, sin querer atisbar otros enfoques, que nos pudieran llevar a ver, por ejemplo, la propia muerte del Maestro Hiram desde otros prismas. ¿Acaso la muerte del Maestro, no significaba la apertura de una cierta democratización dentro del gremio de los constructores del templo? Ya que la palabra del Maestro solo la detentaban dos personas (Hiram y Salomón) cerrando el paso a una mayor apertura entre los que participaban en la construcción del sagrado edificio.

Tal vez nos pueda ayudar a interpretar este nuevo enfoque, ciertas cuestiones del relato que nos ha pasado inadvertidas, y es como en la fábula sobre la muerte del Hiram Abif, se trata de presentar como malvados a los Compañeros, y como bondadosos a los Hermanos. Es evidente que, desde esta óptica sobre el pasaje de la muerte del Maestro Hiram, hay momentos en que esto se podría enlazar con curiosas y singulares posiciones acerca de la lucha de clases en el seno del relato masónico, y como el Compañerismo sufrió de un cierto carácter maldito plasmado en el seno de los rituales.

Esta es una perspectiva que necesita ser revisada y profundizada para constatar los cambios en el modelo, e incluso en la desaparición de algunas otras míticas., recuérdese que los 5 puntos del Compañerismo pasan a ser los 5 Puntos del Maestro, y que tenemos una cierta contradicción cuando a la Cámara del Maestro la llamamos Cámara del Medio.

Pero mientras el Rito Moderno en Inglaterra, tenía una componente neutra dado su estadio y ubicación dentro del protestantismo por tanto había de buscarse el consenso; luego ya en Francia, la masonería reaccionó de otra manera, su encuentro con el catolicismo imperante, y como no, con las Luces creó una dicotomía distinta, de tal manera que se dieron dos grandes corrientes, tal y como nos expone Jean-Charles Nehr.

«La de los hombres preocupados por la humanidad, buscando desde sus ámbitos la lucha por una sociedad esclarecida o y la mejora del hombre y la sociedad desde perspectivas filantrópicas, que devendrán tras años de trabajos en una posición y posición social y política de las logias, y por tantos eran hombres ajenos a las búsquedas iniciáticas. Lo cual se expresa muy bien en Francia con la ley de 1905, y la preocupación por un nuevo concepto de trabajo masónico en pro de la «república universal» de los masones.

Y aquellos otros, que verán a la masonería como el transporte ideal que asegure , gracias a los símbolos y al conocimiento, una permanente búsqueda iniciática, objeto único de su preocupación, respetando las diversas concepciones, pero realizando un esfuerzo notable de coherencia muy cuidadoso y elaborado  por  hacer comprender el fenómeno divino y sus sabiduría y su orden dentro del Cosmos,  Dichos  buscadores hacen devenir a la propia masonería en la expresión ultima de la búsqueda esotérica-iniciática, en cuya escuela de pensamiento tienen cabida muchas corrientes de pensamiento, desde las corrientes hermético-cabalísticas a las escuelas pitagóricas o el rosacrucianismo, etc . Todo ha de servir para la progresión iniciática».

Está claro, que estas posiciones conllevaron muy diversas renuncias, como fue renegar del Rito de Fundación, el Rito Moderno, en tanto que este fiel a los principios primordiales de la fundación de 1717, rehúye de toda posición religiosa y esotérica, de forma expresa, por tanto, el Rito de los Modernos, no era un buen instrumento para  acarrear la búsqueda iniciática, de hecho quienes han querido hacerlo desde esta opción, y para no romper el molde  de los «Modernos» lo único que pudieron hacer, fue introducir  unas plegarias y unos cuantos GADU en el texto ritual, que por ejemplo, representa el actual Reguláteur du Maçon.

Si embargo, sí que aparecieron vehículos rituales que plantearon ese corpus místico dentro de la masonería, como el Régimen Rectificado, u otras opciones rituales que recogiendo la mítica del Caballero Ramsay, intentaron y lograron dotar a los distintos corpus rituales de un cierto espíritu caballeresco.

Incluso otras propuestas rituales se consolidaron en base a su maleabilidad y permeabilidad, en todo tiempo y realidad, siendo capaces de asumir el universo místico a modo de agujero negro, y bajo todo tipo de acomodo, haciendo suyas propuestas de otras corrientes esotéricas de muy diversa naturaleza.

Un parangón de esa permeabilidad ritual, no fue asumida por otro que rito con tanta intensidad, como lo hizo el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA) que se convirtió en la estrella ritual acomodaticia a las necesidades de cada conveniencia y momento, y sobre todo, sirvió a modo de «vitriol» para reunir los disperso, al menos en cuanto aquellos que ansiaban la «búsqueda iniciática» la cual se verá auspiciada por la proliferación de los llamados Altos Grados.

La prueba de ello la tenemos en una organización hermana, como es el Gran Oriente de Francia, u en otras organizaciones masónicas donde por ejemplo el mundo ritualistico más potente pertenece al llamado «escocismo», que nos contamina y nos presiona en ese afán de que el Rito Moderno esté mediatizado por el mundo de las «espiritualidades».

Cuando en realidad el mundo del Rito Moderno y el Rito Francés en su conjunto, debiera estar inmerso en el debate sobre conceptos como el espíritu, desde esa disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu, acerca de si podemos liderar la «república universal» de los masones.

Y sí es verdad que pudiéramos constituirnos en el centro de la «Unidad de Valores», en estos tiempos de decaimiento, y más allá de la creencia particular de cada uno en espiritualidades varias, sean de la naturaleza que sean.

Ese es el permanente reto que tiene por delante el Rito Moderno y Francés.
Por tanto, dejo aquí la exposición para el debate, agradeciendo de antemano toda su atención y comprensión.

He dicho en los valles de Oporto el 18 de noviembre 2017.

Victor Guerra.
Maestro Masón y Vª Orden de Sabiduría y 9º Grado: Caballero de la Sabiduría

[1] Aimé Solignac. Jesuita y director de Diccionario de la Espiritualidad
[2] Joël Demay. Brandonu.ca, ed. «Spiritualité, individu, et analyse théorique de la communication : les etudes indiennes et la psychologie à la rescousse»
[3] http://www.victorguerra.net/2016/12/espiritualidades-laicas-v-guerra.html
[4] https://definicion.de/espiritualidad/
[5] http://www.victorguerra.net/2015/05/la-espada-del-venerable-maestro.html
[6] http://www.ritofrances.net/2015/02/textos-escoceses-precusores-del-rito.html.
[7] http://masoneriaantigua.blogspot.com.es/2017/11/el-manuscrito-regius-1390.html
[8] Entendiendo la Iniciación como fenómeno místico.