lunes, 2 de enero de 2017

Génesis de la «Reforma ritual Groussier» Una mirada crítica

Templo Arthur Groussier

Este es un trabajo publicado en francés como «Genèse du «rite Groussier» el cual se haya en los fondos documentales del Círculo de Estudios del Rito Francés Roettiers de Montaleau. Su autor es Ludovic Marcos. Historiador del GOdF y del Rito Francés. 

Dicho trabajo me ha parecido importante, y por eso vuelvo a publicarlo en el ámbito del Rito Francés,  puesto que es de las pocas veces que hemos leído algo sobre la génesis de las reformas rituales del GOdF,  y en especial sobre la llamada Reforma Groussier 

Dicho artículo fue publicado en mi libro: Rito Francés . Historia. Reflexiones y desarrollo pero digamos que la diferencia con aquella primera aportación, es que hoy tal artículo lo expongo con una serie de notas (en rojo) para su mejor comprensión o ampliación de algunos aspecto que me parece importantes reseñar  para de este modo entender las distintas reformas rituales del  Rito Francés en el seno del GOdF.

Victor Guerra 

Notas iniciales. Indicar que el título del artículo lo he cambiado en tanto que me parece que considerar Rito «al Groussier» está fuera de contexto, en tanto que no deja de ser una reforma ritual más,  la más importante, sin lugar a dudas de las cuales el GOdF llevó adelante, y sin ambages ha sido la más profunda y duradera desde que se puso en marcha el Régulateur du Macon. 

Es evidente que es difícil ir a un trabajo exhaustivo de sobre este artículo de Ludovic Marcos, sin realizar los trabajos comparativos entre lo que es el Régulateur du Maçon y la  las distintas Reformas Groussier, ese es un proyecto de futuro  que formará parte de un  libro aún en  notas y que versa sobre las diferencias entre el Régulateur y las distintas reformas que ha habido a día de hoy en el seno de la ritualidad del GOdF.

E complicado ver y comprobar cuanto le deben estas reformas Groussier al Régulateur o cuanto le debe al Rito Escoces Antiguo y Aceptado (REAA) lo cual como digo, exigiría un trabajo comparativo que rebasaría la propuesta de este trabajo, por lo cual  solo hará algunas puntualizaciones ante los expuesto en el artículo de Ludovic Marcos.

«Genèse du «rite Groussier» 

Iniciado en 1885 a la edad de 22, fue un masón activo hasta su muerte que se produjo en 1957, Arthur Groussier encarna de esta manera con 72 años de presencia en la masonería, parte de las valientes generaciones de hermanos del Gran Oriente de Francia investidos de fervor en pro de la lucha republicana. 

Él representa a su vez, con esa longevidad una rica y larga ruta de integración de una existencia marcada por la visión más exigente de la justicia social, que ha evolucionado, sin renunciar a toda una gama de consideraciones filosóficas y morales relativas al hombre y la marcha de la humanidad.

Nota; Digamos que el artículo traba dos aspectos, la figura de A. Groussier y un bosquejo de la génesis de las reformas rituales emprendidas bajo los mandatos de este sin que nos queden clara algunas cuestiones, como los grados de influencia y presión de otros ritos y sus referentes en el seno del GOdF, por tanto hay que considerar este trabajo como una mera aproximación hagiográfica y que no hay querido suscitar problemas o celos con el REAA en el seno del GOdF. 

Pero desde un punto de vista ritual, que es lo que nos interesa particularmente aquí, tenemos que la figura de Arthur Groussier viene a significar un puente. El resume en su persona la historia del rito francés que él practicó desde las diferentes evoluciones que se dieron en distintas épocas. Por encima de todo, él es el arquitecto del importante cambio de perspectiva de este rito en la Obediencia. Como iniciador y parte importante de su regeneración desde perspectivas nueva a la vez que tradicional, siendo a la vez custodio permanente de las evoluciones de dicho rito.

Nota: Realmente Groussier y el proyecto que echó a andar juntos con otros, significó evidentemente un puente, en tanto que la Reforma Murat, nada más arrancar la vida del Régulateur, hizo que el GOdF entrará en una vorágine de cambios ideológicos que quedaron volcados en la ritualidad, pasando esta del deísmo más extremista a la tesis positivista de Amiable y Blatín que desnaturalizaron toda la trayectoria ritual del GOdF entre 1850 -1922. 

Por otro lado en su proyecto de reforma ritual A. Groussier, creo que este no volvió la vista atrás, a los comienzos, sino que intentó en un primer término enmendar la cuestión frente al desaguisado del positivismo partiendo del punto de partida de este mismo positivismo ritualístico intentando darle unos retoques simbólicos. 

Las versiones rituales de influencia positivista de 1887, 1907 y 1922.

Arthur Groussier es iniciado en la respetable logia L´ Emancipation, según el ritual de 1858 (denominado «ritual Murat») que estaba entonces en uso. Este último no era una versión muy lejana de la versión adoptada en el siglo XVII por el Gran Oriente de Francia, y que fue impreso en 1801 como el Régulateur du Maçon (Regulador del Masón). 

Esta versión seguía siendo sustancialmente fiel a los usos originales de la institución masónica francesa y que había codificado Roëttiers de Montaleau.

Nota: Pero este trabajo de codificación de los usos del XVIII duró más bien poco, pues en 1850 Murat se encargaría de virar la historia introduciendo cambios importantes y volviendo los ritos del revés al hacerlos fieles representantes del más puro catolicismo de la época, haciendo que su reforma fuera un auténtico crisol deísta, en el cual se sumió toda la Obediencia y que estuvo presente entre 1850- y finales del siglo 

Este ritual (Murat) de 1858, es verdad, que se había introducido un discurso muy moralista en el seno de la reforma ritual, imponiendo de esta forma un cierto corsé de orientación deísta, particularmente en sus referencias a las dos obligaciones «dogmáticas» relacionado con la creencia en Dios y la inmortalidad del alma, cuestionas introducidas en 1849, junto con el tríptico de Libertad- Igualdad- Fraternidad, las cuales serán eliminadas en el famoso convento de 1877.

Nota: A este respecto se puede leer mi trabajo: 1877. LA QUERELLA DEL GADU Y EL GRAN ORIENTE DE FRANCIA. Donde se expone que no queda clara que hubiera eliminación como tal, sino un pacto interno, donde unas logias aceptaban no citar en sus obligaciones el GADU, y por el otro cada logia tenía cierta autonomía el REAA del GOdF, hacía lo que creía conveniente, o sea dedicando sus trabajos a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.

De este ritual Murat, no se va a tocar la estructura básica, pero sí que diversas fórmulas, secuencias y gestos característicos van a ser eliminados o severamente alterados más adelante.

Nota: Para ver los retoques y su profundidad con respecto al Régulateur, no vale con decirlo o soslayarlo, hay que ir a un trabajo comparativo entre los rituales, y es ahí donde se ve lo profundo de los cambios que hubo, en todo esto existe otra vital importancia, y es que Murat abrió el melón de las reformas rituales, que ya serán una constante a lo largo de la historia del GOdF.

Las diferencias más esenciales tan solo por acotar algunas seria las numerosas referencias a Dios, bajo diversas acepciones; Infinito, Eternidad, Todopoderoso, GDU, etc; Que los masones debían de adorar a Dios, la desaparición de Muy Venerable, la aparición de una joya anexionada a la banda de los Maestros; La sal de la Pasos Perdidos pasa a denominarse Parvís (Atrio),

La expresión de «libre y buenas costumbres» traída desde el REAA; La redacción de un «Testamento» que viene recogido en el Berté de 1788, pero sin más precisión, aunque será el REAA en su ritual de la Gran Logia General Escocesa de Francia (1804) que recoge este Testamento más las tres Cuestiones, y que luego el ritual de 1829 ya o recogerá, otras de las cuestiones será la fórmula de la promesa de guardar silencio. 

En la logia de 1º Grados no parece existir el tablero místico, ni es descrito en el 2º grado. En este grado también aparecen cambios con referencia al Régulateur como es la susodicha referencia al Alma en la presentación del Delta Misteriosa, o la batería de 5 golpes iguale seguidos de la palabra Houzé en vez del Vivat. O el tema de Dios en la legra G durante la recepción del grado.

Digamos que las diferencias más notables se producen con respecto al 3º grado.

Con la nueva versión, la cual se da 1887 (ritual Amiable), se da un paso aún más decisivo.

Lejos de las modificaciones simples de redacción, los rituales van a ser gravemente expurgados sobre todo de invocaciones y comentarios sobre el Gran Arquitecto del Universo (GADU), pues no en vano el Gran Oriente de Francia estaba en esos momentos bajo la influencia mayoritaria del positivismo, y bajo tal pretexto se suprimieron una serie prácticas supersticiosas, relacionadas con una serie de términos y alegorías y aspectos rituales, en general, con cualquier cosa que pudiera algo que ver o tener con cierta resonancia simbólica, o que evocara una cierta interrogación metafísica o implicara simplemente la emoción y el cuerpo.

Paralelamente a la imposición, al mismo tiempo, fueron eliminados comentarios insípidos y algunas vacilaciones y retroalimentación concernientes por ejemplo al grado de Maestro ( 3º) , que desaparecerán con la nueva versión de 1907, el llamado «ritual de Blatin», y sobre todo con la reforma de 1922, que retoma la mayoría de las fórmulas más importantes del ritual inicial para dar coherencia al imprescindible teatro ceremonial masónico.

Nota: La reforma de 1922 es una primera reforma que se debe al General Gérard , que hace desaparecer del Rito Francés toda la simbología clásica con un primer intento de crear un cere,monial ritualístico racionalista de carácter fuerte haciendo desparecer toda la teatralización.

La reforma positivista que entró de la mano de radicales, republicanos y socialistas masones, fue una ruptura total y sin paliativos no solo con la reforma deísta de Murat, sino que además hizo caso omiso a la tradición, o a los viejos textos rituales, llegando a un punto que como se dice y se escribía ,« las logias eran más bien Comités Ciudadanos», llegando a plantearse que «no era preciso ni llevar mandil, ni guantes para ser esclarecedores de la verdad» 

En todo caso hay una notable influencia del REAA proveniente del Gran Logia Simbólica Escocesa. La reforma ritual Amiable, trae consigo la aportación al ritual de una instalación del colegio de oficiales, se crea una cierta cultura seudo religiosa al trasladar las míticas religiosas a lo masónico como los rituales fúnebres.

El comentario oficial del Ritual– precisa en una nota en el texto de la iniciación que debe ser leído por el Venerable- en la versión de 1907 (año en el cual Arthur Groussier llega al Consejo de la Orden por primera vez) y que es particularmente significativo, cuando por ejemplo evoca con mala fe y la exageración, las aterradoras maniobras de antaño ante de las purificaciones por los elementos (como las manos empapadas en agua, a veces el brazo hasta el codo !) la introducción medio desnudo en la logia, a veces acostado en un ataúd (?), o el clamor y estruendo confuso, debido a la presencia de diferentes obstáculos, la Copa de la amargura, las llamas, la aplicación de un hierro al rojo vivo, la obligación firmada por la sangre, etc…

Nota: Hay conocimiento por varios escritos y por reprimendas dela propia Orden sobre este tipo de pruebas a modo de pruebas camino de gamberradas.

Después de referirse a las pruebas todavía más difíciles y más temibles, el Venerable comentaba al neófito para que este no se sienta sorprendido y preocupado ante este tipo de prácticas, sabiendo que el progreso era lento y la evolución humana es compleja. Al final se concluía en pedir disculpas a este hermano al ser admitido en la masonería.

En el mismo sentido, el ritual de 1922 traiciona la misma vena, y la voluntad de ahogar la idea incluso que concebiríamos hoy. 

Los trabajos eran casi que abiertos a golpe de mallete, más allá de la lectura del acta y la ejecución de las baterías. No era necesaria la cuestión verificar sí el templo estaba a cubierto o la regularidad de los hermanos, la edad o la hora. En cuanto a la recepción, esta se reducía a un mínimo de gestos y a la lectura de trivialidades repetitivas.

Nota: Las diferencias con respecto al Régulateur las recepciones se convierten en iniciación, al igual que el REAA, la sala donde se reúne la logia se le llama Templo; la espada del VM es sustituida por una espada flamígera (algo paradójico); la Estrella Flamígera ausente en el 1º Grado pasa a estar situada detrás dela columna J.; No son descritos los tableros de logia…no existen…?

El Sol, la Luna y el Maestro de Logia como Grandes Luces presentes en las versiones de Chartres 1784, son omitidas en la versión de 1785 y en el Murat, la batería se generaliza en Aclamación uy deviene en L.I.F.:.; Las entradas en logia se realizan saludando al VM al 1º Vglte y al 2º Vglte; la palabra circula al Cierre de los Trabajos «Interés general de FM en general y de esta logia en particular, formula recogida del ritual del Banquetes de 1785.

En cuanto al grado de 1º durante la Recepción este (profano) se recibe como venga normalmente vestido (como en el ritual de la GLSE), y es recibido en logia por 2 golpes, y no los «tres irregulares» del ritual de 1785 o «golpear fuertemente» del Murat.

Un Pase Bajo Venda, pero las cuestiones a preguntar se realizan después de cada uno de los 3 viajes y con una votación final después de los tres viajes.

Los viajes se realizan sin ruidos, obstáculos y sin purificaciones y con estas nuevas asimilaciones 1º Viaje la Familia y la Infancia, el 2º Viaje la juventud y el Maestro; 31º Viaje, la madurez y el amigo, hay cambios en sentido en que se hacen las deambulaciones

Hay unas modificaciones muy intensas en el 2º Grado donde se deja notar la influencia del REAA, y cuyas influencias son: no ser obligatorio abrir trabajos en 1º grado antes de pasa al 2º para una Recepción tomado del ritual de la GLSE; para la Apertura se asegura que el Templo está a cubierto exteriormente.

La marcha es explícitamente de cinco pasos. Largos discursos introductorios para explicar los viajes, que es parte del resumen del 1º grado del REAA 1829.

La aparición de los cartuchos: las artes, las ciencias, los bienhechores, la glorificación del trabajo, provenientes todo ello de la raíz del RTEAA bien del ritual de 1829 pero también estan presentes en Tres Golpes Distintos (1760, y parte de ellos en Dumfries (1710) 

Y se da un orden diferente en la asociación de los viajes y las herramientas, pues por ejemplo la regla pierde su importancia en el 5º viaje, y la promesa se hace sobre el nivel y la paleta
En el grado de Maestro, se puede decir que cambios importantes, pero estos en parte regresan a la reforma ritual de Murat. 

En suma, los elementos que sustentan la vida logial se han desnaturalizado. Hasta el punto que algunos de los hermanos y talleres imbuidos en esta vertiente, estaban tentados, en este tiempo, a no tener en cuenta estas últimas prescripciones masónicas. Las tenidas eran a menudo sustituidas por «Comités», que no requería apenas de decoraciones masónicas. Se trataba de hacer iniciaciones y aumentos de grado muy rápidos y colectivos (a veces procedentes de varias logias), abandonando frecuentemente el delantal y los guantes, manteniendo al grupo unido sólo por un cordón y evitar así durante las iniciaciones las caídas y los esguinces pues tenían mala fama los procedimientos de examinación de los candidatos.

Nota: En general gran parte de la literatura de la época recoge la preocupación por las escandalosas perrerías de las que eran receptores los recipiendarios. De hecho, se hacen eco algunas misivas del GOdF preocupado por estas agresiones que como tal se caracterizaban dado el grado de ciudadanos que cada quien tenía. Digamos que las bromas durante los viajes y las pruebas llegaban a ser tremebundas, Hasta llegar en algunos momentos a prohibir tales cuestiones.

Los factores de la respuesta al final de la década de 1920
Esta degradación, que refleja la tentación de una franja de la GOdF de transformar la masonería en una asociación de círculos de reflexión va a encontrarse con algunos frente de resistencia.

A finales de 1920, estas resistencias eran cada vez más fuertes. Y serán varias logias y Hermanos los que irán pesando que había llegado la hora de iniciar un cambio radical de esta tendencia. Arthur Groussier, es uno de los que comprende rápidamente la necesidad de un cambio, es un obstetra; inicia la reflexión, promueve y hace que sea irreversible la nueva formulación ritual que poco a poco va emergiendo.

¿Cómo explicar esta evolución? Numerosas logias habían ido conservando, todo o parte de los usos anteriores. El comentario incluido en el ritual de 1907, seguía siendo una confesión implícita. La Obediencia intentó poner límites a un proceso que podría transformar los talleres en las organizaciones profanas. Pro digamos que el período del combate republicano que había sido una prioridad había pasado, después de la guerra de 1814-18. Las logias, después del mal episodio del Cartel de las Izquierdas en 1924, intentaban centrarse más específicamente en las actividades masónicas y buscaban dar mayor solemnidad a sus tenidas. Para evitar la confusión con la política y también para prevenir que las peleas políticas entraran en los templos.

Nota: No deja de haber en este trabajo un cierto trato «amable», en tanto que las diferentes posturas políticas estaban desde la Reforma Murat, y luego con el positivismo, aun con mayor razón metidas de pies y manos en las logias, A. Groussier será además parte del juego de las influencias políticas en el seno del GOdF movido entre el republicanismo y el pujante socialismo que representa Groussier.

El Cartel de Izquierdas fue una alianza electoral de radicales, socialistas y republicanos y comunistas disidentes con motivo de las elecciones de 1924. En este reagrupamiento estuvieron implicadas algunas Obediencias y el GOdF con A, Groussier editó 50.000 folletos, defendiendo esa unión de partidos. La conjunción logro gobernar hasta 1926, con bastantes altibajos. Y sería una de las últimas acciones de una Obediencia metida directamente en política.

Arthur Groussier, cuyas posiciones empezaron a evolucionar desde antes de la guerra, irán tomando cuerpo a la vez que se irán multiplicando en el seno de la Obediencia.

El deseo desde hacía mucho tiempo de la Grand Logia de Francia era hacer del Rito Escocés Antiguo Aceptado un ritual más simbolista a la vez que se quería valorizar su «escocismo», lo cual jugó también un papel importante en la toma de conciencia del riesgo acerca de un debilitamiento inherente a la pérdida de la sustancia ritual.

Muchos hermanos tenían en esa época la calidad de miembros doble afiliación, y el GODF no se apercibía de que la obediencia escocesa está creciendo rápidamente y ganaba posiciones en el plano internacional.

Nota: El alza del REAA y su pujanza en el ámbito masónico francés era importante y su fiel representante era la Gran Logia de Francia, con la cual el GOd F intentará varias anexiones, pero sus conceptos en temas de «regularidad» y el alejamiento de las tesis políticas y tomas de decisión en este sentido del GOdF, creaban cierta distancia, aunque siempre ha habido, con sus altibajos, comprensión y buen hacer por parte de ambas organizaciones, que además era fruto, ambas, de los corrimientos y deserciones de los Hermanos que dejaban una otra Obediencia. 

La Gran Logia de Francia, siempre ha representado el ala más intelectual de la masonería francesa, mientras el GOdF ha sido siempre el referente de la praxis política.

El Consejo Supremo del REAA del Gran Oriente de Francia, que dirigía y monopolizaba los Altos Grados y el Gran Colegio de Ritos, eran más sensibles a la posición de evolucionar hacia temas más iniciáticos, temas muy ampliamente difundidos por los medios masónicos como revistas: L Acacia que ya venía haciendo desde el comienzo de siglo, Le Simbolismo, o La Chaine d´ Unión más adelante.

Nota: Hay que tener en cuenta que en el seno del GOdF se dieron una serie de hechos sobre todo en lo relacionado con los Altos Grados y dos ritos importantes dentro de la Obediencia francesa el Rito Francés y el REAA; de hubo una importante pelea por hacerse con las estructuras masónicas dentro de la Obediencia, que se ha contado en parte ,la cual e estuvo patente durante años con campos de batalla como por ejemplo la estructura del Colegio de Ritos del GOdF, y de muy nefasta memoria dentro del Rito Francés, pues ello supuso la postergación de las Ordenes de Sabiduría, que desaparecieron durante 150 años del GOdF. 

Parte de los hombres que intervienen en este importante debate del ritual Groussier, eran claros referentes del REAA, y algunos de ellos poco inclinados al resurgimiento del Rito Francés, lo cual se efectuará de forma muy tardía, años 2000. Con la refundación del Gran Capitulo General del Rito Francés den el seno del GOdF.

Este creciente interés en las cuestiones simbólicas de carácter masónico, o temas esotéricos y filosóficos venían a significar también parte de la reactivación de los ritos rectificados y egipciacos, incluso en el seno del propio GOdF, o en el caso del RER, con la participación de hermanos en varios en los distintos sistemas rituales de carácter especulativo.

De hecho, la Vulgata positivista y cientificista había ido desapareciendo rápidamente después de la primera guerra mundial. Digamos que se veía como una cauce demasiado estrecho y simplista. La confianza en el progreso y el inquebrantable apego a los valores republicanos que persistían se abre ahora hacia las Humanidades y el descubrimiento del «inconsciente» de Sigmund Freud o, por otros como Carl Gustav Jung.

En esta época Arthur Groussier, deviene prácticamente y sin ininterrupción en Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, cuyo mandato desarrolla entre 1925 a 1940 siendo también miembro del Gran Colegio de Ritos a partir 1926, y por tanto toma conciencia cada vez más de la dimensión ritual y de los problemas que le atenazan.

Se encuentra por tanto en un lugar de reflexión ideales para una propuesta y estado de poder implementarla. Bajo su inteligente impulso el GOdF, en una situación difícil en la escena internacional desde 1877, ayuda a crear la Asociación Masónica Internacional (AMI) en 1921, la cual presidirá a partir la 1927 a 1930, conservado de este modo una posición prominente. Es, mediante este mecanismo como el Gran Oriente de Francia, intenta recuperar la influencia y buscar las maneras y las vías para lograr la unidad masónica. Los primeros años de la AMI, tienen éxito y se consolida de tal modo que logra expandirse un poco hacia América Latina y los Estados Unidos. Pero la situación pronto se oscurecerá. 

Nota. La presencia de Groussier dentro de las estructuras ejecutivas del GOdF, fue todo un record, creo que fueron 17 años, solo superado por Arthur Mille, con 18 en el seno del Consejo de la Orden, de ahí la importancia de A. Groussier, que además parte sus tareas ejecutivas las desempeñó junto con presencias en el Colegio de Ritos del GOdF. Por otro lado está la presencia internacional facilitó también que el GOdF se embarcara en toda una dinámica de exportación de su modelo masónico lo cual conllevó la exportación a su vez del Rito Francés en su versión «Groussier» que es la que se conoce mundialmente y la cual practican muchas estructuras masónicas en Iberoamérica, y en España. 

El ascenso de los totalitarismos en Europa destruye casi que por completo a la Orden en un número creciente de países. Sobre todo, el contraataque de la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI), que promulga sus ocho Landmarks en 1928 llega hasta el punto de prohibir cualquier relación con la masonería Liberal, trajo la amenaza de reflexionar sobre los orígenes y fundamentos de la Orden y pretendiendo oponerse con argumentos fuertes en lo que afectaba a la regularidad y el concepto de Gran Arquitecto del Universo (GADU). 

Arthur Groussier, muy activo, a través de sus conferencias y artículos (en 1938, elabora un informe sobre las «Oportunidades de investigación y medios de reconciliación entre las varias potencias masónicas del mundo», buscando desplazar el problema en el ámbito de la prohibición de la libertad de pensamiento. 

Nota: No hay que olvidar que esta es una de las épocas en las cuales el Gran Oriente de Francia y la GLUI entablan un desencuentro importante de los varios habidos entre ambas instituciones.

Informes de 1931/32 y 33, relativos a los rituales de los primeros tres grados

Desde esta perspectiva, conviene valorizar los mitos universales y signos comunes a la masonería, donde los ritos son portadores. Las respuestas sobre las Constituciones de Anderson de 1723 - que Arthur Groussier va a realizar van a contribuir a redescubrir – la filiación andersoniana desde la cual revindica la legitimidad de la Obediencia y su rito, que no es otro que el rito original de la masonería especulativa, naturalizado en el Continente [como Rito Francés]. La rehabilitación de los elementos tradicionales deviene en la evidencia de que hay una manera de dar garantías a cerca de esto. 

Nota: Una de las cosas paradójicas es la presencia de las Constituciones de Anderson en el seno del Gran Oriente de Francia. Groussier aparece en este caso como el relanzador de unas Constituciones que prácticamente podíamos decir que habían pasado desapercibidas, y que en parte se recuperaron a partir de 1813 por parte de la GLUI, con el Acta y Unión y fundación de la Gran Logia Unida de Inglaterra, y las posteriores promulgaciones de los Landmarks que en parte se van a apoyar en las Constituciones de Anderson para reforzar determinados dictámenes de tal modo que llegará retocar el Capítulo I Las Obligaciones de un Francmasón para acomodarlo a sus necesidades. 

Aunque Mauerice Paillard, nos dice que la fundación de la masonería en Francia se hace sobre la base de tales Constituciones, yo creo que es no es así, porque estas prácticamente no aparecen en las documentaciones existentes, y menos como un relevante documento constitucional, aunque en buena hubiera ambivalencia en los postulados 

Bajo el impulso de Groussier, el Consejo de la Orden decide en esas circunstancias para llevar a cabo a través del Consejo Supremo - Gran Colegio de Ritos una revisión de los rituales, dentro del cuadro de competencias de poder hacer sugerencias. Por esa razón lanza una amplia consulta a los Capítulos (talleres de trabajo en 18º del REAA) que concienzudamente a partir de las respuestas a una serie de informes, grado por grado, estas se leen en las reuniones del Gran Capítulo. Este trabajo constituirá una excelente base de reflexión y propuestas para puesta en marcha que conduce a la adopción de nuevos rituales en 1938, o sea al primer borrador de lo que se llama, más adelante «rito Groussier».

Nota: aquí nos queda claro que toda la reforma pivotó sobre los Capítulos del REAA, ya que las Ordenes de Sabiduría estaban complemente desparecidas, por tanto, queda la duda de si estos Hermanos miraban al Régulateur como fuente de inspiración, o si por el contrario tenían el REAA como fuente de informaciones, lo que parece más cabal estudiando los usos rituales que se fueron implementado, que recordaban más a los usos del escocismo, que a los provenientes del Rito Francés. 

Así que se apoyó de manera precisa sobre los aportes de los Capítulos, unánimemente críticos con el ritual de 1922 y, parcialmente contra el de 1887, el hermano André Bédarride presenta en septiembre de 1931 un largo informe, bien construido, que comienza con una declaración severa. Los rituales son defectuosos e insuficientemente iniciáticos, sus formas no son lo suficientemente emotivas, las explicaciones sobre las cuatro etapas de la vida son de carácter parasitario y artificial. En definitiva, la única innovación que podría considerar la posibilidad de proponer al Colegio de gran sería un retorno a las tradiciones puras, pero en un lenguaje de nuestro tiempo.

Nota: André Bédarride (1864-1953 grado 33 y miembro del Gran Colegio de Ritos hasta su muerte. Estuvo implicado en el» Affaire de les Fiches». Aunque la historiadora y bibliotecaria del GODF Irene Mainguy «indica que fue toda una maquinación de sus enemigos políticos» Un dignitaire du Grand Orient de France, victime de l’affaire des fiches», Chroniques d’histoire maçonnique, n° 59, 2006.

Por otro lado se puede leer una interesante reseña de Bédarride de Roger Klotz. Bédarride netra en el RER en 1911 ya teniendo el grado de Caballero Kadochs en 1903; será Maestro de San Andrés y CBSS 3n 1932, aunque su posición en el RER va se futo de una polémica entre Joannis Corneloup y Camille Savoire.

Después hizo un avance general relacionado con las modalidades de Apertura de los trabajos (ir a las antiguas formas, mejorar el sentido masónico de los textos, poner más solemnidad, tratar las cuestiones con una cierta solemnidad y ornamentación), sobre todo en lo que concierne a la iniciación, donde deben ser observadas una impresionante serie de propuestas: interrogatorios previos claramente separados de la recepción, Gabinete de Reflexión tradicional e integral, un Testamento menos simplista, especial atención a la Columna de la Armonía y majestuosidad de las ceremonias, la reintroducción de la Copa de la Amargura y, sobre todo, pruebas físicas por los cuatro elementos.

Nota: El tema del Gabinete de Reflexión, era una constante dentro de todo este asunto de las reformas, y al final algo que debería ser algo así, como un «trasunto» en la vida de un masón se convierte en la pieza capital del periplo masónico, en parte sobrevenido por el empuje del REAA y los hermetismos a los que está sujeto. Ven el trabajo sobre La Cámara de Reflexión y sus artificios simbólicos.

Este último punto es un reclamación general de los Capítulos, presentado todo ello como indispensable para la realización de las purificaciones, perfectamente apoyadas por exigencias de ruidos, balancines, etc…, y la necesidad de realizar el primer trabajo sobre la piedra bruta, etc.. Algunas de las propuestas más audaces - que se discuten como la reintroducción del cuadro logias o el pavimento de mosaico - emanan del Capítulo L´Encyclopédique de Toulouse, que bajo la influencia del hermano Laffont, defendió en particular la creación sistemática de una Cadena de Unión en el Cierre de Trabajos y el retorno a la vieja fórmula ritual de los obreros están contentos y satisfechos.

Finalmente, empujando más o menos sobre el mismo terreno, André Bédarride, a título personal argumenta a favor de una reintroducción de la Tetragrama en el Delta Luminoso, y también aboga por un retorno más o menos asumido de la invocación del GADU, base y coronación del simbolismo de nuestro arte si este en bien comprendido, según él, antídoto esotérico a la teología con el fin permitir la restauración de la unidad masónica en toda la superficie del globo. En su monumental presentación, el relator analiza las causas del abuso denuncias hasta volver a antes de 1922 y a 1907 y afirma que una reforma profunda mediante el mantenimiento de la carpintería tradicional y el desarrollo del contenido iniciático de trabajo, a la vez que propone una educación de altura moral en lengua moderna.

Nota: André Bédarride fue enterrado en el Cementerio judío de Marsella, por tanto era miembro de la Comunidad Judía, de ahí la comprensión de su defensa del Tretagrama en el delta Luminoso, lo cual viene acompañado por toda una relación de trabajos publicados en 1924 y 1936 en la Revista Symbolisme, y cuyos trabajos suyos destaca el tema tratado con varias aportaciones el GAD, la letra G , el Noaquismo masónico, el gnosticismo masónico. Etc.

Queriendo centrar el trabajo de meditación interna, indicando finalmente con acentos muy wirthinianos, que no hay un verdadero Arte Real sino cuando cada uno a un lado su piedra bruta, y si los Maestros pueden mostrar el camino, cada aprendiz debe hacer el viaje.

Nota: Oswal Wirth fue un importante ocultista y esoterista amén de un activo escocista del Gran Oriente de Francia

La lectura de este informe (que es seguido por aplausos prolongados), cuyas conclusiones son adoptadas, conducirán a la preparación de un proyecto que debe ser transmitida al Consejo de la Orden, que hará lo que más convenga. Como resultado, también hubo varias objeciones (revisión o de principio, a los «Altos Grados») lo que producirá los retrasos inevitables que también se superponen con los períodos (de 1934 a 1936) en los cuales Arthur Groussier no era Gran Maestro, y por tanto serán cuestiones que tomarán algunos años lograr conseguirlas.

Sin embargo, se siguió trabajando sobre los grados de Compañero y Maestro. En 1932, el mismo hermano Bédarride, recibió los aportes de un tercio de los cien Capítulos existentes en ese momento, y se aborda el grado de Compañero en una Tenida del Gran Capítulo presidido por el Presidente del Gran Colegio de Ritos (GCDR), que presidía Camille Savoire (también dignatario del RER).

Después de haber introducido por primera vez una inteligente explicación histórica que remonta a los oyentes a los orígenes de la institución, avanza con el mismo tipo de consideraciones y de críticas (incluyendo fournées y la falta de solemnidad) y de proposiciones.

La idea de que un trabajo de la prueba debe preceder al Aumento de Salario. Después de haber comparado dicha cuestión en diferentes épocas se criticó la introducción de cartuchos, y se planteó restituir los cinco Viajes simbólicos, y poder ligar esto con el origen operativo y la presencia de las herramientas. Pretendiendo también mejorar la presentación de la letra G y la Estrella Flamígera, y la alusión de una posible introducción de una rama de olivo, grano o espigas de trigo en el ritual. Y se aboga para terminar la eficaz organización del grado de Compañero mediante la institución de tenidas específicas, en un ambiente lúcido y esa parece ser la dificultad, hacer realidad la dimensión tradicional del grado de Compañero de una manera correcta y actualizada. 

Por último, Armand Bédarride, en 1933, presenta ante el Gran Capítulo su informe, concernido esta vez al grado de Maestro. El ritual de 1922 había restaurado la escena del asesinato de Hiram, las versiones anteriores no conservaban la escena nada más que de una forma narrativa, y las logias estaban mayoritariamente dispuestas a mantenerlo. 

Además, el drama hiramita, pivote fundamental de la masonería en todos los países como él nos recuerda (Bédarride), es casi intocable. Sus enseñanzas son el principio de la muerte y la resurrección y de una moral elemental y universal y fácilmente adaptable. Estas son más bien el infantilismo, la banalidad de las explicaciones y la falta de expresividad, cuestiones todas ellas que son puestas en juicio y por tanto se plantean una serie de propuestas de mejora específicas: la entrada por medio de la reculación en el templo, mejorar la decoración, costumbres y música apropiadas, adecuada, la implicación más psíquica del recipiendario, presencia de concreta de la rama de acacia y por último, la necesidad de exigir un trabajo preparatorio y convocar tenidas regulares en Cámara del Medio.

Nota: Parece quedar claro que se debe conseguir el barroquismo que preside toda la ceremonia del REAA, y se quiere huir de la «sequedad» de la cual se acusa al Rito Moderno cuya expresión más genuina dentro del GOdF sería el Régulateur du Maçon.

El ritual de 1938/1946
Arthur Groussier, presente en las reuniones de GCDR y las diversas asambleas capitulares siguió de cerca las reflexiones e implicaciones prácticas que resultarían de toda esta pretendida reforma. La mayoría de los comentarios expresados en estos informes tendrían una posteridad. Al final de la gestación de esta reforma, bajo el impulso de su gran maestría, el Consejo de la Orden da por finalizado el proceso finalmente y adopta el ritual el 3 de abril de 1938 totalmente renovado, el cual se acaba de imprimir el 31 de diciembre de 1938.

Nota: La Reforma de 1938 apenas si tuvo incidencia en el 2º y 3º grado.

Los cambios en la orientación son importantes: las marcas tradicionales de mutuo reconocimiento, verificación de cobertura, la hora y la edad son restablecidas en las Aperturas, así las repeticiones de las fórmulas mediante el trabajo de los malletes de los Oficiales. Previamente se borran comentarios que se habían introducido.

La Tenida se estructura según las secuencias identificado mejor cada una de ellas y bajo las fórmulas de inspiración tradicionales (por ejemplo, que no pueden presentar observaciones sobre el acta nada más que sobre la forma y no sobre el fondo, en el momento de la votación del Acta de los trabajos anteriores), en el Cierre de los Trabajos se anuncia las últimas intervenciones en Interés particular o general de la Orden y la circulación de los troncos durante el Cierre de los trabajos. El ritual de 1938, es presentado en un elegante cuaderno de 150 páginas, el cual aborda todos los aspectos de la vida masónica para el grado de aprendiz y permite también, y permite en particular, el uso de una serie de baterías, y las ceremonias fúnebres del duelo. 

Nota: En el Groussier se quita la larga nota que hay en el Régulateur sobre el formula de redacción del acta y su borrador, y los trabajos de Secretario y el Orador, y a dia de hoy tal supresión ha logrado que nadie sepa muy bien que quiere decir tan simplificada formula, pues si no se toca el fondo, ¿Cuándo se cambia algo en el acta? Para saber algo más sobre el trabajo, les invito a leer el siguiente trabajo: Sobre la Plancha de los Trabajos realizados (el Acta) 

Otro hecho nuevo de gran importancia es que el nuevo ritual ofrecía era un notable texto a la hora de la realización de la Cadena de Unión (el cual anima a formar una Cadena en cada Tenida). Éste parece haber sido escrito por Arthur Groussier que, en cualquier caso, ha sido un texto en cada palabra ha sido pesado y pensada. El estilo clásico y admirable claridad y armonía, imprime inconscientemente una salmodiante métrica, a menudo de base trisilábica (que nuestros corazones - más - con - las manos...). Poético e inspirado, y que todavía está en uso.

En cuanto a las admisiones en la Orden, estas se hacen en base a un dossier y la audición de las encuestas.

El ritual tiende a separar (como prueba preliminar) el interrogatorio (con los ojos vendados) [ Pase bajo venda] después de la primera votación, y la iniciación se realizaría en la tercera tenida. Lo cual no tendrá éxito en ese momento. Por último, trata de reintroducir un máximo de elementos 'tradicionales' sin restricción (algunos realmente son reinterpretaciones o innovaciones traídas de los Antiguos Usos) conservando una parte de los textos de inspiración «positivista» (por ejemplo, los relativos a la «edad de las distintas edades del hombre» el ritual de 1938 por su `parte multiplica las opciones y los sugerentes comentarios históricos.

Nota: Digamos una vez más que Groussier , o las reformas operadas bajo su sello se hicieron no desde el Régulateur, que debiera haber sido la fuente de consulta básica, pues recoge toda la tradición de los Modernos y la codifica, sino que este se queda en la versión ritual de Amiable, partiendo pues de la tesis escocistas donde se insta la utilización del libro de la Ley que será la Constitución y el Reglamento del GOdF o las Constituciones de Anderson que junto con el Compás y la Escuadra serán las Tres Grandes Luces y las tres Luces secundarias situadas al Mediodía y al Occidente y a Oriente serán el Sol, la Luna y el Maestro de Logia. Esto desaparecerá en la versión de 1955.

Se propone en la práctica un Gabinete de Reflexión más consistente y la presentación opcional de los viajes que comportan las purificaciones de las pruebas, con los recordatorios relacionados con la entrega de metales o la preparación vestimentaria del siglo XVIII a la hora de la Iniciación, o la reintroducción de la Copa de la Amargura y las Constituciones de Anderson de 1723. Luego sigue la recepción final, que comienza con una promesa y la entrega de los compromisos que luego se firmará. Estos últimos pasos en la Iniciación con la recepción de la luz, que son seguidos, por la cremación del testamento y la entrega de las decoraciones y la instrucción y la batería de reconocimiento, lo cual culmina con una pieza de Arquitectura del hermano Orador después de la ceremonia. 

Nota: La Copa de Amargura, está presente tanto en los textos del REAA, Ritual de los Antiguos como en el Régulateur du Maçon, aunque la presentación tiene alguna variación

Nos encontramos en presencia de un ritual bien estructurado, que, por supuesto, finalmente impondrá su contenido esencial, pero aún indeciso ya que no quiere o no puede imponerse de forma brusca. Rico en potencialidades, con hermosas fórmulas (es un hombre libre y de buen carácter, que pide ser admitido entre nosotros. Hombre, para convertirse en un perfecto masón...) y aun así hay pesadas digresiones que no nos atrevemos a censurar. Además, muchas logias se habían modernizado en vísperas de la segunda guerra mundial, para que se acostumbre a esta nueva herramienta, que indujo a un regreso a que integra dos siglos de trabajos filosóficos e históricos, buscando una consistencia iniciática en una trama tradicional totalmente modernizada, con talento, expresión y ritmo. Esta nueva versión es rápidamente impresa en 1946, idéntica en el estilo, pero de una manera más sobria.

El ritual de "Groussier" en la versión final de 1955 

El ritual de 1938-46 fue un auténtica y decisiva reorientación, pero digamos que permaneció en varios puntos a la mitad de la micción. Sin embargo, la dinámica de antes de la guerra se afirma después de la liberación. 

Nota: Está claro que Groussier y los suyos tuvieron que ir paso a paso logrando los cambios simbólicos, pues las bases logiales no se dejaron llevar por las «propuestas» por buenas o tradicionales que estas fueran, y por tanto debieron pasar unos cuantos Conventos hasta que Groussier pudo ver parte de reforma concluida, pero evidentemente en algunas partes la reforma se separó del tronco original del Rito Francés. Del cual se tomaron muy pocas cosas: la espada que retorna a, la mesa del VM, el largo desarrollo de la introducción de los visitantes, más ligera en la versión de 19398, que la de 1955.

Las purificaciones por el agua y el fuego y el aire son facultativas y el cáliz de Amargura se presenta en el 3º Viaje en la versión de 1938, y en el primer viaje en la versión de 1955.

En general se recogen, como era previsible viendo la procedencia ritual de los relatores, y de los Capítulos, que la raíz de inspiración proviniera del REAA, en concreto se deja notar la presencia de textos que marcaron la época como la Guía de los Masones Escoceses, y los rituales de la Gran Logia General Escocesa, esta influencia se deja notar cuando uno examina los diversos rituales de las Reformas y encuentra formulas y vocablos que son originarios de documentos anteriormente citados

Las constantes son las mismas con las expectativas puestas en los jóvenes hermanos para intentar una fusión neta con la Gran Logia de Francia (GLdF) que no pudo ser, y el contexto internacional se intentaba presentar al GOdF como una organización respetuosa con los usos tradicionales. El GCDR, a la sombra de Arthur Groussier da la talla con personajes masones de infinita la inteligencia como Johannis Corneloup o Francis Viaud. 

Todo crece, y se van poniendo las primeras bases de la reconstrucción de la Obediencia que se ha comprometido a poner una vez más su empeño sobre un importante proceso revitalización. La nueva versión del rito de la «Groussier» (obra colectiva, pero en la cual no cabe duda está presente A. Groussier, su voluntad y su arbitraje) y que se a su vez desarrollado en 1953 por el gran maestro Paul Chevallier y adoptada en 1954 por el Consejo de la Orden (Pierre Isnard como ponente
Arthur Groussier, ciego y débil, pero intelectualmente lúcido hasta el final, fue considerarse parte esencial de una obra que viviría después de él, en este rito homónimo. 

Las modificaciones realizadas en 1955 se inspiraron tan lógicamente en distintas posiciones, en particular sobre las Constituciones de Anderson sobre todo a partir de las posiciones de antes de la guerra con una relativa espiritualización de los usos, según la inclinación del final de su vida. Sin embargo, todavía incorporan otras consideraciones. 

Por ejemplo, el deseo de hacer mostrar en el artículo 1º de la Constitución de forma prominente, o dar más peso a la Clausura de los Trabajos. En este último caso, pidió que, en honor a un pasaje del texto de 1922, todavía en uso, que, se tuviera en cuenta que las piedras brutas y la desbastada, y la hora de descanso para difundir las verdades adquiridas, para animar a la Orden, por el ejemplo y expandir la luz por todo el universo, la luz ilumina el templo. Téngase en cuenta también la reorganización de los procedimientos de admisión que en 1938 era en tres veces, ahora se va a lograr hacerlo en dos. 

Nota: Marius Lepage, hace una mención acerca de las Reformas Groussier en 1952, y dice «que debería ser una restitución honesta, real y avalada, pues en lo que se refiere el 2º y 3º grado está todo por hacer. Y sería conveniente erigir un ritual serio, si rechazo de los rituales del Siglo XVIII, en todo caso reactualizando y adaptando el lenguaje y con adaptaciones a la mentalidad de los Hermanos que componen el taller, conservando las grandes líneas absolutamente indispensables para asegurar la validez de trabajos rituales»

En esta versión por ejemplo se restituyen los ruidos y obstáculos durante los viajes de la Iniciación, y el tercer viaje es idéntica a la mostrad en la versión de 1938.

En esta versión de 1955, en lo que respecta al 2º Grado aparece el término de «Elevación»; y la Apertura de los Trabajos con los golpes de Malletes del VM, 1º y 2º Vigilantes a la vez que son pronunciadas los vocablos: «Energía, Emulación y Altruismo» cuestión esta que luego desaparecería al poco tiempo y que están recogidos en los rituales de la GLSE y el ritual de Operativo de Salomón.

Se pierde de nuevo la verificación de que el Templo Exterior está cubierto, y para los aumentos de salario se exigirá una plancha específica. Y de nuevo retornar a la logia el Tablero de Logia, y la Promesa se realiza sobre la Escuadra y el Compás.

Esta versión de 1955 se intenta dar relieve a las pruebas de iniciación, en particular con la introducción de nuevos pruebas y consagración en forma de elogio. De este modo la Apertura de los Trabajos presenta un recordatorio de los principios capitales de Gran Oriente de Francia, siempre en uso, que se reclama heredero de las Constituciones de Anderson y su vocación para ser el Centro de la Unión, misión que se impone como Obediencia sin abdicar una parcela de sus valores.

En cuanto a las pruebas, la cuestión era a aclarar y clarificar las cosas, a la vez que se quitaban todas las disposiciones facultativas en pro de lograr más solemnidad y, en el mismo movimiento en que se quería poner más énfasis en los novedosos aspectos tradicionales como las ultimas reflexiones, más concisas, con tiempos de elevación en busca del Ideal de Perfección, la primera Obligación, y los viajes y purificaciones acompañados de efectos de sonido y obstáculos. Todo ello acompañado por los comentarios que buscan conciliar la explicación por edades y por los elementos. Aparece también, opcionalmente, prueba de la sangre, la imposición de la marca indeleble y la ceremonia de la «pequeña luz y perjurio» antes de la Obligación. 

Nota: Lo que se intenta es buscar un equilibrio entre ambos ritos (RF y REAA) a veces mediante la introducción de elementos rituales que se caracterizan como facultativos, y que son concesiones o imposiciones de unos sobre otros. En estos momentos en el Ritual del 6009 de Referencia del RF, pues se introduce un elemento netamente escocista como es la «cuerda al cuello» de recipiendario, pues bien, en dicho ritual de Referencia se introduce un elemento exógeno al RF, pero se hace mediante la facultad de ser un elemento optativo

Estas últimas prácticas no se impusieron, sino que se dieron paradójicamente, en otros ritos. Solo subrayar el énfasis en la presentación de objetos simbolizados: escuadra, compás, espada y libro, este último buscando darle alguna compatibilidad con el Volumen de la Ley Sagrada. (o evocar la Biblia o el Corán u otras obras de Sabiduría).

Buscando también la consagración donde el recipiendario es claramente reconocido y reconstituido por la espada, y la entrega de las decoraciones tras la quema del testamento vital. Después la Instrucción, que permitiría verificar que las palabras, los signos y tocamientos han sido justos y perfectos, y la batería de reconocimiento, la conclusión de la ceremonia con el discurso de bienvenida del Orador, presentado como un tiempo fuerte. 

Los problemas son casi que en los mismos términos con respecto a los que se dan en los otros dos grados, pero de manera más atenuada y en términos diferentes. El Segundo Grado (Compañero), se nota que mal rematado y permanecerá inacabado - o vacilante, en su naturaleza, con sus cartuchos, su falta de texto o ritmo fuerte, incapaz de conferir el carácter estatus del Grado de Compañero.

Nota: Ante esto recogemos la crítica que realizó Marius Lepage, la cual es escuchada en parte, y en la versión ritual de 1955, los rituales de 2º y 3º grado son ӷretocados», incluyendo cuestiones como que el Cuaderno del 1º Grado incorporan tanto los rituales de Banquete como los de Tenida fúnebre.; la lectura de los Principios Capitales del GOdF y la Apertura de los trabajos en los preliminares de la Iniciación 
En cuanto al grado de Maestro, este ha sido más estable en su contenido desde el siglo XVIIIe , y son las logias las que en la actualidad, han seguid dándole más o menos cierto relieve , a menudo por los hábitos transmitidos por los más viejos. 

Desde entonces, a raíz del movimiento iniciado en la continuidad de una tradición que siempre ha vehiculizado la diversidad, de otras ramas con otras yemas: 1955 es también la fecha de creación de la  logia " Du Devoir y la Raison ", que se reivindica como heredera de rito practicado en el siglo XVIII

Nota: La Logia Du Devoir y la Raison , en la que se encuadra René Guilly, será quien empieza a indicar que se debe mirar hacia los rituales del siglo XVIII 

De las 1150 logias actuales del GOdF, solo una escasa docena practica el rito del siglo XVIII, que sería el Rito Moderno que representaría el Régulateur du Maçon. Lo que da cuenta del apego a la tradición propia y al rito primordial de la masonería, que se da en el GOdF a estas cuestiones, más diría que más que escaso.

Es más cuando el Circulo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau tradujo al castellano los rituales del Régulateur, el GOdF no compró un solo ejemplar, y desde el Círculo se le regalaron para la biblioteca de la Obediencia los ejemplares de cada grado, más el cuaderno dedica al Banquete, siendo en aquellos momentos yo mismo miembro del GOdF y del GCGRF.

Posteriormente, otros también han querido «reencontrar» la tradición en los grados antes de la Maestría. 

Nota. El sentido de la pérdida simbólica, hizo que otros Hermanos miembros del propio GOdF buscaran otras raíces y en otros caladeros simbólicos, para poder restituir la antigua tradición simbólica, como eso no fue posible exploraron otras vías en otras estructuras masónicas fuera del GOdF y reconstruyeron con los materiales que fueron encontrando el llamado Rito Francés Restablecido que impulsó René Guilly.

En definitiva, es una extensión del mismo movimiento. Dejando su nombre en un rito, que demostró para ser fecundo ya que el 85% de las logias de la GOdF la practican hoy en día - y que Arthur Groussier nunca quiso usurpar y que ni antes había revindicado

Nota: Al constituirse el Rito Francés como rito administrativo de la Obediencia, el ritual Groussier que por otra parte ha comendado buena parte de la historia del GOdF, fue institucionalizado como tal ritual administrativo, hoy en parte sustituido por la nueva generación ritual que bebiendo de esa naturaleza o se califican como Rituales de Referencia, y ese es el motivo por el cual la mayoría de las logias practican el llamado Rito Francés que viene a ser el Ritual Groussier con todas sus reformas y los retoques habidos desde 1955 a hoy.

Después de su muerte, se ha ido confirmando la firma del su factótum, sobre todo por el giro que tomó durante las dos etapas, 1938 y 1955, que dio como resultado dando por resultado varias causas, una obra colectiva bajo la autoridad de un Maestro de Obra. Y más tarde por el reconocimiento que se le dio a la dedicación imponiéndose, poco a poco, con la denominación de rito Groussier, tan necesaria como justa. 

Nota. A su vez los llamados Rituales de Referencia del RF del GOdF están basados en las distintas reformas Groussier, tanto es así que por ejemplo el Ritual de Referencia del 6009 es muy próximo a la versión de 1955, con la vuelta de la espada flamígera, la utilización facultativa el Tablero de Logia y los tres Candelabros, tomado de la versión de 1938, la Apretura en el 21º Grado es idéntica a la ritual de Amiable, así como la ceremonia de paso que es totalmente reescrita pero centrada en el construcción del Pentagrama, la versión facultativa 1 data de 1933 viniendo a ser una versión minimalista de la versión que se quedó fijada en 1955, y la llamada opción 2 , lo que hace es innovar completamente el escenario al plantear la construcción geométrica de la Estrella flamígera. 

Como una evidencia, un tributo a una inteligencia con una potente naturaleza interior, cuya estatura y voluntad habían jugado un papel decisivo.

NOTA FINAL: Viendo pues lo que ha sido la génesis de las distintas reformas rituales del GOdf, desde la Reforma Murat, pasando las de Amiabley Blatín, luego las de General Gérard y finalmente las llamadas Reformas o Rito  Groussier, 

Llama la atención la fijación que ha habido con el  «Groussier» que ha quedado en la memoria colectiva masónica como la Reforma del cambio social, cuando en realidad  es un «corte y pega» para enmendar la desgracia  ritual  del positivismo, pero sin separarse de su rama raíz, 

Como digo el Groussier  fue una  reforma importante que ha quedado en lla base de la practica de muchas masonerías latinoamericanas, y que viene a representar algo así  como la liberación total de la ritualidad, ya que se trabajaba sobre ritualidades más dogmaticas o o yorkinas  y el Groussier llegó para quedarse a modo de uin ritual liberalizador, cuando en realidad ya hemos visto cual ha sido la génesis, y es curioso pooorque se recahaza en ocasiones el REAA , y resulta  que muchos de sus elementos provienen de ese tronco.

Está claro que no fue  una vuelta a los orígenes tradicionales, sino como ha he dicho un paso para adelante y otro para atrás, no teniendo como referente la ritualidad de los «Modernos» de la cual deviene el Rito Francés, sino que fue fruto de su tiempo y de llas consideraciones masónicas que lo presidieron, y como no de la  moda del momento que era el REAA, y del cual se han tomado textos , escenas y modos  y se han incardinado en el RF como si fueran los orígenes tradicionales. 

Por tanto la sociabilidad que se implementa al Groussier como rito liberador, no es tal, sino que este proceso emancipador no  deviene del ritual, sino de la propia sinergia obediencial del Gran Oriente de Francia (GOdF)  tendente a una acción fuerte  en lo social, claro está con un ritual que deja traslucir esa querencia, y por tanto está sujeto a esas presiones de las que hemos visto el ritual como columna vertebral ha venido sufriendo desde 1850.

Es evidente que Arthur Groussier, tenía claro el cambio al que debería ir reformismo ritual, pero no hay que olvidar que era hijo de una época, de una gran organización, de unas apuestas políticas importantes, que no estaban en algunos momentos en el GOdF sino en la Gran Logia Simbólica Escocesa (1880-1911) sobre la cual ha escrito Françoise Jupeau Requillard, y que deja ver la gran tensión que se daba en esos momentos entre los movimientos politicos y la masonería y su reflejo en la ritualidad.

Dar las gracias a Ludovic Marcos, pues nos ha puesto el tapiz idóneo sobre el cual ir implementando visiones e impresiones para tener un cuadro lo más fiel, y amplio posible  sobre estas importantes génesis rituales. 

Ludovic Marcos / 

          

No hay comentarios: